Borrar
Socios de la Asociación de Personas Mayores de plaza América. T.A.
Un rastrillo solidario para devolver el ritmo a los mayores

Un rastrillo solidario para devolver el ritmo a los mayores

Cerca de 40 voluntarios sacan las mesas y las actividades a la plaza América de Alicante para fomentar la economía circular y «volver a sentirnos útiles»

Adrián Mazón

Alicante

Sábado, 3 de junio 2023, 07:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Quique lleva varios años retirado de su profesión, pero este sábado vuelve a colocarse la chaqueta para garantizar la seguridad entre sus nuevos amigos y compañeros. Tras ejercer durante décadas como guarda de seguridad, este vecino de la plaza América retoma sus funciones para vigilar el rastrillo solidario que tendrá lugar este fin de semana en esta zona de Altozano.

Lules ha trabajado toda su vida de cara al público. Durante sus años en activo se dedicó a regentar un despacho de pan con el que endulzaba la vida a sus vecinos y visitantes. Años más tarde, tras su jubilación, se vuelve a poner manos a la obra para regalar una sonrisa a todas aquellas personas que se acerquen a este mercadillo solidario.

Se trata de una iniciativa organizada e impulsada por el programa de voluntariado de la Asociación de Personas Mayores de plaza América con el fin de recaudar fondos para ampliar su plan de actividades, además de fomentar entre los alicantinos la economía circular y la esencia de la reutilización, y promover la socialización entre las personas mayores.

Una de las mesas del rastrillo solidario de la plaza América.
Una de las mesas del rastrillo solidario de la plaza América. T.A.

Para educar y profundizar en la materia, también se desarrollarán varias jornadas enmarcadas en este rastrillo solidario. Los asistentes podrán participar en una cata de aguas, organizada por Aguas de Alicante -colaborador de la asociación- el sábado a las 11 horas, a la que seguirá un taller de sensibilización textil al mediodía con el que mostrar los usos de cualquier retal para reconvertirlo en prenda. Asimismo, está previsto que el domingo al mediodía se celebre un taller de mascotas con material reciclado para niños.

Han sido varios meses de trabajo previo a la jornada de este sábado y domingo, días en los que cerca de 40 usuarios del programa saldrán a la calle para colocarse tras las mesas. Durante este tiempo, los voluntarios han participado en la recogida de artículos, así como en su restauración, además de hacerlo en la organización general del rastrillo.

Una asociada acompaña a una persona mayor de plaza América.
Una asociada acompaña a una persona mayor de plaza América. T.A.

«Lo pasamos bomba», explica Antonio Pérez, uno de los socios fundadores de esta asociación alicantina. La puesta en marcha de la entidad les permite luchar contra «la soledad no deseada» a la que se enfrentan las personas de avanzada edad. Es en el seno de la organización, que cuenta con 120 asociados, donde desarrollan actividades e idean iniciativas con las que «generar socialización, trabajo en equipo y encuentros».

De recitales de poesía a clases de chi kung

Con el fin de coordinar las labores de la Asociación de Personas Mayores de plaza América, se ha puesto en marcha un programa de voluntariado con el que ofrecer, también, acciones de apoyo y acompañamiento a este sector poblacional. «Hemos decidido, en esta etapa de la vida, aprovechar nuestro tiempo y hacer cosas positivas por la sociedad», apunta Pérez.

Este miembro de la entidad fue enfermero en el centro de salud de Campoamor. Debido a los años que sirvió en la zona, «la conozco mejor que la mía» por lo que decidió implicarse socialmente con ella. Al ser la plaza América «un sitio de paso» para muchos de ellos debido a sus recorridos en diagonal, decidieron aprovechar el fin del confinamiento para sacarle partido.

Socios de la entidad practican Chi Kung en la plaza América.
Socios de la entidad practican Chi Kung en la plaza América. T.A.

Durante la pandemia decidieron quedar en la plaza -al tratarse de «un sitio seguro al aire libre»- para retomar poco a poco su rutina. En uno de esos encuentros fue cómo fundaron la asociación que ya cumple cinco años. «Empezamos a inventar» y surgieron grupos de paseo. «Tras dos meses encerrados era una necesidad vital».

Al ver cómo se iba sumando gente, «empezamos a coger vuelo» y es ahora cuando cuentan con numerosas actividades. Los lunes, a primera hora de la mañana, quedan en la plaza América para ejercitarse a través de clases de Chi Kung, a las que se añaden excursiones a museos y otras partes de la ciudad, como la Santa Faz, o recitales de poesía y petanca. A este voluntariado también se suman otras acciones como, incluso, acompañarse al médico.

Excursión de la Asociación de Personas Mayores de plaza América.
Excursión de la Asociación de Personas Mayores de plaza América. T.A.

Todas estas les permiten acabar con los problemas de aislamiento social y también con «los bajones anímicos». Y es que cuando alguien «encalla, porque todos lo hacemos en esta vida», los socios de la asociación «le damos un empujoncito para que vuelva a navegar». De esta forma, ayudan a las personas mayores de la zona a «integrarse en todas las actividades que hacemos».

Es tal el éxito de la iniciativa que «hay personas que están recetando que contacten con nosotros» para unirse a esta iniciativa con la que «combatir la soledad». Porque, al fin y al cabo, buscan continuar siendo protagonistas de sus vidas de forma activa con un único beneficio: seguir siendo felices y estar en buena compañía en esta etapa en la que quieren «volver a sentirnos útiles» para la sociedad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios