Borrar
Varios miembros de la plataforma juvenil. durante el reparto de libros. literates.
Cultura en Alicante | Los libros invaden la zona norte de Alicante en la víspera del día de Reyes

Los libros invaden Alicante en la víspera del día de Reyes

Un centenar de ejemplares ha tomado en rebelión la zona norte de la ciudad para garantizar que en estas Navidades «no haya un solo ciudadano sin su libro»

Adrián Mazón

Alicante

Jueves, 5 de enero 2023, 07:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Alicante ha caído a la conquista de la cultura. Las palabras se han apoderado de la zona norte de la ciudad. Así lo han descubierto desde primera hora de este jueves los vecinos de este distrito, cuyas plazas y calles han amanecido con un centenar de historias repartidas sobre bancos, columpios y aceras.

Los primeros rayos de sol han dejado entrever un sinfín de rectángulos envueltos que han llamado la atención de los transeúntes. Al acercarse han descubierto -en esta víspera del día de Reyes- que estos extraños paquetes no han sido olvidados, todo lo contrario. Fueron depositados en las inmediaciones de estos barrios como un ataque a favor de la educación, la cultura y la diversión.

La rebelión de los libros tuvo lugar durante la noche del miércoles 4 de enero, cuando cuatro jóvenes desembarcaron en el barrio de Juan XXIII y en el parque Lo Morant con varias cajas repletas de tomos envueltos y marcados con una única letra. «L.». Este distintivo es el símbolo de la lucha de este colectivo cuyo nombre ya deja entrever cuál es su propósito.

Literates. «Si lo traducimos del inglés, sería algo así como alfabetizados», explican desde la plataforma juvenil, impulsora de la iniciativa. Sin embargo, este no es su significado al uso, ya que «simplemente buscamos un nombre que pudiera leerse en la mayor parte de lenguas de la ciudad, como el castellano, el valenciano o el inglés».

Libros depositados en el barrio Juan XXIII.
Libros depositados en el barrio Juan XXIII. Literates.

Allí entre la asociación de vecinos de Juan XXIII y el punto de lectura de este barrio se dividieron, cada uno de ellos en una esquina con una bolsa a sus espaldas. Como si de una especie de Santa Claus se tratara, fueron en búsqueda de la mejor ubicación para depositar estos presentes que, a lo largo del día, esperan encontrar un nuevo dueño con el que revivir una y otra historia.

Y es que muchos de los mejores momentos que una persona puede experimentar vienen marcados por la ficción, a pesar de que la realidad es insuperable. Sin embargo, para aprender a vivir resulta necesario conocer y sentir las múltiples experiencias que los protagonistas de todas estas novelas y los autores de los libros de ensayo ofrecen.

Algunos ejemplares fueron depositados en el centro de lectura de este barrio.
Algunos ejemplares fueron depositados en el centro de lectura de este barrio. literates.

Por ello, tras exprimirlas en varias lecturas han sido varias las personas que han apostado por compartir sus mejores momentos en las letras, pues este número de libros no se reparte solo. Según aseguran desde la plataforma Literates. que «llevamos desde agosto pensando en la idea y recogiendo libros de muchas personas como Marina, Thais, Sonia, Silvia, Laura, Carlos, Adrián y Miquel que han querido donarlos» para crear un nuevo vínculo cultural entre la ciudadanía alicantina.

Negros, blancos, marrones y hasta de lunares

Rodeados de papel y sellados, como si de Rocinante -el caballo de Don Quijote de la Mancha- se tratara, el escuadrón de páginas y portadas puso rumbo a su destino: «no dejar a ningún ciudadano sin un libro en Navidades». Con este mensaje, la solidaridad anónima es capaz de colocar una sonrisa a todos aquellos alicantinos que topen con estos regalos, ya que «en tiempos difíciles, entre todos tenemos que ayudarnos».

La sorpresa no está solo en el interior, ya que ningún mortal podrá desvelar la identidad del autor o del título de las obras que ya descansan en una nueva ubicación temporal hasta que entren a formar parte de una estantería. El misterio también está en su envoltorio, pues son tres tipos de papeles los que cubren las portadas de cada uno de ellos.

Detalle de los libros envueltos en papeles de colores.
Detalle de los libros envueltos en papeles de colores. literates.

Negros, blancos, marrones y hasta de lunares con un mensaje de «olé». Porque sí, porque «el folclore lo llevamos dentro» y estas fechas «son de alegría». Desde la plataforma Literates. aseguran que sin risas y emociones «la literatura no sirve de nada». Por eso mismo han buscado plasmar diferentes motivos en los tonos sobrios que sirven de primeras impresiones para «dar una oportunidad a redescubrir la lectura».

Fomentar los hábitos lectores

Leer está de moda. Sobre todo en las redes sociales, como esta asociación juvenil ha podido comprobar. Sin embargo, el acceso a la cultura es complicado para muchas personas, ya que «no todo el mundo tiene acceso a internet o puede entrar a una librería a comprar un libro». Pues en determinadas zonas y familias los recursos económicos escasean y el ingreso va directo «a la supervivencia».

Es aquí donde cobra sentido esta rebelión de los libros, «un ataque inofensivo» para combatir la «desculturización», como han acuñado. En muchos puntos de la ciudad, los alicantinos «sufren cierres de bibliotecas» y otros puntos sociales, por ello resulta imprescindible poner en marcha iniciativas con las que fomentar los hábitos lectores.

Algunos de los ejemplares depositados en el parque Lo Morant.
Algunos de los ejemplares depositados en el parque Lo Morant. literates.

Y es que, aunque desde las administraciones pongan en marcha bonos y ayudas a la cultura, «son muchas las personas que no saben o pueden acceder a ellos» debido a la «falta de conocimientos o de recursos digitales». Por ello, desde Literates. «acercamos la cultura a los alicantinos». Mas si cabe en una fechas «especiales y de vacaciones», en las que esperan que se retome el hábito lector de cara a la segunda mitad del curso.

Como ya llevan repitiendo desde sus inicios, «Alicante cuenta con grandes talentos» y quizá sea este tipo de acciones y aventuras «callejeras» las que inspiren a otras personas para sacar su lado más creativo y escriban algún día historias con su ciudad como escenario principal. Relatos que, quien sabe, quizá conquisten las editoriales, porque ya saben que las grandes tramas las componen las personas más corrientes.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios