Borrar
Urgente Baver-Els Antigons revalida el primer premio infantil de las Hogueras de Alicante
María Matos en la entrevista con TodoAlicante. T. A.
María Matos (Fotocasa): «Estamos atravesando la peor crisis de la oferta del alquiler del siglo XXI»
María Matos - Portavoz y directora de estudios de Fotocasa

María Matos (Fotocasa): «Estamos atravesando la peor crisis de la oferta del alquiler del siglo XXI»

La directora de estudios del portal inmobiliario analiza la subida de precios del mercado y la caída del stock en Alicante

Sábado, 18 de mayo 2024, 06:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Alicante atraviesa un complicado momento en el mercado de alquiler. El dinamismo de la ciudad y la escasa oferta disponible, sumado a la alta demanda, han puesto en jaque a los inquilinos, quienes deben pagar precios desorbitados para poder vivir en ciertas partes de la ciudad.

Con las rentas un 54% por encima de las cifras registradas en 2007, año de la burbuja inmobiliaria, la situación es poco esperanzadora en el corto plazo. Así lo asegura la directora de estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos, en una entrevista a TodoAlicante. «En el alquiler la situación es más complicada todavía que en la compraventa», asevera Matos.

La directora de estudios asegura que «estmaos atravesando la peor crisis de la oferta del siglo XXI en el mercado de alquiler» y destaca la «gran reducción que hemos vivido entre 2020 y 2024». Una reducción que asciende hasta el 15% en el caso de la Comunitat.

Por si fuera poco, la subida de tipos ha afectado indirectamente en el mercado de alquiler. «Un 20% de los compradores de viviendas decidieron esperar, y ese porcentaje se ha venido a alquilar», explica Matos, quien destaca la «grandísima demanda» que hay en Alicante, donde se necesitarían 90.000 viviendas para poder satisfacer las peticiones de alquiler.

Matos explica que la reducción de la oferta tiene «unas razones detrás». En primer lgar «se ha vendido muchísimo por ser una temporada muy favorable para la venta y ha habido un boom de actividad inmobiliaria desde que salimos de la pandemia», lo que ha reducido el parque de viviendas disponibles para alquilar.

Además, la oferta de las rentas ha experimentado un cambio, en especial con la entrada del mercado de la Ley de Vivienda. «Se ha pasado del mercado residencial de larga duración al mercado turístico o de pisos compartidos», ha avanzado Matos, quien asegura que la oferta de estos pisos vacacionales «se ha disparado un 40% en el último trimestre». La portavoz del portal inmobiliario asegura que las medidas de la norma «no están paliando la crisis de oferta, y lo que está haciendo es desincentivar a los propietarios a que mantengan las viviendas en alquiler».

«Se ha pasado del mercado residencial de larga duración al mercado turístico o de pisos compartidos»

María Matos

Directora de estudios de Fotocasa

Para Matos el foco no se ha de centrar en el intevencionismo, sino en «ampliar el parque público de vivienda, social y asequible», quien añade que «construir más viviendas sería ideal pero como de la noche a la mañana esto es complicado hay que intentar motivar y seducir a los que tienen la vivienda en alquiler, en vez de imponerles medidas punitivas de carácter obligatorio incentivarles con motivaciones».

El segundo de los grandes obstáculos estaría en «el estado de las viviendas». Y es que los inquilinos «se quejan de las malas condiciones, que no tienen comodidad ni confort», explica Matos. La portavoz inssite en que «la tasa de emancipación está a la cola de Europa, por lo que la administración debería de comprar viviendas y ponerlas en alquiler social para aumentar ya el parque, que es más necesario que nunca».

Previsiones

En cuanto a las previsiones para el próximo año, no son nada halagüeñas. «A pesar de que en el horizonte hay una desescalada de los tipos de interés, que puede parecer una buena noticia, va a volver a entrar gente en el mercado y se avivará la demanda latente», avanza Matos.

Los compradores que se han quedado esperando, que son un 20%, «van a volver al mercado y pondrán más presión sobre la escasez de oferta, porque se está comprando como nunca», lamenta la portavoz, quien asegura que el 2024 «va camino de batir récords con ese incentivo de bajadas de tipo y no se repone vivineda rápido».

La inversión extranjera

Alicante es la provincia española que más peso tiene de compra de extranjeros, cerca del 45%. Una situación que, de acuerdo con María Matos, se ha «avivado con la crisis de Ucrania y la paridad del euro dólar». Las buenas condiciones climáticas, sumadas a la competitividad de la vivienda alicantina hacen que sea el lugar favorito de inversión.

En este sentido, Matos critica la decisión de la Golden Visa, ya que afectará a un segmento pequeño, los que compran vivienda por encima del medio millón de euros. «Esta medida persigue el objetivo de equilibrar el mercado de la vivienda, pero hablamos de un mercado de alto standing que no afecta al precio medio de la viviendda alicantina, que está en torno a los 190.000 euros, por lo que no va a bajar precios, sino que va a hacer que otros inversores no apuesten por España», expresa Matos.

Matos asegura que los precios «seguirán subiendo». De hecho, Alicante ya ha alcanzado máximos y la directora de estudios está convencida de que en los próximos años «veremos como se superan los registros de compraventa».

«A pesar de que en el horizonte hay una desescalada de los tipos de interés, va a volver a entrar gente en el mercado y se avivará la demanda latente»

María Matos

Directora de estudios

Una situación que si es difícil, en el alquiler será peor, ya que hay máximos en toda España excepto en dos comunidades autónomas. La baja oferta que hay y la alta demanda hace de ellos un cóctel explosivo que condena en los próximos años al mercado de alquiler.

La clave podría estar en la obra nueva. La demanda es «muy psitiva, sobre todo por extranjeros de alto poder adquisitivo, que vienen a comprar esta tipología, que ya sabemos que está por encima de la de segunda mano», explica Matos, quien destaca que «esta demanda podría ser satisfecha y equilibrar el mercado de segunda mano, que es el que más usa el residente alicantino, pero no el alquiler». A pesar de ello, la directora de estudios lamenta que «no damos a basto y no se llega a tiempo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios