Borrar
Álex Ubago durante su actuación en Alicante. AM
Álex Ubago calienta Alicante y el disyóquey enciende la ciudad

Álex Ubago calienta Alicante y el disyóquey enciende la ciudad

El festival 'Love the twenties' condensa toda una década en solo una noche, junto a los artistas que marcaron a toda una generación | «Es el concierto que le debo a mi yo de 15 años»

Adrián Mazón

Alicante

Lunes, 28 de agosto 2023, 11:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Toda una década condensada en una noche. Un viaje en el tiempo -y los recuerdos- a través de la música. «He vuelto a mis 20 años», comentó Mar mientras, de fondo, tocaban los cantantes que marcaron a toda una generación. «Es como volver a esas noches de verano de bailar hasta el amanecer».

Así se vivió la primera edición del festival 'Love the twenties' en Alicante, donde miles de alicantinos y de vecinos de más allá de las fronteras acudieron hasta el recinto Área 12 para revivir sus mejores momentos de juventud «donde todo eran risas, amistad y cero preocupaciones», resaltó esta asistente.

Fueron una decena de artistas los que dieron la nota, en todos sus sentidos. Desde acudir a las 20 horas al espacio para pasar 'La noche en vela' en 'La casa de Inés' al ritmo de Guaraná, hasta gritar un 'Me muero por conocerte' con Álex Ubago, quien calentó el escenario y las miles de personas que se congregaron frente al artista para recordar aquellos años en los que su cara inundaba las carpetas de los institutos.

Andy y Lucas, pancartas para Fran Perea y un asistente en los conciertos de 'Love the twenties'. Diego Jurado
Imagen principal - Andy y Lucas, pancartas para Fran Perea y un asistente en los conciertos de 'Love the twenties'.
Imagen secundaria 1 - Andy y Lucas, pancartas para Fran Perea y un asistente en los conciertos de 'Love the twenties'.
Imagen secundaria 2 - Andy y Lucas, pancartas para Fran Perea y un asistente en los conciertos de 'Love the twenties'.

También hubo espacio para el tono más poético, de la mano de Fran Perea, quien antes de poner a saltar a todo el público con su 'Uno más uno son siete', emprendió la marcha con los versos de Calderón de la Barca, con aquel «la vida es sueño y los sueños, sueños son». Como los que vivieron todos los presentes al cantar, una vez más, aquel 'Cuando me vaya' de Melocos.

Fran Perea en 'Love the twenties' en Alicante.
Fran Perea en 'Love the twenties' en Alicante. Diego Jurado

Además de bailar al 'Son de amores' de Andy y Lucas, quienes enseñaron al público una coreografía improvisada para bailar junto a ellos al ritmo de su primer éxito, el cual se vio interrumpido por un pequeño ensayo de la guitarra eléctrica al ritmo de 'Como el agua', acompañado de violín.

Todos ellos, junto a Coti, Lorca, Natalia, Alejandro Parreño y Junior Míguez, se dieron cita en Alicante, presentados por Jordi Cruz y Rebeca, quien adelantó un espectáculo 'Duro de pelar'. Así, entre show y show, el disyóquey supo también ganarse al público, pinchando todos y cada uno de los grandes éxitos que marcaron a varias generaciones. Entre Chenoa, Paulina Rubio, La Oreja de Van Gogh, Kathy Perry, Pereza o Fito, encendió la ciudad al ritmo del descanso.

King África, pancartas del público y Selena Leo. Diego Jurado | AM
Imagen principal - King África, pancartas del público y Selena Leo.
Imagen secundaria 1 - King África, pancartas del público y Selena Leo.
Imagen secundaria 2 - King África, pancartas del público y Selena Leo.

Y eso sí, antes de acabar, llegó el auténtico bombazo. Un King África, más joven y animado que nunca -y eso que una despedida de soltera en la que la novia se vistió de Alan Duffy supo ganarle en años-, salió al escenario para «con el aire de la fiesta y al golpe de los timbales» poner al público en posición y gozar con 'Paquito el Chocolatero', antes de dar pasó al 'Camaleón' y la 'Bomba'.

De este modo, convertido el escenario en el seno de una auténtica barraca de Hogueras, de aquellas de los 2.000, fue el turno de Raúl quien se metió al público en el bolsillo con aquel mítico 'Sueño su boca', mientras su voz jugaba a gorgorear como aprendió hace dos décadas.

Y fue en ese espacio de tiempo, aunque esta ocasión ella sola, arrancó Selena con su 'Deja que mueva' para cerrar una noche inigualable en Alicante, la cual supo gritar aquello de 'Yo quiero bailar' antes de apagar los focos y cerrar una etapa en la que muchos pudieron regalar «el concierto que le debo a mi yo de 15 años», como rezaba una de las pancartas presentes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios