Borrar
Cuerpo central de la hoguera oficial 2024, antes de la cremà. SHOOTORI
La foguera oficial de Alicante
Desde la Terreta

La foguera oficial de Alicante

¿Qué es lo que se le pide a esa pieza artística que nos va a representar a todos en las siguientes Fiestas de junio?

Violeta Trives

Alicante

Viernes, 5 de julio 2024, 07:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La plaza del Ayuntamiento de Alicante no es un lugar cualquiera. Es el kilómetro cero de nuestras fiestas oficiales durante los 365 días del año y cobra una especial relevancia en el mes de junio, cuando las hogueras oficiales se alzan frente a la fachada de la Casa Consistorial.

Esta foguera no nació como oficial, sino como una comisión llamada Plaza 18 de julio, integrada en el censo festero de la entonces Comisión Gestora. Aunque era más que evidente debido a su emplazamiento, estaba llamada a ser el buque insignia de les Fogueres de Sant Joan, como así sucedió y nos regalaron de este modo obras maestras de los mejores artistas de las distintas épocas.

En la foguera oficial, Gastón Castelló plasmó su provincialidad. Juan Capella, e incluso, dos generaciones de artistas han tenido el honor de plantar en este rincón de Alicante, como también hicieron Mauricio Gómez y sus hijos, los bien llamados Hermanos Gómez Fonseca.

Noticia relacionada

También han pasado por la plaza Ramón Marco y su monumentalidad, mientras Remigio Soler dejó la impronta de sus artes plásticas en cada pincelada de sus trabajos. El gran Pedro Soriano nos regaló una de las imágenes más icónicas de esta historia con su 'Crisol', junto a Pascual Domínguez y su inseparable Pepa, quienes no podían faltar a esta cita de los elegidos.

Ángel Martín también es protagonista de esta amplia lista antes de regalarnos su arte a través de las carrozas, pues con sus hogueras oficiales nos ofreció un espectáculo de luz y color. Entre otros Paco Juan que revolucionó con su estética moderna este particular emplazamiento.

Podríamos continuar con cuatro grandes alicantinos: Pedro Abad, el siempre admirado Fran Esplá, el revolucionario Paco Vázquez o uno de los artistas más completos que ha dado la ciudad de Alicante, Jesús Grao.

Cada año al acercarse de nuevo el concurso de la foguera oficial de Alicante asaltan por las redes sociales las mismas dudas: ¿Qué es lo que se le pide a esa pieza artística que nos va a representar a todos en las siguientes Fiestas de junio? Para mí, la respuesta es clara. Se le pide oficio, estética y tranquilidad en el cumplimiento de sus plazos. No es una foguera destinada a competir en categoría Especial, sino que debe cumplir también con unos criterios turísticos, entre otras cosas.

Alguien a quien aprecio siempre me dice que la foguera oficial es la más visitada y menos vista de la ciudad. Son muchos los que desfilan o se deleitan a su paso, pero son menos los que le ponen atención a sus bajos y cartelas, craso error porque suelen ser de una factura magnífica.

Empeño le ha puesto durante décadas Pedro Espadero, el último guardián alicantino del tesoro oficial. Ha realizado 17 fogueres, nueve de ellas de forma consecutiva, plasmando su alicantinismo en cada rincón y detalle de su obra, haciendo de ella el centro de su taller y, junto a su familia, de su vida. Supo leer perfectamente las necesidades y de ahí vino su éxito.

Desde aquí mi homenaje particular a esos artistas que lo hicieron posible, a sus talleres y familias. Y es que si te adentras en esa plaza mágica por la noche en silencio, iluminada con los colores blanquiazules que destellan desde la fachada de la Casa Consistorial podrás sentir esa energía que solo desprenden los lugares en los que se han plantado fogueres.

Y con un poquito de atención e imaginación podemos sentir vuestra energía, escuchar el crujir de las maderas, recibir el olor intenso a óleos y a sacos de arena mojados, como guerreros que fuisteis, que sois, que seréis, nuestros artistas alicantinos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios