Borrar
Los candidatos pegan los carteles electorales. MIRIAM GIL ALBERT / T.A.
Arranca la campaña más reñida de la democracia

Arranca la campaña más reñida de la democracia

Un puñado de votos indecisos pendientes de estos 14 días decantarán la Generalitat Valenciana | El PP aspira a dar el vuelco y los socialistas, a mantenerse con sus socios

José Vicente Pérez Pardo

Viernes, 12 de mayo 2023, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la medianoche ha comenzado ya el tic tac definitivo de las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo, que pasan a ser las más reñidas de la historia. La presidencia de la Generalitat y un buen número de los ayuntamientos más importantes de la provincia están en juego en estos 14 días de mitines, propaganda y promesas. Quien más acierte con estas últimas se llevará el gato al agua.

Porque un puñado de votos pueden inclinar la balanza hacia una reedición del tripartito del Botànic que ha gobernado la autonomía desde 2015, o abrir la puerta a un gobierno de cambio con el Partido Popular y Vox. Los sondeos señalan que, aproximadamente, un tercio del censo electoral no tiene decidido aún su voto. Puede ser que hasta última hora no lo hagan, de ahí la importancia de los mensajes que lancen los responsables de los partidos.

No hay nada decidido, pues. Todo en el aire. La Comunitat Valenciana se convierte, además, en el escaparate que todos mirarán la noche del 28M. Descontada Madrid, donde todo el mundo da por hecho que arrasará Díaz Ayuso, la Comunitat es la autonomía de mayor población con el destino electoral incierto.

En buena medida, va a marcar el relato de los grandes partidos de cara a las elecciones generales que tendrán que celebrarse entre diciembre de 2023 y enero de 2024. Si los populares logran el gobierno de la Generalitat, sonarán vientos de cambio en Moncloa. Si, por el contrario, los socialistas aguantan, Pedro Sánchez puede resucitar en su séptima vida, como los gatos.

Pegada de carteles del PP, PSOE y VOX. MIRIAM GIL ALBERT | T.A.
Imagen principal - Pegada de carteles del PP, PSOE y VOX.
Imagen secundaria 1 - Pegada de carteles del PP, PSOE y VOX.
Imagen secundaria 2 - Pegada de carteles del PP, PSOE y VOX.

Y, en medio de todo, Alicante va a ser fundamental para decidir el nombre del futuro presidente de la Generalitat. De los 99 diputados autonómicos que forman Les Corts, 35 salen de la provincia. El Partido Popular está más que asentado en esta circunscripción, que cuenta por primera vez con un candidato a la presidencia de la Generalitat: el popular Carlos Mazón. De la resistencia de los socialistas aquí, depende su posición en el Palau.

Casi 3.732.000 habitantes de la Comunitat Valenciana, de ellos 1.304.361 alicantinos, están llamados a las urnas dentro de 16 días. Casi 75.000 nuevos votantes respecto a los comicios de 2019. Entonces, una hábil estrategia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, al adelantar un mes las elecciones para hacerlas coincidir con las generales del entonces flamante Pedro Sánchez le permitió la victoria ante un Partido Popular que vivió su peor momento, un Ciudadanos que parecía comerse el mundo y la irrupción de Vox.

Cuatro años más tarde, el panorama político es radicalmente distinto. En esta ocasión, Ximo Puig quiere huir de la comparación con Pedro Sánchez, mientras el Partido Popular reverdece laureles y busca no solo volver a ser la primera fuerza política de la Comunitat Valenciana, sino también gobernar. Todo parece indicar que, mal que les pese, deberá hacerlo con Vox.

Pegada de carteles de Ciudadanos, Compromís y Unidas Podemos. MIRIAM GIL ALBERT | T.A.
Imagen principal - Pegada de carteles de Ciudadanos, Compromís y Unidas Podemos.
Imagen secundaria 1 - Pegada de carteles de Ciudadanos, Compromís y Unidas Podemos.
Imagen secundaria 2 - Pegada de carteles de Ciudadanos, Compromís y Unidas Podemos.

Quienes ya no parecen contar en la aritmética parlamentaria son Ciudadanos. La formación liberal, liderada en esta ocasión por Mamen Peris, parece que no será capaz de rebasar el listón electoral del 5% que el Estatuto de Autonomía indica para tener representación de Les Corts. Aspira si acaso a mantener representación en municipios como Alicante y poder decidir gobiernos.

Esa es otra. Ninguna encuesta otorga una mayoría tan abrumadora como para que alguien piense en un gobierno en solitario, bien sea del PP o del PSPV. La composición del futuro Consell pasará por una alianza de bloques de derechas o de izquierdas. En esta tesitura tendrán que decidir los electores quién gestionará la Comunitat Valenciana los próximos cuatro años.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios