Borrar
Carlo Ancelotti, durante la rueda de prensa. Thomas Coex (Afp)
Dortmund-Real Madrid

Los sudores fríos de Ancelotti y una receta para preparar la final de la Champions

El técnico afronta «con toda la ilusión del mundo» la cita del sábado en Wembley y sin dudas en el once, por más que le guste «mucho» el debate de la portería

Óscar Bellot

Madrid

Lunes, 27 de mayo 2024, 11:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Carlo Ancelotti afrontará el sábado su novena final de la Liga de Campeones. Disputó tres como futbolista y ha dirigido cinco ya como técnico. Un bagaje extraordinario que le sirve para encarar el pleito que librará el Real Madrid el 1 de junio ante el Borussia Dortmund con el poso de la veteranía en estas lides, sin que por ello desaparezca el gusanillo en el estómago. «El sudor frío llegará el sábado por la tarde, pero ya estoy preparado. Tengo experiencia. Mi equipo me da mucha confianza e ilusión porque les veo focalizados en el partido. Están en modo Champions», aseveró el técnico durante la rueda de prensa que ofreció con motivo del Media Day organizado por el Real Madrid en la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

Los blancos llegan al partido más trascendental del curso «con toda la ilusión del mundo» y siguiendo rutinas bien interiorizadas, dado que se trata de la sexta final de la máxima competición continental en la que participa el conjunto de Chamartín en las once últimas ediciones. «Es una semana para disfrutar, teniendo en cuenta la dificultad de la final y del rival. Llegar a la final siempre es un éxito. Lo hemos hecho muy bien y hasta el día de la final lo vamos a disfrutar. Tenemos mucha confianza y llegaremos a tope», subrayó un preparador que regateó la condición de favorito que los analistas atribuyen a su escuadra. «No pensamos en esto. Tenemos que jugar contra un rival que ha merecido llegar a la final. Lo ha hecho muy bien y ha eliminado a equipos de nivel como el Atlético y el PSG. Ha mostrado compromiso. Habrá que sufrir y pelear, como en todas las finales», desgranó Carletto.

«La previa de estos partidos son siempre iguales, con gran ilusión por ser protagonistas del partido más importante de la temporada. Es mi novena final, tres como jugador y seis como entrenador. Contento de estar aquí, luego llegará la preocupación. Pero lo voy a disfrutar», incidió el transalpino en el transcurso de una multitudinaria aparición en la que tuvo ocasión de analizar al Dortmund.

Ensalzó «la actitud y el compromiso» de los que ha hecho gala el equipo que dirige Edin Terzic para llegar hasta Wembley y valoró otros puntos fuertes del conjunto germano. «Tienen calidad. Es un equipo muy rápido en la transición, con jóvenes y jugadores que tienen experiencia también. Lo que más me llamó la atención contra el PSG fue la actitud, la pelea y las ganas por llegar a esta final», manifestó.

Ancelotti considera que lo más importante a la hora de abordar una riña de semejante enjundia es darles a sus futbolistas una información lo más clara posible, puesto que esa es «la mejor manera de quitar el estrés». «Lo vamos a disfrutar porque somos conscientes de que hemos hecho algo bueno y tenemos que ponerle la guinda al pastel», dijo un técnico que mantendrá su rutina habitual en este tipo de compromisos, sin dejar de lado alguna que otra superstición personal dado que, confesó, le enseñaron que no tenerla «trae mala suerte».

Resiliencia

El técnico de Reggiolo se mostró especialmente orgulloso por la fortaleza que ha mostrado esta temporada el Real Madrid para hacer frente a las adversidades. «Tuvimos muchos problemas, la lesión de Courtois, la lesión de Militao, la de Alaba, la baja de Vinicius, de Camavinga, de Tchouaméni... La actitud y el compromiso nos han permitido hacer una temporada estupenda», recordó en una comparecencia en la que volvió a poner sobre la mesa el buen ambiente que existe en el vestuario del Real Madrid. «Los veteranos son el ejemplo. Ha sido la generación del compromiso y de la actitud positiva. Ha empezado una transición y hay jóvenes que empiezan a tomar más responsabilidad. Han llegado jóvenes con mucha calidad técnica y que han entendido muy bien lo que es el Real Madrid», enfatizó un técnico que apuntó el respeto con el que trata a todos sus pupilos como clave de su éxito en los banquillos.

«Brócoli, salmón y pasta» es la dieta que sigue antes de una cita de máxima envergadura como la de este sábado en Wembley. «Después una hora de siesta, si soy capaz. Y después todo el pensamiento lo pongo en el partido. Antes de la charla el corazón empieza a subir, llega hasta 110 o 120 y se queda ahí. Cuando empieza el partido, el corazón vuelve a su ritmo normal», continuó el transalpino en una rueda de prensa en la que citó el sufrido pase ante el Leipzig en octavos, la «actuación defensiva espectacular» frente al Manchester City en la vuelta de cuartos y la remontada de semifinales ante el Bayern en el Santiago Bernabéu como los tres momentos más importantes del trayecto que ha llevado a los blancos hasta Wembley.

Allí les aguardará un Dortmund «formidable en las transiciones, que va bien de cabeza y tiene un bloque defensivo muy compacto», por lo que Ancelotti auguró «un partido competido» en el que «ganará quien haga mejor las cosas en todas las facetas». Y, por más que le guste el runrún sobre la portería, no parecen quedarle dudas sobre el once. «Los dos merecen jugar por muchas razones. Lunin ha hecho una gran temporada, hoy tiene fiebre pero va a recuperar para el sábado. Ahora llega el mejor portero del mundo. El debate me gusta mucho y si te digo quién va a jugar se acaba el debate», acotó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios