Borrar
Imagen del CM de la Policía Local de Benidorm N. Van Looy
Así trabaja el community manager que ha revolucionado las redes sociales de la Policía Local de Benidorm

Así trabaja el community manager que ha revolucionado las redes sociales de la Policía Local de Benidorm

Tras año y medio al frente de la comunicación digital del cuerpo, comienza a recoger los frutos de su trabajo

Jueves, 13 de junio 2024, 18:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Desde hace año y medio soy el primer y único community manager de la Policía Local de Benidorm». Varios acontecimientos sucedidos en la capital turística de la Costa Blanca han disparado el número de visitas y, por lo tanto, de repercusión de las cuentas que su Policía Local mantiene en Facebook, Instagram y X. Detrás de todos ellos, sólo hay una persona. Un agente que prefiere no desvelar su identidad porque «una de las premisas de un buen Community Manager es no personalizar la acción de comunicación».

Detrás de ese salto a las nuevas formas de comunicación por parte de los policías benidormenses, se encuentra una decisión más o menos personal que, tras una reciente reestructuración en el cuadro de mandos, fue aceptada. «Antes de tener la plaza de Policía, provengo del área de Comunicación de la Universidad Alicante, en la que tuve una experiencia de ocho años como responsable de un departamento de Comunicación Audiovisual y también ejercía la docencia», explica el agente.

«Con ese bagaje y ante la carencia que he visto en las policías locales, sobre todo por mantener una buena reputación institucional, decidimos dar el salto, hablar con la nueva jefatura y poner en marcha un proyecto de comunicación que integra también las redes sociales». Eso sucedió hace apenas año y medio y desde entonces han sido muchos los mensajes que han trascendido lo local.

Asumir riesgos

El community manager de la Policía Local de Benidorm reconoce que siempre «hay un riesgo» cuando lo que se pretende es acercar su actividad a la ciudadanía a través de las redes sociales. «Cualquier exposición tiene un riesgo, no solamente de caer en lo banal, sino de cometer errores o un riesgo a la crítica destructiva, si se puede entender así. Ese riesgo hay que asumirlo porque forma parte del servicio público que prestamos. Y como lo hacemos desde el convencimiento de que lo tenemos que hacer, estamos dispuestos a soportar el riesgo de equivocarnos y de corregirlo, si hace falta».

Pese a ello, y aunque reconoce que siempre se mide mucho lo que se termina publicando en las redes sociales, el responsable de las mismas en la Policía Local de Benidorm es partidario de dejarse llevar por el primer impulso. «Creo que la frescura no hay que perderla porque la espontaneidad o la idea que a uno le viene a la cabeza en un primer momento es la buena. Esa primera chispa que enciende un comentario, un tuit, un post, es la buena. Pero a la hora de formular esa frase, ese icono o esa imagen que quieres comunicar, tienes que ser cuidadoso con las formas y saber la repercusión que puede tener en las personas».

«Queremos abrir la Policía Local a la sociedad, que se nos conozca»

Las redes sociales de la Policía Local de la capital turística ya estaban en marcha cuando su nuevo responsable se hizo cargo de ellas. En este año y medio «se ha notado» el cambio porque antes «el perfil que tenía era institucional y comunicar acciones, digamos, más bien sociales. Desde que estamos llevando esta otra parte de la estrategia de comunicación, le estamos dando una proyección en la que queremos abrir la Policía Local a la sociedad, queremos que se nos conozca».

En definitiva, zanja, «estamos buscando el efecto de la llamada, del repost, y que podamos retuitearnos con la gente y que haya una comunicación mucho más directa con el ciudadano».

Todo ello en un mundo, el de las redes sociales, en el que la segmentación, dependiendo del público objetivo, es parte fundamental del éxito. En la Policía Local de Benidorm «somos conscientes de que cada red social tiene un perfil concreto. Por ejemplo, sabemos que Facebook tiene un perfil de edad de gente más mayor, 35 a 55 años. Instagram tiene un perfil de edad menor, entre 18, 30 años. Twitter tiene otro destino, es otra forma de comunicar. Pero cuando pienso en una estrategia o pienso en un tuit, casi que lo hago por duplicado, porque pienso que al final no hay tanta diferencia entre el mensaje que quiero transmitir. El mensaje es el mismo y creo que puede llegar de igual manera».

Coche 'aparcado' en la playa

Uno de los últimos 'grandes éxitos' del community manager de la Policía Local de Benidorm llegó de la mano del coche que apareció 'aparcado' a mediados del pasado mes de mayo en plena playa de Poniente. Ahí, nuestro protagonista sacó a relucir su lado más cáustico, pero sabiendo siempre que cualquier mensaje desde las redes sociales oficiales de la Policía Local puede tener también un impacto sobre la propia investigación de un caso.

«Un mal tuit puede tener consecuencias. No pretendemos, en ningún caso, ser una agencia de noticias con nuestras redes sociales. Si publicáramos cada detención que hacemos, cada caso que atendemos, seríamos un sinfín de noticias a generar, que no es nuestra intención. El tema del coche que el otro día se localizó en la playa nos ha servido como percha informativa, como enganche con el ciudadano, para poder transmitirle la idea de que estamos siempre ahí, de que es domingo por la mañana temprano y estamos ahí, que estamos trabajando… y, a la vez, poder lanzar una promoción de aparcamiento gratuitos que en otro momento nos hubiera sido muy difícil encajar».

En cualquier caso, el mensaje que más impacto ha tenido en este año y medio es todavía más reciente. «A las diez de la noche localizamos un perrito sin dueño en la calle. ¿Cómo contactamos con el dueño de este animal? No le localizábamos el chip y pensamos que las redes sociales podían ser nuestro mejor aliado. La publicación de que buscábamos al dueño de ese perrito se retuiteaba, se reposteaba tres veces por minuto. En 45 minutos conseguimos localizar al dueño del animal. Ha sido la publicación que más mensajes de retuit y de compartir ha tenido con diferencia».

Tiene libertad, sí… pero el community manager de la Policía Local reconoce que «el 80% del trabajo que hacemos no lo posteamos».

¿Está funcionando esta estrategia de comunicación para que el ciudadano vea a los agentes que están a pie de calle de una manera más cercana? El agente al cargo de las redes sociales, que también hace servicios como cualquiera de sus compañeros, reconoce que no sabe «si los agentes tienen esa percepción. Yo confío en que eso poco a poco vaya calando, porque ese es el objetivo de las redes sociales».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios