Borrar
Laura Ramírez Pérez, candidata de Benalúa. TONY DÍEZ
Laura Ramírez Pérez: «Tengo un gran compromiso por querer mantener y engrandecer 'la millor festa del món'»
Dama d'honor de bellea del foc 2024

Laura Ramírez Pérez: «Tengo un gran compromiso por querer mantener y engrandecer 'la millor festa del món'»

La representante de Benalúa define las Hogueras de Alicante con tres palabras: «diversión, hermandad y pasión»

Adrián Mazón

Alicante

Domingo, 31 de marzo 2024, 08:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Laura Ramírez Pérez mantuvo su primera toma de contacto con las fiestas oficiales de Alicante en la foguera Florida Sur. Fue allí donde pasó sus primeros años de vida, hasta que con nueve años pasó a formar parte de unas de las hogueras fundadoras, Benalúa. Es allí donde permanece y donde muestra su «gran compromiso por querer mantener y engrandecer 'la millor festa del món'».

Sus años de vinculación a las Hogueras de Alicante han hecho que esta alicantina defina la fiesta con tres palabras: «diversión, hermandad y pasión». Y es que Laura Ramírez siente que les Fogueres de Sant Joan «son como la vida», es decir, «tienes momentos en los que todo es maravilloso, te lo pasas genial y todo sale rodado»; mientras que en otros «parece que todo cuesta un poquito más, pero siempre deben prevalecer estos tres conceptos».

Esta foguerer no concibe las Hogueras «como otra cosa que no sea disfrutar con los tuyos de cada momento», pues esto es lo que le ha aportado su distrito: «conocer a personas maravillosas que tienen el mismo amor por la fiesta que tú», comenta bien asegurada.

Laura Ramírez Pérez, candidata de Benalúa.
Laura Ramírez Pérez, candidata de Benalúa. TONY DÍEZ

Es con todas esas personas con quien comparte su pasión por las Hogueras y por todos y cada uno de los actos que envuelven la Fiesta. El pregón y la Entrada de bandas son dos de los que esta alicantina destaca porque «marcan el inicio de los días grandes» y, además, «se siente en el ambiente las ganas de todos los foguerers porque empiecen ya».

La música de banda es una de sus partes favoritas de las Hogueras, más todavía cuando «toda mi foguera se viste con la indumentaria oficial» y a su paso por la ciudad aprecian la plantà de les fogueres por los diferentes distritos. «No tiene precio», reconoce sobre este momento.

Sobre la candidata

  • Formación: Grado en Historia y estudiante del máster en Arqueología Profesional y Gestión Integral del Patrimonio

  • Diseño del traje de novia alicantina: Rubén Hernández

  • Diseño del vestido de pasarela: María José Quiles

Datos del distrito

  • Hoguera: Benalúa

  • Presidenta: Mª Amparo Martínez Cremades

  • Presidente infantil: Nicolás Saiz Lucas

  • Número de festeros: 50

Laura Ramírez también vive las Hogueras de Alicante a lo largo de ello. Prueba de ello es su historial de gestión, pues ha formado parte de la delegación de infantiles de Benalúa y continúa como delegada artística de esta foguera. Y es que los playbacks y las proclamaciones son varios de los eventos más esperados, pues además de ser una aficionada por la fiesta también lo es del mundo del maquillaje, «especialmente de la caracterización y los efectos especiales».

Estos cargos también los compagina con la representación. Su primera mantilla se la colocó en 2008 como dama infantil de Benalúa, siendo bellea infantil dos años después. Tras ello, llegó su etapa adulta, donde fue dama d'honor en dos ocasiones y bellea durante el pasado ejercicio. Es ahora cuando ultima su etapa como candidata a bellea del foc de Alicante 2024.

Durante su reinado ha tenido la suerte de subir a la grúa durante la nit de la plantà. Es una tradición de la foguera Benalúa. Desde lo más alto aprecia todos los detalles de su foguera y, además, vive «esa sensación que tienen los artistas cuando ponen las últimas piezas». Sin embargo, esta alicantina padece de vértigo, pero «no quería ni podía perderme ese momento».

Decidida, subió a la grúa con su bellea infantil y sus dames d'honor. «El constructor vio que nos daba impresión y, cuando estábamos arriba, movía un poco la grúa para asustarnos, lo que provocaba que nos pusiéramos a gritar las cuatro». Aún así, la emoción superó cualquier contratiempo y «esos chillidos de nuestros propios nervios acabaron convertidos en risas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios