Borrar
Estudiantes realizando la PAU en la UA. Miriam Gil Albert
Nervios, ilusión y alivio en el inicio de la PAU en Alicante

Nervios, ilusión y alivio en el inicio de la PAU en Alicante

Miles de alumnos han empezado este martes las Pruebas de Acceso a la Universidad en la UA entre risas y llantos y con el objetivo de poder optar a estudiar un grado universitario

Susana Almenar

Alicante

Martes, 6 de junio 2023, 15:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tensión, incertidumbre, emoción... Han sido muchos los sentimientos que han experimentado los miles de alumnos que han empezado este martes las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). En la Universidad de Alicante (UA) han predominado los nervios de quienes están poniendo toda la carne en el asador para conseguir una plaza en la carrera de sus sueños. De quienes sienten que se lo juegan todo en unos exámenes.

Futuros médicos, ingenieros, arquitectos y psicólogos, entre otros, se esconden entre las aulas de la UA este 6, 7 y 8 de junio. Y todos ellos han dado sus primeros pasos hacia el acceso a un grado universitario en esta jornada inicial de la PAU -que ha arrancado con el examen de Historia de España-. Muchos de los estudiantes han pasado semanas ansiosos, temerosos y con miedo, y han llegado a la selectividad con lágrimas en los ojos y el corazón en un puño.

Tal es el caso de Julia Bellido, quien se ha estresado un montón durante los días previos al inicio de la PAU y este martes ha «explotado y llorado» sin consuelo después de estar «muy agobiada» y «no haber dormido casi». «Estaba que me moría», ha asegurado. Y es que, a pesar de que iba bien preparada, el examen de Historia de España le daba «mucho miedo». Sin embargo, está contenta porque le ha salido bien y preparada para los siguientes, que le ayudarán a cumplir su objetivo de estudiar Psicología y, posteriormente, Neuropsicología.

Los estudiantes Juan López y Julia Bellido en selectividad en la UA. Miriam Gil Albert

Otros tantos se han plantado en la universidad mucho más tranquilos, como Juan López. «Quiero entrar en una carrera para la que no hace falta mucha nota y con la media de Bachillerato voy bien», ha explicado el joven, quien quiere estudiar Arquitectura. Liberarse de la presión de obtener una alta calificación le ha ayudado a «no estresarse» mucho en las jornadas previas a la PAU y descansar para coger fuerzas.

Como López, decenas de alumnos han aterrizado en selectividad con la seguridad de quien ha hecho el trabajo bien durante meses y meses y está más que preparado para lo que venga. Pero incluso los más tranquilos se han puesto nerviosos en el mismo momento: esperando a los exámenes. Los jóvenes han pasado entre 15 y 30 minutos sentados en las aulas -donde hacía tanto calor que se han mantenido abiertas las puertas y las ventanas en todo momento- hasta que ha empezado la prueba, y esos minutos se les han hecho eternos.

Así lo ha explicado Marta Carretero: «Tardan media horita en repartirte el examen y tienes que estar sentada esperando, y ahí te pones nerviosa». No obstante, ha destacado que los profesores encargados de vigilar las pruebas «intentan llevarlo con la mayor normalidad posible», y que eso ayuda a conservar la calma. Y es que la joven tiene claro que «es un examen más» y que la dificultad es «la misma» que durante el resto del curso. La joven ha recorrido un camino de mucho estudio y esfuerzo porque quiere estudiar Medicina, y además le gustaría hacerlo en la Universidad de Alicante, que estrena el grado este mes de septiembre.

Las estudiantes Diane Llopis, Laura Lillo y Marta Carretero en la PAU en la UA. Miriam Gil Albert

Diane Llopis, por su parte, ha llegado «un poco nerviosa» a la UA este martes, pero contar con la compañía de sus compañeros y profesores le ha ayudado a tranquilizarse. Las preguntas del examen de Historia le han parecido «bastante fáciles» y no está preocupada por los demás. «Es lo que hemos estado practicando durante todo el año, así que estoy tranquila», ha expresado. Su objetivo es conseguir nota suficiente para entrar en la carrera de Odontología.

«No nos hemos agobiado entre nosotros porque solemos estar tranquilos antes de los exámenes y no hablar tanto del tema», ha explicado Laura Lillo sobre el clima que han tenido las tres jóvenes con el resto de sus compañeros de clase. Y aunque se le han acentuado los nervios al estar en la UA porque «pensaba que la selectividad iba a ser más rara y difícil», tras el primer examen se ha dado cuenta de que es igual que lo que han venido haciendo durante el curso. Además, su plan es estudiar Ingeniería Multimedia -que no tiene una nota de corte muy elevada-, por lo que está «tranquila».

Los estudiantes Víctor Sola y Rebeca Salvador en las pruebas de selectividad. Miriam Gil Albert

Varios estudiantes, más allá de querer obtener buenos resultados, tenían ganas de que llegara la PAU para, simplemente, hacer los exámenes. «Yo no estaba nervioso por el examen, pero emocionado por hacerlo y quitármelo ya de encima, sí», ha explicado con humor Víctor Sola. «Llevamos desde septiembre a tope que si EBAU que si PAU, y al final la cabeza...», ha dicho entre risas. Tras la primera jornada se siente «más relajado» y centrado en su objetivo: estudiar Fisioterapia y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Por su parte, Rebeca Salvador ha pasado un poco de nervios, principalmente, por la idea de «hacer exámenes en un sitio en el que no lo había hecho nunca. Pero después de haber comprendido todo el proceso necesario para realizar las pruebas -portar el DNI y unas pegatinas identificativas que hay que colocar en cada examen- y haber superado el «pesado» examen de Historia, está lista para bordar todos los demás, que le llevarán a estudiar Psicología.

Fin de la PAU y publicación de calificaciones

Tras esta primera jornada de Pruebas de Acceso a la Universidad, los jóvenes seguirán centrando su atención y sus esfuerzos en el resto de exámenes, que tendrán lugar hasta este jueves 8 de junio. Todos los estudiantes podrán conocer sus notas el próximo día 16 y solicitar revisiones -que están previstas para los días 19, 20 y 21 del mismo mes-, y luego tendrán por delante su último verano antes de convertirse en universitarios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios