Borrar
Productos requisados por la Policía Local de Benidorm a los lateros. PLB
La Policía de Benidorm recita a Shakespeare para ahuyentar a los lateros de las playas

La Policía de Benidorm recita a Shakespeare para ahuyentar a los lateros de las playas

Los efectivos reescriben el monólogo de 'Hamlet' para alertar de las sanciones y riesgos para salud

Adrián Mazón

Alicante

Lunes, 10 de junio 2024, 13:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Que la ciudad y el clima de Benidorm vuelven locos a los británicos lo saben hasta en Buckingham Palace. Por ello, la Policía Local de Benidorm ha aprovechado los versos de su autor más conocido, William Shakespeare, para alertar sobre una de las problemáticas que sale a las playas cada verano.

«Sed o no sed, esa no es la cuestión», ha publicado el community manager del organismo municipal. «Si ya lo decía Shakespeare», ha detallado en el mensaje para homenajear el famoso monólogo de 'Hamlet' en la advertencia.

En su caso, no ha sido para cuestionar la existencia humana como sí hizo el personaje ante una deuda de sangre que tenía voluntad de continuar para sí mismo. La Policía de Benidorm lo ha hecho para alertar de los lateros y cuberos cuya presencia se deja notar por las playas del municipio.

Y es que cada verano son varias las personas que salen con sus neveras a Poniente y Levante, entre otras playas, anunciando a gritos los productos refrescantes que llevan en ellas. Desde primera hora pasean por la arena para calmar la sed de los bañistas.

Sin embargo, desde la Policía de Benidorm advierten -con esta reescritura de 'Hamlet'- que «si tienes sed, compra tus bebidas en los lugares habilitados». Lo hacen por la sanción que conlleva esta práctica y, también, por salud.

«Por higiene y por tu seguridad», inciden, pues estas bebidas vendidas por los lateros y cuberos -algunos de ellos llegan incluso a preparar mojitos en el acto- no reúnen los controles de seguridad al ser particulares quienes realizan la venta ambulante sin ningún tipo de regulación.

Los policías de Benidorm insisten en que «la venta ambulante de bebidas y alimentos en la arena de la playa está prohibida y puede ser peligrosa para ti». Además, según la ordenanza reguladora, las sanciones pueden llegar hasta los 3.000 euros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios