Borrar
Urgente María José Marcos, primera consejera en la historia del Hércules CF
Caja de la uva de mesa de la DO del Vinalopó. DO Uva de mesa del Vinalopó
La caída de la producción de la uva del Vinalopó no frena su demanda para Nochevieja

La caída de la producción de la uva del Vinalopó no frena su demanda para Nochevieja

A pesar de la merma producida por la sequía, el Consejo Regulador asegura que hay mucha más demanda que en el 2022 | Desde la DO aseguran que el balance es «más positivo» que el año anterior en términos económicos

Sábado, 30 de diciembre 2023, 07:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El complicado año para el campo alicantino también se ha hecho notar para el sector de la uva de mesa. La producción de este fruto ha caído este 2023 debido a las altas temperaturas y a la sequía, produciendo mermas importantes en los cultivos.

Según informan desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) de la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó, se espera una merma de entre el 10% y el 20% para el cierre de la campaña. La «incidencia del calor» ha sido el mayor causante para que la DO cierre la campaña con menos producción que el pasado año.

En total, se han inscrito unas 36.000 toneladas de todas las variedades que ampara la DO, por las 39.000 que se cifraron en el pasado año. Una bajada de la producción que no se traducirá en un «mal año» para los productores de la marca de uva, al menos en términos económicos.

A pesar de la caída de la producción, desde el Consejo Regulador aseguran que la demanda, al contrario que el pasado año, ha pegado un subidón, lo que ha mejorado los precios en el campo. «El año pasado los precios en campo cayeron por la falta de demanda, sin embargo este 2023 es otro escenario», explican desde la DO de uva del Vinalopó.

En el Consejo Regulador inciden en que «hay menos producción pero mucha más demanda». En la DO indican que se ha notado el creciente interés por la uva del Vinalopó y muchas superficies «han elegido esta fruta», seguramente por la caída en los cultivos de otras zonas.

36.000 toneladas

de uva de mesa son las que ha cifrado la DO de uva del Vinalopó

18.500 toneladas

de uva son de la variedad Aledo, la más característica de Nochevieja

La situación ha dado un giro de 180 grados respecto al 2022. «El año pasado hubo una subida brutal de costes de producción, especialmente por las materias primas, y los costes de inflación se notaron en las grandes superficies», recuerdan en la DO, que confirma que los precios en campo «han sido más altos que en el pasado año».

Eso si, desde la marca inciden en que a pesar de todas las complicaciones derivadas de las inclemencias meteorológicas, «la calidad se mantendrá». La marca del Vinalopó asegura que todo fruto recogido «tiene que alcanzar unos estándares de calidad» y lanza un mensaje de tranquilidad a los consumidores: «todo lo que vaya con el sello mantiene estos niveles«.

La uva de la nochevieja

Este 2023 las uvas alicantinas vuelven a ser las preferidas para dar la bienvenida al año nuevo. Se calcula que dos de cada tres uvas que se tomen con las campanadas vendrán del Medio Vinalopó. La DO cifra en unas 2.000 toneladas la cantidad de esta fruta que se comercializará en Nochevieja.

El sello alicantino viene dado gracias a la variedad aledo, de recolección mucho más tardía que el resto, lo que la hace autóctona de la zona y «la única uva del hemisferio norte en temporada» durante el final del año, explican desde el Consejo Regulador.

Cajas de uva de mesa del Vinalopó.
Cajas de uva de mesa del Vinalopó. DO Vinalopó

Para esta campaña, la mitad de la cosecha será de la variedad Aledo, unos 18.500 toneladas. Aledo y Nochevieja van de la mano y desde la DO lo saben, por lo que «está comercializándose desde mediados de noviembre hasta ahora», explican en la institución.

Dificultades por la sequía

A pesar de que el año cerrará mejor para la Uva de Mesa Embolsada del Vinlopó, no significa que no haya sido un 2023 duro para los agricultores. Desde la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) aseguran que los productores locales revelan que las parcelas «están siendo menos productivas que otros años».

Cultivo de uva de mesa del Vinalopó. D
Cultivo de uva de mesa del Vinalopó. D DO Vinalopó

Esto se sebe principalmente a las plagas. En Asaja critican que parte de las dificultades de este año se deben «a las restricciones europeas en el uso de pesticidas para hacer frente a estas plagas». Y es que según detallan en la asociación agraria, estas han aumentado su incidencia como causa del calor y de la sequía.

Además, el aumento de la uva de mesa proveniente de importaciones extranjeras «hace cada vez menos rentable la actividad para el productor local», denuncian en Asaja. Eso si, en la agrupación agraria rompen una lanza a favor de un sector que destaca por la «buena calidad del producto y su gran aceptación». Se calcula que este sector sustenta unos 13.000 empleos en toda la provincia, aunque se concentran esencialmente en el Medio Vinalopó.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios