Borrar
La plantilla del Hércules celebra el ascenso en el Consistorio ante una plaza abarratoda de herculanos. Shootori

Fiesta en el Ayuntamiento con 6.000 herculanos y gritos de «Samu quédate»

La plantilla celebra con la afición en el balcón del Consistorio antes de cenar en el restaurante Pópuli

Lucas V. Belmar

Alicante

Lunes, 6 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cerca de 6.000 herculanos han festejado esta tarde el ascenso del Hércules a Primera RFEF en el Ayuntamiento de Alicante en un acto multitudinario previo a la cena de final de temporada que celebrarán los jugadores, cuerpo técnico y directiva en el restaurante Pópuli. Prácticamente todos los futbolistas se han dirigido a los seguidores desde el balcón, así como el técnico Rubén Torrecilla, quien ha agradecido el apoyo recibido durante toda la temporada.

Los aficionados han pedido, a voz en grito, a Samu Vázquez y a Carlos Abad que se queden en la plantilla para el próximo curso. A Josema le han pedido que saque el martillo y Mendes ha desatado la euforia a los miles de congregados en la Plaza del Ayuntamiento, que hacía 14 años que no celebraba un ascenso del Hércules.

El acto protocolario ha comenzado a las 19:15 horas en el salón azul del consistorio y lo ha abierto el concejal de Deportes Toni Gallego con las siguientes palabras: «Es un día histórico, los que estamos relacionados con el deporte sabemos lo difícil que es hacer lo que habéis hecho». A continuación, Nico Espinosa, uno de los capitanes, ha agradecido la recepción en el Ayuntamiento, al tiempo que reconocía que estaba deseoso «de salir al balcón».

En su intervención, Carlos Parodi, presidente blanquiazul, ha puesto en valor la movilización de la afición: «Hubiéramos llenado dos estadios si hubiera sido necesario. El ambiente me impresionó y ya era hora de que las nuevas generaciones vivieran algo así. Se ha vivido una auténtica marea de herculanismo», ha afirmado Parodi, quien ha tenido un guiño hacia Enrique Ortiz: «Enrique ha asistido a más entrenamientos que algunos jugadores».

Por último, el alcalde Luis Barcala destacó el valor de lo logrado «tras tantos años de sufrimiento». «Catorce años de sufrimiento han sido demasiados. Estuve en Ponferrada y se me quedaron grabadas las lágrimas como puños de los aficionados tras quedarnos a las puertas del ascenso. Mucha de la gente que hay ahí fuera (en la plaza) no vivieron el último ascenso y ahora es el momento de que lo celebréis con ellos. Sólo pido que no saltéis en los balcones», recomendó el primer edil antes de que los jugadores empezaran a desfilar por el balcón. Los jugadores, técnicos y directivos cerraron la jornada con una cena en el restaurante Pópuli que cierra oficialmente la temporada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios