Borrar
Urgente La Policía Nacional evita una tragedia la noche de Hogueras: dos heridos con arma blanca y 15 detenidos en una reyerta multitudinaria
Presentación de la memoria de Cáritas de 2023. Shootori
El drama de la vivienda: se triplican las familias que comparten piso en Alicante

El drama de la vivienda: se triplican las familias que comparten piso en Alicante

Más de la mitad de personas que atiende Cáritas se encuentra en esa tesitura | «La desestructuración familiar genera pobreza», alertan desde la entidad

Pau Sellés

Alicante

Jueves, 30 de mayo 2024, 17:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El número de familias que se ven obligadas a compartir piso en Alicante se ha triplicado en los últimos tres años. Se trata de la principal conclusión que se extrae de la memoria de Cártias Diocesana de Orihuela-Alicante de 2023, en la que se explicita que hasta un 56% de las familias que recurren a este recurso humanitario se ven obligadas a compartir su residencia. 

«Para constituir una familia se necesita un ambiente hogareño, y eso es difícil de conseguir compartiendo piso», ha asegurado el obispo José Ignacio Munilla durante la presentación de la memoria este jueves. Munilla también ha alertado que la «desestructuración familiar» derivada de esa coyuntura habitacional «genera pobreza», que a su vez esta se puede manifestar en «adicciones o desórdenes de vida». 

Durante 2023 fueron 19.377 las personas que acudieron a Cáritas en búsqueda de ayuda, y hasta 38.447 las personas beneficiarias de su labor social. En su mayoría fueron mujeres (67%), mientras que los menores de edad supusieron el 30%. Javier Ruvira Guilabert, secretario general de Cáritas Diocesana de Orihuela-Alicante, ha identificado tres perfiles poblacionales que sufren en mayor medida la exclusión social: mujeres solas con hijos a su cargo, población joven, y recién llegados de otros países. Respecto a este último colectivo, desde Cáritas apuntan que el 80% de los migrantes a los que atienden proceden de países latinoamericanos, con un incremento notable durante los últimos años de personas de Colombia. 

(Abajo izquierda) El obispo Juan Ignacio Munilla. (Abajo derecha) Victor Mellado Pomares, director general de Cáritas. Shootori
Imagen principal - (Abajo izquierda) El obispo Juan Ignacio Munilla. (Abajo derecha) Victor Mellado Pomares, director general de Cáritas.
Imagen secundaria 1 - (Abajo izquierda) El obispo Juan Ignacio Munilla. (Abajo derecha) Victor Mellado Pomares, director general de Cáritas.
Imagen secundaria 2 - (Abajo izquierda) El obispo Juan Ignacio Munilla. (Abajo derecha) Victor Mellado Pomares, director general de Cáritas.

Guilabert ha reconocido las trabas que se encuentra este colectivo a la hora de regularizar su situación en nuestro país. «Al llegar aquí se dan de bruces con la realidad. La falta de trabajo o permiso de residencia les impide empadronarse, que es el trámite que deben cumplir para optar a la mayoría de ayudas sociales que ofrece la administración. Muchos incluso vienen con estudios superiores, pero el entramado burocrático les impide homologar sus títulos con la celeridad que desearían, lo cual les cierra las puertas del mercado laboral».

Una coyuntura de vida compleja que impide a estas familias sentar las bases de su vida en nuestro país hasta pasados tres o cuatro años, según apuntan desde Cáritas. La emergencia habitacional relatada ha provocado que la entidad religiosa destinara el 42% de sus ayudas durante el pasado año al ámbito de la vivienda y el suministro. 

Sube el precio del alquiler

Por su parte, Victor Mellado Pomares, director de Cártias Diocesana de Orihuela-Alicante, ha alertado del incremento de los alquileres. «Hemos llegado a doblar e incluso triplicar el precio de los alquileres en los últimos años. Si antes el precio de arrendar una habitación de Alicante era de 150 euros, ahora es complicado encontrarlos por menos de 450 euros». Pomares ha recordado que el Consell planea construir 10.000 viviendas sociales de aquí a 2027, «una medida positiva, pero que debe venir acompañada con soluciones imaginativas y a corto plazo».

Como ejemplo de ello, ha hablado de la posibilidad de ofrecer avales por parte de las administraciones, y la necesidad de sacar al mercado alguna de las «cuatro millones de viviendas vacías que tiene el sector inmobiliario en nuestro país».

Otra de las interesantes conclusiones que se han puesto encima de la mesa por parte de Cáritas son las carencias de Alicante en materia de movilidad. «La provincia está mal comunicada mediante transporte público. Dependemos excesivamente del vehículo privado, y en caso de no tenerlo, eso puede dificultar el acceso al mercado laboral para muchas personas», ha apuntado Javier Ruvira Guilabert.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios