Borrar
Nasser Al-Khelaïfi. Gonzalo Fuentes (Reuters)
Ultimátum de Al-Khelaïfi a Mbappé: o renueva o le vende
Mercado

Ultimátum de Al-Khelaïfi a Mbappé: o renueva o le vende

«Kylian debe decidirse en una semana o dos como máximo. Si no firma un nuevo contrato, la puerta está abierta», subraya el presidente del PSG

Óscar Bellot

Madrid

Miércoles, 5 de julio 2023, 18:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El pulso que mantienen el PSG y Kylian Mbappé desarrolló un nuevo e importante capítulo este miércoles con el ultimátum que lanzó Nasser Al-Khelaïfi al astro de Bondy aprovechando la presentación de Luis Enrique como nuevo técnico del equipo parisino. «Si Kylian quiere quedarse, queremos que se quede. Pero tiene que firmar un nuevo contrato. No queremos perder gratis al mejor jugador del mundo. No podemos hacerlo. Es un club francés. Dijo que nunca se iría gratis. Si hoy cambia de opinión, no es culpa mía. No queremos perder al mejor jugador del mundo gratis. Eso está muy claro», afirmó el máximo dirigente del PSG durante el acto sobre el que estaban depositadas todas las miradas del firmamento futbolístico.

El dirigente catarí, que llegó con casi tres horas de retraso a la cita por problemas con el avión que le trasladó a la capital francesa, subió al estrado para refrendar la posición que mantiene el PSG desde que se conociese que Mbappé había remitido una carta al club para expresar su decisión de no ejecutar la cláusula estipulada en el contrato que firmó el pasado verano que le permitía renovar un año más y de forma unilateral su vínculo con la entidad de la ciudad de la luz, hasta el 30 de junio de 2025. Y esa no es otra que la de sacar al mercado al atacante a menos que este se avenga a prolongar su relación con el PSG.

Para llevar a cabo esta última opción, el atacante dispone de un plazo máximo de dos semanas, según dejó claro más tarde Al-Khelaïfi en conversaciones con la prensa francesa. «Kylian debe decidirse en una semana o dos como máximo. Si no firma un nuevo contrato, la puerta está abierta», remarcó el dirigente en declaraciones recogidas por 'Le Parisien'.

Noticia Relacionada

Los parisinos no están dispuestos a ver partir gratis al futbolista al que bañaron en oro el pasado verano extendiéndole el mejor contrato que haya visto el fútbol europeo y que contempla, entre otros apartados, una prima de fidelidad de 80 millones de euros que tendrá que pagarle el PSG el 1 de septiembre si continúa llevando su escudo en el pecho otra campaña más. Ese es el principal motivo por el que Mbappé proclamó recientemente que su intención sigue siendo permanecer la próxima temporada en la capital francesa.

La misiva de Mbappé ha dinamitado las relaciones con la cúpula del PSG, que insiste en renovar al campeón del mundo con Francia en 2018 o ponerle en el mercado este verano para que deje dinero en caja y aliviar así los problemas del club con la UEFA a cuenta del 'fair play' financiero. A este respecto, 'L'Équipe' aseguró el martes que el PSG se había comprometido con el máximo organismo del fútbol europeo a vender ahora a Mbappé si el crack de Bondy no renovaba su contrato.

«Todo está abierto», dice Luis Enrique

Al-Khelaïfi mantiene en público su deseo de que Mbappé permanezca vistiendo la camiseta del PSG, pero la actitud del astro ha soliviantado a los dirigentes cataríes, que tratan de dar un giro en la gestión después de ver cómo los caprichos de sus estrellas han alterado en los últimos años la convivencia dentro del club sin que los resultados acompañasen a la astronómica inversión acometida.

Dentro de esa nueva estrategia se enmarca la llegada al banquillo de Luis Enrique y la preferencia por futbolistas destinados a reforzar el fondo de armario de un equipo que, en cualquier caso, seguiría orbitando en torno a Mbappé en caso de que el delantero acepte renovar con el PSG. Luis Enrique, preguntado al respecto durante su presentación como nuevo entrenador del PSG, evitó meterse en charcos. «Todo está abierto», se limitó a afirmar el exseleccionador español.

La pelota está ahora en el tejado de Mbappé, de vacaciones en Miami, y de su madre y representante, Fayza Lamari. Una dura interlocutora que ya dejó constancia de cómo se las gasta en las negociaciones a tres bandas que mantuvo el pasado verano con el PSG y con el Real Madrid, y que finalizaron con aquel fastuoso acto en el Parque de los Príncipes para oficializar la continuidad de Mbappé en la ciudad de la luz que, un año después, vuelve a estar en el aire y con el Real Madrid agazapado a la espera de acontecimientos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios