Borrar
Camión destrozado por la tapa de alcantarilla/foto de la pareja. T. A.
«Me han destrozado la vida», clama Maria Godja, la viuda del transportista asesinado

«Me han destrozado la vida», clama Maria Godja, la viuda del transportista asesinado

La pareja iba a casarse en agosto y viajaba con él en el vehículo cuando sobrevino el suceso

Viernes, 17 de mayo 2024, 12:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Gheorghe Tibil y Maria Godja circulaban por la autopista belga E42 con su camión de camino a París. La pareja rumana, residente en Almoradí y trabajadores de la empresa alicantina Castillo Trans, estaban realizando su ruta cuando sobrevino la tragedia. La mujer, de 39 años, ya llevaba varias horas conduciendo y se turnó con Tibil. Unos minutos más tarde el camionero moriría por el impacto de una tapa de alcantarilla.

Fue cuando pasaron por el puente de Andenne y Herón cuando impactó súbitamente la tapa sobre el parabrisas del conductor. Godja se despertó al instante y, tras ver que Gheroghe no reaccionaba, tuvo la valentía de tirar del freno de mano para parar el camión; «pensaba que me iba a morir», explica la camionera rumana en declaraciones al medio local Het Laatste Nieuws.

La tragedia llegó justo unos meses antes de casarse. Gheorghe y Maria estaban prometidos e iban a celebrar la unión en agosto. La mujer, quien se encuentra destrozada por la pérdida, ha expresado su dolor: «Siento que no me queda nada, Gheorghe era el mejor hombre del mundo«. La camionera, residente en Almoradí, ha expresado su pena y dolor por el trágico suceso y asegura que »deberíamos estar planeando nuestra boda, pero yo estoy planeando el funeral de Gheorghe«.

La mujer explica que «todo pasó muy rápido, de repente vi algo caer sobre el parabrisas» y resalta que «parecía una explosión». Fue en ese momento cuando Maria miró hacia un lado y vio que «Gheorghe no reaccionaba». En escasos momentos logró detener a un lado de la vía el camión.

Con prisa, Godja intentó reanimar al camionero, pero este pereció en el mismo momento en el que le impactó la alcantarilla. «Estaba gritando, pero él no podía oírme», expresa la camionera, quien recuerda que intentó buscar un teléfono para pedir ayudar y trató de hacer que dejase de sangrar, aunque ya era tarde para ello.

El trágico suceso

Los cinco jóvenes, dos de ellos menores, que presuntamente ataron la tapa de alcantarilla al puente estaban acusados por la fiscalía belga de asesinato. Acusación que ha cambiado en los últimos días por la de obstrucción maliciosa del tráfico con resultado de muerte.

Una decisión que no ha gustado nada a la pareja del camionero alicantino, quien asegura en dichas declaraciones que los jóvenes «lo mataron a propósito y a mí también me destrozaron», al mismo tiempo que explica que «estoy traumatizada para el resto de mi vida».

Aunque se haya rechazado la acusación de asesinato, la sentencia puede ser dura, sin llegar a la cadena perpetua. «Espero que los encierren de por vida y que paguen por lo que hicieron», expresa ella, quien lamenta que cada vez que «cierro los ojos vuelvo a ver toda la escena».

Protesta por la muerte

La compañía alicantina Castillo Trans, con sede en Benejúzar, prepara un homenaje para la víctima. Será el día 19, domingo, cuando se ha convocado un paro y pitada de cinco minutos en protesta por la muerte del camionero. Un acto que coincidirá con su entierro en Rumanía.

Así lo ha asegurado la compañía en un comunicado emitido por Facebook. A este paro se han sumado entidades como la Asociación Española de Empresarios de Transporte Bajo Temperatura Dirigida (Atfrie), de la que Castillo Trans es asociada, y otras asociaciones europeas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios