Borrar
Playa del Cocó de Alicante este verano. Miriam Gil Albert
Efectos del cambio climático en Alicante: hasta 6ºC más para el año 2100 en verano
TodoXAlicante

Efectos del cambio climático en Alicante: hasta 6ºC más para el año 2100 en verano

El incremento en más de un grado que registra el mar Mediterráneo confirma la necesidad de actuar ante las proyecciones que dibujan «aumentos notables» de las temperaturas

A. J.

Alicante

Jueves, 23 de mayo 2024, 07:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La meteorología trabaja sobre datos y proyecciones. Aunque se trate de aproximaciones, el primer y recientemente presentado informe de impacto climático sobre Alicante deja una lista de tareas para las administraciones y la ciudadanía. En esa enumeración, además de las recientes estadísticas, nos avanza cómo será la ciudad en el 2100.

Para la realización del análisis de las tendencias climáticas futuras en la ciudad de Alicante, el documento realizado por la Cátedra de Aguas de Alicante optó por utilizar la aplicación de escenarios de AdaptateCCA que elabora la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En la consulta, quedan dos indicadores que deberían encender las alarmas.

El primero es que «la evolución de las temperaturas medias de las máximas irá en ascenso, pudiendo registrarse incrementos de hasta 5ºC, con los escenarios de emisiones de gases menos favorables».

El segundo hace referencia a los previsibles «aumentos notables» durante las distintas estaciones. Así, la agencia estatal apunta a una subida de entre 4º y 4,5º centígrados en las estaciones de invierno y primavera. Sin embargo, el desfase térmico más pronunciado se apunta para verano y otoño. El informe recoge «un incremento aún más pronunciado con ascensos cercanos a los 6ºC para el año 2100, según las previsiones menos favorables».

Fuente: Cátedra de Aguas de Alicante
Fuente: Cátedra de Aguas de Alicante

Eso significaría pasar definitivamente de los veranos tropicales a los ecuatoriales, es decir, aquellos donde por las noches no se baja de los 25 grados. En la actualidad, Alicante ya recoge cerca del centenar de veladas por encima de los 20 grados. Este dato ya es real y, de hecho, el último verano fue la mejor prueba.

En la escala prevista, Aemet también avanza la evidencia de un crecimiento destacado en el «número de días cálidos, proyectándose un posible incremento del 50% hacia el año 2100, especialmente en los escenarios más desfavorables. Esta tendencia se traduce en una prolongación de las olas de calor, con la posibilidad de experimentar incrementos de hasta 40 días en el caso de las previsiones de emisiones menos favorables».

Procedencia del estudio

Estos datos forman parte del 'Informe de Estado de Cambio Climático y Gestión del Agua en Alicante Ciudad, encargado por el Cátedra del Agua de la Universidad de Alicante a la Consultora Climática/Meteorológica, de Riesgos Naturales y Medio Ambiente, Inteligencia Climática'. El catedrático de la Universidad de Alicante Jorge Olcina quiso centrarse más en lo que se puede hacer que en estas previsiones a largo plazo; pero tanto él como el consultor Pablo Mirete no dejaron dudas sobre cómo se había calentado el Mediterráneo o cuáles eran los efectos de ir hacia más inestabilidades meteorológicas.

Los capítulos de menos lluvias, pero más torrenciales, puede que se salven en Alicante gracias a una gestión del agua de 360 grados, es decir, viendo más allá y construyendo recursos como el parque La Marjal o nuevos depósitos; sin embargo, no actuar es el primer paso para confimar los peores escenarios.

De acuerdo con los apuntes del informe, los resultados proyectados se generan mediante técnicas de regionalización estadística a partir de las proyecciones globales realizadas en el V informe de Evaluación del IPCC, y de los proyectos de regionalización dinámica y estadística, completados por Aemet.

Los periodos considerados para el clima observado corresponden entre el 1971 hasta el año 2010, realizando las simulaciones para los años desde el 2011 hasta el 2100. Para finalizar cabe destacar que estas proyecciones son orientativas y marcan unas tendencias, y la utilización de estas debemos de tomarlas como tal, no siendo tan válidas y fiables con predicciones a corto o medio plazo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios