Borrar
Racó de la hoguera San Antón Alto en los últimos años. HSA
Sin luces en San Antón Alto ni lugar para plantar su hoguera

Sin luces en San Antón Alto ni lugar para plantar su hoguera

El distrito no ha recibido a 20 días de las Fiestas el informe favorable para montar sus monumentos y racó | «Llevo diez años como presidente y este es el que peor lo estoy pasando»

Adrián Mazón

Alicante

Jueves, 1 de junio 2023, 20:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La hoguera San Antón Alto celebra su 90 aniversario este 2023. Lo que aspiraba ser un año «espectacular» se ha torcido debido al «silencio administrativo», lamenta su presidente, Pablo Fayos. Y es que la comisión desconoce, a 20 días de celebrar las Fiestas del fuego, el lugar en el que podrá plantar su racó y sus monumentos.

Tras casi un siglo de plantà en la calle Sevilla, a la altura de la plaza del Hospital Viejo, las obras que imperan en la zona han obligado a la comisión a buscar un nuevo emplazamiento en el que celebrar las Fiestas. Tras pensar en una nueva ubicación, redactar un nuevo proyecto «con el gasto que ello conlleva» y entregar la documentación, «todavía no nos ha llegado ningún informe favorable» por parte de la Concejalía de Fiestas.

Los foguerers «sabíamos desde 2018 que no podríamos plantar» en este punto una vez dieran comienzo las actuaciones. Por ello, solicitaron reuniones con las diferentes áreas del Ayuntamiento de Alicante para buscar una solución «en tiempo y forma». Esta fue -a propuesta de la propia hoguera- trasladar el racó a la plaza de la Pipa y movilizar los monumentos adulto e infantil al cruce entre las calles Sevilla y Espoz y Mina.

Foguerers de San Antón Alto junto a su monumento en su anterior ubicación.
Foguerers de San Antón Alto junto a su monumento en su anterior ubicación. HSA

Llevan semanas esperando el visto bueno municipal, tras entregar la documentación. Fue en la penúltima asamblea de la Federació de les Fogueres de Sant Joan, celebrada el 2 de mayo, cuando Fayos manifestó ante la -en aquel momento- recién nombrada concejala de Fiestas, la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez, la situación en la que se encuentra el distrito.

«Al día siguiente me llamó y mantuvimos una reunión», relata Fayos, en la que participaron una decena de técnicos municipales de las diferentes áreas, así como miembros del SPEIS y también de la dirección facultativa de las obras de la Casa de la Misericordia de las Cigarreras. Una solución que se llegó a plantear fue introducir en el complejo el racó y los monumentos, una idea que al final no llegó a materializarse.

Visto que no disponían de ninguna alternativa, el presidente de San Antón Alto y un ingeniero se desplazaron hasta la plaza de la Pipa con metro en mano y se pusieron a medir las dimensiones para situar en sus inmediaciones el racó. «Aquí medio encajamos con menos mesas de las que poníamos en la calle, pero bueno», por lo que decidieron solicitar el espacio con el envío del pertinente proyecto.

No tienen luz ni agua

El «silencio administrativo» ha provocado que el distrito no haya colocado todavía las luces. «En principio han dicho que todo es favorable, pero no han llegado los informes», revela Fayos tras realizar numerosas llamadas al área municipal. Por ello, «al no tener el sí oficial», la empresa de iluminación no ha podido solicitar los permisos para colocar las guirnaldas que ornamenten las calles del barrio, ni tampoco las que alumbran el espacio del racó y de los monumentos.

Esta urgencia la trasladó también Fayos en la última asamblea de la Federació de les Fogueres de Sant Joan, a lo que su presidenta, Toñi Martín-Zarco, le hizo saber -con el fin de calmar los ánimos- que la recepción del informe favorable del Ayuntamiento se podría demorar hasta el 18 de junio.

Dicha tardanza preocupa en la hoguera, ya que «no sé si tendré las luces a tiempo», un problema al que se añade la petición de cesión del boletín de la conexión eléctrica ni la cometida de agua. «Considero que desde que se hizo la reunión es tiempo suficiente para dar el visto bueno a los informes».

Tanto el presidente de San Antón Alto como sus 65 socios «buscamos solo una solución para quedarnos tranquilos y poder seguir trabajando» y celebrar por todo lo alto el 90 aniversario de su hoguera. «Este iba a ser un año espectacular y un aniversario de lujo» y, al final, se está convirtiendo en «el año que peor lo estoy pasando como presidente», y eso que Pablo Fayos lleva una década en el cargo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios