Borrar
Plaza del Ayuntamiento con la hoguera oficial 'Leyendas alicantinas'. Joaquín P. Reina / Europa Press
Recuento de cinco días de Gloria
Tribuna

Recuento de cinco días de Gloria

Una fiesta de Hogueras de San Juan intensa

Antonio Manresa

Alicante

Viernes, 28 de junio 2024, 20:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una vez finiquitada la fiesta por excelencia de la ciudad de Alicante, las Hogueras de San Juan, lo que debemos de hacer es felicitar a los implicados por el desarrollo de estos días grandes. Los primeros a foguerers y barraquers, sin ellos no sería posible tener estas fiestas. Su dedicación y esfuerzo personal y colectivo hace que nuestras fiestas sean cada vez más grandes. El segundo escalón de felicitaciones es, al Ayuntamiento de Alicante y a todas las áreas implicadas, que son muchas y, sé del esfuerzo y el esmero que ponen en ellas.

Hay que reconocer que las fiestas de Hogueras crece todos los años en sí misma, así como en cuanto a visitantes y eso es fruto de la promoción hecha a través de nuestro consistorio, así como el buen clima que nos acompaña y nuestro carácter, el alicantino, abierto a todo el mundo que quiera venir, sea un día o a instalarse como su residencia permanente. Alicante siempre te acoge.

Una vez agradecido el esfuerzo e implicación de las partes importantes en el desarrollo de la Fiesta y reconociendo el éxito de público hay que hacerse reflexiones para no morir de éxito, porque creo, visto desde fuera en sentido de un recién reenganchado hay análisis que se deben hacer, no para flagelarse sino para crecer al unísono como crecen los visitantes.

Es evidente que hay preguntas que hacerse y análisis que hacer, no para echar en cara nada a nadie sino para en conjunto con todos los sectores implicados, crecer, ir mas allá pero todos a una, sino la Fiesta estará descompensada y quizás, esa descompensación sea quien la impida crecer. Paso a exponer algunas reflexiones que me he hecho durante estos días, algunas pueden parecer polémicas pero creo que se deben afrontar sin miedo.

Mi primera reflexión tiene que ver con la magnitud de la fiesta, creo que sobrepasa la propia estructura de la Federació de Fogueres, no porque no pongan toda la carne en el asador, sino porque creo que necesita de una estructura profesional ante la magnitud de lo que se desarrolla en la ciudad durante cinco días, plantá de monumentos y montaje de barracas.

Creo que el Ayuntamiento debe asumir ese rol, que en parte ya se hace a través de las ordenanzas y la Concejalía de Fiestas, quien debería asumir el rol de Federació y profesionalizar su labor. Es una idea que creo que a muchos foguerers y barraquers les ronda en la cabeza desde hace tiempo. Otra reflexión dentro de este mismo apartado, sería la de un sello de calidad a los servicios externos que se necesitan para el buen desarrollo de la Fiesta, un sello de calidad que quien no se adapte o no cumpla con las exigencias podría perderlo. No es una idea nueva pero no estaría mal recuperarla.

Noticia relacionada

Mi segunda reflexión, y creo que muchos nos hemos dado cuenta, es el rol de los racón foguerers. Es evidente que los foguerers necesitan un espacio donde poder disfrutar de estas fiestas, y que no sea como en el pasado solo los barraquers quienes tenían ese privilegio. Una vez dicho esto, ante el crecimiento de visitantes diurnos y nocturnos, en este caso incidiremos en los nocturnos, los racós perdiendo su idea inicial y convirtiéndose en otra cosa que no sé yo si en realidad forman parte de la fiesta en sentido originario o forman parte del presupuesto de la hoguera. No es lo mismo una hoguera en el centro que en el barrio, quizás por ahí debería de estar el análisis, igualar y para eso hay que compensar.

Mi última reflexión y quizás la más peliaguda, siempre desde mi punto de vista y con ánimo de sumar, no de restar porque creo que las críticas deben estar acompañadas de aportes, no solo de señalamientos. Qué tipo de fiesta queremos y no me refiero a la manera de asumir la llegada masiva de visitantes en pocos días, sino más bien a si las Hogueras de Alicante, ¿son de Alicante o se están valencianizando?

Me explico, cuando ves a una 'influencer' alicantina sacar una pancarta diciendo que las Hogueras no son Fallas, es que seguramente no estamos pareciendo demasiado a las Fallas. Esto lo digo no con ánimo de agravio comparativo, lo digo como uno de los análisis que debe abordar la fiesta, la búsqueda de su personalidad ¿Cómo? Quizás recuperando el estilo satírico de las hogueras, relajando el boato, y ser conscientes de cuál es su lugar en la ciudad, importante, ¡si! Pero Alicante vive 355 días al año también sin las hogueras de San Juan.

He expuesto tres ideas generales que dentro tienen mucho más desarrollo, esa es la labor de todos aquellos que estamos integrados en la Fiesta y del resto de la ciudadanía que disfruta del esfuerzo de unos cuantos 'locos' por mantener la cultura y la tradición de nuestra ciudad, y lo hacen con mucho amor y eso se percibe.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios