Borrar
Miles de aficionados han abarrotado la plaza de Luceros este domingo.

Ver 52 fotos

Miles de aficionados han abarrotado la plaza de Luceros este domingo. Shootori/Miriam Gil Albert

Una marea blanquiazul inunda Alicante

La victoria frente al Lleida para certificar el ascenso y la multitudinaria fiesta posterior en Luceros devuelven la ilusión a la afición herculana tras 14 años de sinsabores

Pau Sellés

Alicante

Domingo, 5 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los aficionados herculanos han vivido este domingo una jornada para el recuerdo, tras ver a su equipo conseguir un ascenso después de 14 años de espera. Toda esa alegría reprimida ha cristalizado tras el pitido final en el partido contra el Lleida, pero especialmente en la plaza de Luceros, donde una marea blanquiazul ha teñido las calles de Alicante.

Lleno absoluto en la céntrica plaza alicantina, que desde las 15 horas ha empezado a recibir en cuenta gotas a los expectantes aficionados. Sin embargo, no ha sido hasta las 17 horas que la alegría se ha convertido en éxtasis, cuando los jugadores herculanos, tras un recorrido en autobús que ha partido desde el Rico Pérez, se han fundido con su afición.

Multitud de banderas y bengalas esperaban a los jugadores, responsables de poner fin a cerca de tres lustros de sinsabores. El fin de una mala racha que podría dar paso a una época de bonanza, o así al menos lo anunciaba eufórico alguno de los jugadores, que micrófono en mano vaticinaba el ascenso a Segunda División a partir de la próxima temporada.

Jugadores y cuerpo técnico han tenido la oportunidad de, subidos a una tarima, dirigirse a los más de 20.000 aficionados que han acudido. Desde allí les han lanzado arengas como el sempiterno 'Macho Hércules'. Dos de los máximos artífices del ascenso, el entrenador Rubén Torrecilla, y el director deportivo Paco Peña, no han faltado a la cita con las alocuciones, agradeciendo el incondicional apoyo mostrado por la afición a lo largo de la temporada.

La celebración ha dejado momentos para el recuerdo, como cuando algunos jugadores se han jugado el físico tras encaramarse a la fuente de Luceros para atar un par de bufandas blanquiazules en un visible lugar de la misma.

Allí, en la mítica fuente, los jugadores ya han arengado a los aficionados de cara a la siguiente temporada: «no vamos a parar con este ascenso, el próximo año, a Segunda», han vitoreado varios miembros de la plantilla al grito de «Alé, Hércules, Alé».

Tras hora y media larga de celebración en la plaza, jugadores y cuerpo técnico se han vuelto a subir al autobús para seguir la fiesta en una sala de ocio nocturno en la zona de San Juan. Algunos aficionados han intentado seguir la fiesta en Luceros tras la marcha de los jugadores, lo cual ha obligado a la Policía Nacional a intervenir para desalojar la zona.

Recepción oficial

El equipo del Hércules será recibido este lunes a las 19 horas por el Ayuntamiento de Alicante. El alcalde de la localidad, Luis Barcala, ha acompañado a varios miembros de la corporación municipal al encuentro y ha asegurado que «Alicante y el herculanismo necesitaban una gran alegría deportiva como esta» y ha destacado la afición, que «está muy viva y deseosa de que el Hércules vuelva a la categoría que merece, por historia, tradición, ciudad e hinchada».

La plantilla llegará al consistorio en un autobús descapotable y el acto se desarrollará en el Salón Azul. Cuando acabe, los jugadores irán a los balcones para saludar a los aficionados que esperen en la plaza del Ayuntamiento. Además, como homenaje a los héroes del ascenso, los principales monumentos de la ciudad se iluminarán de azul.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios