Borrar
Un agente de la Policía Nacional durante el registro. P.N
Carne en el mercado negro y un desfalco de más de 120.000 euros: el fraude de un proveedor en Elche

Carne en el mercado negro y un desfalco de más de 120.000 euros: el fraude de un proveedor en Elche

La Policía Nacional ha detenido al presunto estafador que abusaba de la confianza de sus clientes para supuestamente facturarles más producto del que les dispensaba | La cantidad sobrante la distribuía de manera ilegal por diversas mercantiles

Jueves, 11 de julio 2024, 10:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un proveedor de carne llevaba presuntamente tres años abusando de la confianza de reputados restaurantes ilicitanos hasta que uno de ellos se percató y alertó a la Policía Nacional. El Cuerpo inició una investigación para aclarar los hechos y descubrió un desfalco de más de 120.000 euros y la distribución de parte de su producto en el mercado negro. El supuesto estafador, un español de 40 años de edad, ha sido detenido y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Elche.

La voz de alarma de uno de los restaurantes sirvió como hilo a la Policía para destapar el timo. En uno de los numerosos pedidos realizados por su proveedor de confianza, una distribuidora de productos cárnicos de la ciudad, quedó patente un notorio descuadre entre la cantidad de carne de pollo recibida con respecto a la que figuraba en el albarán de entrega.

Agentes adscritos al grupo de Policía Judicial comenzaron las primeras pesquisas. El abanico de posibilidades que se derivaba de esta situación era extenso. En una primera instancia, se recabaron hechos de similar naturaleza que podrían haber sucedido en otras empresas de restauración de la localidad donde el repartidor también servía sus productos.

De este modo, se constató que, efectivamente, el desfalco era excelso y que la ilícita actividad del investigado se remontaba al año 2021, computándose un perjuicio económico total que ascendía a más de 120.000 euros, según se cifra en prueba documental aportada por cuatro de los más afamados locales de restauración del municipio.

Los propios afectados narraron a los investigadores que, la confianza depositada en el repartidor derivó en una «laxitud» por su parte en el control del género entregado. Por parte de los investigadores se desarrolló una minuciosa investigación, que culminó con la práctica de una entrada y registro en la que se intervino valiosa documentación y con la detención del principal presunto responsable de estos hechos delictivos.

'Modus operandi'

Durante las pesquisas se pudo conocer el modo en el que actuaba presuntamente el apresado: se aprovechaba de esa confianza depositada en los clientes, les aumentaba deliberadamente la cuantía económica de los albaranes y las facturas respecto a los kilogramos de pollo y/o conejo realmente entregados.

Sin embargo, a ojos de los dueños de la distribuidora, esa estafa pasaba inadvertida, puesto que el producto entregado a ese repartidor era el que finalmente ellos facturaban. Para consumar el timo, el repartidor tenía que deshacerse del exceso de producto cárnico que había facturado pero no entregado a los restaurantes.

Este exceso de pollo y/o conejo era entregado en el mercado negro a diversas empresas, las cuales los adquirían omitiendo la trazabilidad de los productos y con ello, la falta de garantías. La operación continúa abierta, puesto que no se descartan nuevas detenciones y se investiga si pudiera haber más afectados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios