Borrar
Vista aérea de El Poble Nou de Benitatxell. A. B,
La paradoja de la calle más cara de la Comunitat: es la que menos aporta a las arcas de Benitatxell
Vivienda

La paradoja de la calle más cara de la Comunitat: es la que menos aporta a las arcas de Benitatxell

Las viviendas de lujo de la zona de Jazmines pagan impuestos muy por debajo de su valor de mercado | Un chalet de dos millones de euros debería abonar 8.300 euros, pero se estima que solo desembolsa unos 2.500

Lunes, 25 de marzo 2024, 07:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Más de 2,63 millones de euros. Eso es lo que cuesta de media una de las lujosas casas de la calle Jazmines, en Poble Nou de Benitatxell. El pueblo de la Marina Alta, colindante con Moraira, cuenta con poco más de 4.858 habitantes, pero ostenta el récord de tener la calle más cara de toda la Comunitat.

Así lo aseguraba el portal inmobiliario Idealista en uno de sus informes el pasado agosto, en el que comparaba las zonas más caras de cada comunidad autónoma. Y es que el precio del metro cuadrado en la zona ha ascendido exponencialmente en los últimos años, pasando de los 2.000 euros/m2 de 2019 a los 3.101 euros/m2 de principios de enero.

Valores que crecen aún más en esta calle en lo alto de la colina y con vistas a la cala del Moraig. La zona está llena de residenciales lujosos y urbanizaciones de alto standing. De hecho, en el portal inmobiliario se ofertan casas de este tipo por hasta 5,79 millones de euros.

Sin embargo, las lujosas villas de esta zona no son, ni de lejos, las que más impuestos pagan. Así lo ha destapado una comprobación del Ayuntamiento de El Poble Nou de Benitatxell, que asegura que las viviendas de la zona conocida como Cumbre del Sol pagan impuestos «muy por debajo de su valor catastral».

El consistorio, a través de diferentes datos recopilados, ha revelado que estas zonas tienen valores del catastro que no llegan ni al 20% del precio de mercado, cuando la ley vigente para estos casos marca esta cifra en, al menos, un 50%. De hecho, es en la calle Jazmines donde hay viviendas con porcentajes ínfimos de tan solo el 15%, según las comprobaciones realizadas junto con la Gerencia Territorial del Catastro de Alicante.

Vivienda de lujo vendida. Idealista

Una zona de lujo

La calle Jazmines se ubica en la urbanización Cumbre del sol, una exclusiva zona en una colina con vistas al mar y en plena naturaleza mediterránea. En el portal Idealista aparecen varias ofertas, siendo la más cara la de un chalet de 705 metros cuadrados por 5.790.000 millones de euros.

La casa cuenta con cinco habitaciones, garaje incluído, una infinity pool en la terraza y vistas al mar. Está comercializada por la firma de lujo Engel & Völkers y cuenta además con un apartamento de invitados independiente, zona de spa y otra villa separada de la vivienda principal, conectadas las dos plantas con ascensor, gimnasio y con garaje para hasta 10 coches.

Además de la piscina, ubicada en la terraza privada de la habitación principal, la zona de spa cuenta con otra piscina cubierta climatizada, con sauna, además de un home cinema.

Pero, ¿y esto que significa? Pues bien, si una casa de esa zona vale dos millones de euros y tan solo cuenta con un valor catastral del 15% de su precio de mercado, cuando debería de ser del 50%, el Ayuntamiento está perdiendo 5.900 euros en las arcas municipales. El cálculo cifra en 8.300 euros los que debería pagar esa vivienda en concepto de IBI, cuando actualmente tan solo aporta 2.490. Todo ello con un tipo impositivo del 0,83%, que es el que impera en la localidad.

Es por ello que el Ayuntamiento denuncia públicamente esta tesitura y avanza que el equipo de gobierno (Més Benitatxell) ya trabaja en medidas para poder «ajustar estos desequilibrios catastrales y tributarios». Estos y otros que se han detectado, como unos desajustes en la aplicación de la ordenanza de vados que generan agravios comparativos.

Un problema de desigualdad

La noticia de que la calle más cara estaba en Benitatxell chocó a los vecinos y llegó justo en plena investigación del consistorio. Y es que la problemática comenzó a raíz de la escasez de recursos municipales para hacer frente a la titánica cantidad de servicios demandados, como limpieza, recogida de residuos, adecuación de las zonas verdes o iluminación, entre otros.

«Hace más de un año, empezamos a tirar del hilo y vimos que el consistorio percibía muy poco para poder invertir en servicios, comparado con las altas exigencias de la ciudadanía, que, como es normal, demanda a su ayuntamiento que mantenga sus calles limpias y seguras», ha explicado el alcalde de la localidad, Miguel Ángel García.

A partir de ahí comenzaron las comprobaciones que han acabado corroborando el catastro, siendo el centro urbano de la localidad la única zona cuyo valor se mantiene en los valores del 50%. Una situación que «no es justa», según denuncia el primer edil.

García esgrime la «injusticia» que supone que «un chalet de 2 millones de euros aporte casi lo mismo que una vivienda humilde por no haberse actualizado su valor catastral». El alcalde apunta a que «no podemos seguir permitiendo este desequilibrio, toda la ciudadanía se merece un mantenimiento y unos servicios adecuados en sus calles, pero con este desequilibrio es prácticamente imposible».

A todo ello hay que sumarle la composición del residencial, formado por viviendas unifamiliares y grandes chalets de lujo ubicados a las faldas de la colina. «Cada metro cuadrado cuesta mucho más de mantener por la dispersión de sus viviendas, lo que hace los servicios mucho menos eficientes y más caros», explican desde el consistorio local.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios