Borrar
Pisos del centro de Alicante. Shootori
Un año de la Ley de Vivienda en Alicante: entre la caída de oferta y el avance imparable de precios
Vivienda

Un año de la Ley de Vivienda en Alicante: entre la caída de oferta y el avance imparable de precios

La provincia sigue registrando máximos históricos del alquiler mes a mes y el mercado de renta residencial disminuye mientras que el de alquileres vacacionales y temporales continúa en aumento

Lunes, 27 de mayo 2024, 07:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hace poco más de un año que el Gobierno anunciaba la puesta en marcha de la polémica Ley de Vivienda. Lo hizo con la intención de rebajar los precios del alquiler, que mostraban por aquel entonces en 2023 cifras nunca antes vistas. Un año después, el panorama es desolador. No solo los números no han bajado, sino que Alicante está en máximos desde la burbuja inmobiliaria.

El precio de los alquileres actuales son un 54% mayores al boom del ladrillo de 2007 y el mercado se encuentra en mínimos en oferta. De hecho, si se quisiesen rebajar los precios, serían necesarias 90.000 viviendas nuevas en la provincia destinadas a alquiler, tal y como explicó la directora de Estudios de Fotocasa, María Matos, a TodoAlicante en una entrevista.

La realidad es tozuda y muestra que la norma del ejecutivo central ha rebajado el stock de la oferta, ante la inseguridad generada en propietarios, lo que ha mermado aún más el parque inmobiliario, subiendo los precios. Todos los temores de los que avisaron los expertos se cumplieron: volatilización de la oferta y precios en máximos.

La norma ha hecho que muchos propietarios alicantinos opten por cambiar los tipos de alquiler que tenían en vigor. Un informe del portal inmobiliario Idealista aseguraba que durante el primer trimestre de 2024 en la capital de la provincia no se movió la oferta de alquiler residencial, pero si lo hizo la de temporada, destinada para habitaciones, estudiantes o periodos vacacionales. Este tipo de rentas crecieron un 29% y ya suponen un 8% del total en la ciudad de la Costa Blanca.

Este trasvase de modalidades fue una de las consecuencias que advirtieron expertos. Matos asegura que «se ha pasado del mercado residencial de larga duración al mercado turístico o de pisos compartidos». De hecho ya hay barrios y distritos que tienen «más viviendas de habitaciones en alquiler que pisos enteros».

Los alquileres temporales han subido casi un 30% en el último trimestre

Idealista

La experta ha asegurado que «la crisis de oferta no se está paliando con las medidas de la Ley de Vivienda, que está desincentivando a los propietarios a que mantengan viviendas en alquiler» y llama a «motivar y seducir a los propietarios en vez de imponerles medidas punitivas de carácter obligatorio».

Con ella coincide el portavoz de Idealista, Francisco Iñareta, quien asegura que «legislar a espaldas de los propietarios acaba destruyendo el mercado» y denuncia que estas medidas «han provocado un trasvase que viene a dificultar aún más el acceso a la vivienda de las personas y las familias más desfavorecidas».

Desde Idealista inciden en que el problema no está tanto en los precios sino «en el enorme déficit de la oferta», que genera tensiones en el mercado. Es por ello que Iñareta asevera que la situación «exige un reequilibrio en las relaciones de propietarios e inquilinos que aflore mucho producto al mercado y permita que la situación se normalice», una situación complicada de alcanzar.

Avance de los precios

El segundo gran escollo que no ha conseguido superar la Ley de Vivienda son los precios. Con la oferta en mínimos y un horizonte en el que seguirá cayendo, el coste de rentar una casa en Alicante ciudad y en la provincia está disparado y su avance no deja entrever una moderación.

Según los últimos datos de Idealista, correspondientes a abril, el metro cuadrado en la capital de Alicante está en torno a los 11 euros por metro cuadrado, superando los 12 euros en barrios como el centro de la ciudad o en la Playa de San Juan y la zona del Cabo.

El avance es más que notable y los precios son superiores en un 15,4% a los datos del mismo mes de 2023 justo antes de entrar en vigor la Ley de Vivienda. Por aquel entonces el precio no llegaba a los 10 euros por metro cuadrado. Además, todos los barrios han crecido comparado con el año anterior, algunos incluso por encima del 20%.

Esto se traduce en una subida de precio más que notable. Por ejemplo, hace un año, con precios disparados también, el coste de la renta mensual de un piso de unos 80 metros cuadrados costaba de media en Alicante 760 euros, mientras que actualmente el mismo piso costaría 880, unos 120 euros más. Las diferencias aumentan sustancialmente en caso de los barrios más tensionados.

La legislación

El Gobierno sigue avanzando en sus planes de poner coto a los precios del alquiler, aunque por el momento no lo está consiguiendo. De hecho a la Ley de Vivienda se le suma un índice de precios, que tan solo se puede aplicar en zonas tensionadas, y una reunión mantenida con las consejerías autonómicas de vivienda para controlar los pisos turísticos.

El intervencionismo del Gobierno no ha gustado al sector, que critica las medidas de la Moncloa. «Creemos que hay un error de diagnóstico, se ve al elaborar las medidas», explica Matos, quien admite que las intenciones «son nobles, pero las medidas no tienen en cuenta a la otra parte del mercado».

«Hay un error de diagnóstico, se ve al elaborar las medidas»

María Matos

Directora de estudios de Fotocasa

La experta admite que «nos encontramos en un contexto de crisis de oferta en el que la legislación no está favoreciendo el aumento de oferta« y asegura que »cuando limitas la rentabilidad a los particulares van a ir a buscarlas a otros mercados financieros como son estos regímenes que no entran en la ley de vivienda«.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios