Borrar
Mascletà de Mediterráneo en Luceros este 23 de junio. MIRIAM GIL ALBERT

Una locura de terremoto y un bombardeo final de categoría en la mascletà de Mediterráneo

La plaza de los Luceros ha retumbado con 124 kilos de pólvora repartidos en 6,11 minutos. Más de 1,2 kilómetros de cuerda y más de 4.000 truenos han puesto el broche de oro al sexto disparo de las Hogueras

Domingo, 23 de junio 2024, 14:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Penúltimo disparo en la plaza. En esta ocasión, «para quitarnos la espinita». La pirotecnia de Fuegos Artificiales del Mediterráneo de Vilamarxant ha llegado a Luceros para suplir la expulsión del concurso del pasado ejercicio festero, en el que quedaron descalificados por no llegar al tiempo mínimo. En esta ocasión, regresan para sorprender.

Tras el aviso al que se ha sumado el presidente de la Federació, una traca valenciana, larga y con distintas velocidades ha abierto la mascletà. A su fin, una primera fase aérea repleta de roncadoras y destellos. Silbatos en el inicio también para dar paso a los truenos que han golpeado el firmamento. Con carcasas multiefectos, ha continuado el sexto lanzamiento de las Hogueras de Alicante.

Las sirenas también han llegado conforme avanzaban los aéreos por la plaza. La cantidad de artefactos ha ido aumentado según pasaban los segundos, con sorpresas. Entre ellas, un primer conjunto de truenos y roncadoras que -como un bombardeo en varias fases y tandas- ha dado paso junto a silbatos del cuerpo de la mascletà. Este atronador golpe ha calentado al público, que ha gritado a su fin.

Han sido cinco fases terrestres las que han compuesto la mascletà de Mediterráneo en las Hogueras de Alicante. La primera ha entrado con fuerza tras el final aéreo. La intensidad ha ganado con el acompañamiento aéreo, carcasas en conjunto y truenos individuales que han puesto más ritmo.

La potencia ha ido también 'in crescendo' gracias a las retenciones de las tracas con los truenos terrestres. Estos han ido cayendo en melodía, marcando un ritmo atronador que ha hecho vibrar los alrededores de la plaza. En cascada han detonado las mechas junto a los aéreos que han dado al público lo que quería: más y más.

Varios momentos de la mascletà de este 23 de junio. MIRIAM GIL ALBERT
Imagen principal - Varios momentos de la mascletà de este 23 de junio.
Imagen secundaria 1 - Varios momentos de la mascletà de este 23 de junio.
Imagen secundaria 2 - Varios momentos de la mascletà de este 23 de junio.

Conforme se acercaba el culmen, la cantidad de disparo ha ido sumando y ampliando las líneas de fuego. Una gran oda de sonido ha envuelto a los corceles de Luceros. Estos han desaparecido por la humareda, provocada por un amplio conjunto de aéreos que han anunciado la llegada del terremoto final junto a la última fase del cuerpo de la mascletà.

De este modo, la mecha ha prendido y ha arrasado por más de 1.260 metros de un terremoto dividido en ocho fases que parecía no acabar nunca, de esos que gustan en Alicante y encandilan al público. Sus dos alturas han concluido con un bombardeo aéreo compuesto por más de 4.200 truenos cuyo efecto no ha cesado antes de rematar con un último golpe de tierra.

A su fin, los pirotécnicos han salido de la zona de fuego tras lograr -en sus 6,11 minutos de duración- un pico de 126,8 decibelios en la plaza junto a una reverberación que ha envuelto la plaza de los Luceros. El público ha estallado nada más verlos, pegándose a las vallas para decirles eso de «esto sí, es una mascletà».

A pie de Luceros

La plaza ha vibrado al ritmo de la pólvora en una mascletà que muchos han considerado de 10. Maria, del Rincón de Paco, lloraba de la emoción al acabar una mascletà que, a su parecer ha contado con un «impresionante terremoto aéreo y terrestre larguísimo». «No ha hecho falta votar, la pólvora nos ha levantado del suelo», ha comentado otra de sus compañeras.

Las peñas de las mascletàs dan un 10 a Mediterráneo. MIRIAM GIL ALBERT

La peña del Pai Pai se ha han sumado a su opinión. «Ha sido bestial, preciosa, la mejor mascletà que se ha visto aquí nunca», comentaban, «el terremoto se ha sentido hasta en la playa del cocó», afirmaba una de sus compañeras.

La bellea del foc junto a la fallera mayor y la reina de la Magdalena. MIRIAM GIL ALBERT

El disparo ha contado además con una nutrida representación de las fiestas de la Comunitat, las reinas de la Huerta de Murcia, las falleras mayores de Valencia, la reina de las fiestas de Castellón o las falleras mayores de Burriana se han acercado a Alicante y se han reunido en esta mascletà.

Belleas del año 1999 en la mascletà de Luceros. AM

Entre los asistentes ha estado una comitiva de las belleas del año 1999. Ataviadas con una camiseta representativa, han acudido al recinto de autoridades para ver la mascletà. A su llegada, bailes, aplausos y mucha emoción por el reencuentro.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios