Borrar
Wolfgang Feiersinger pugna con Fernando Morientes en el Dortmud-Real Madrid de vuelta de semifinales de la Champions 1997-98. Roland Weihrauch (Ap)
Un bochorno para la historia, el póker de Lewandowski y el apagafuegos Casemiro
Final de la Champions

Un bochorno para la historia, el póker de Lewandowski y el apagafuegos Casemiro

Real Madrid y Borussia Dortmund han dejado un puñado de estampas imborrables en los catorce enfrentamientos previos que han librado antes de medirse este 1 de junio en busca de la 'orejona'

Óscar Bellot

Madrid

Domingo, 26 de mayo 2024, 17:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Real Madrid y Borussia Dortmund son dos viejos conocidos. Aunque su rivalidad no es tan longeva como la que los blancos mantienen con el Bayern de Múnich, lo cierto es que ha ido creciendo a lo largo de los años. Se vieron las caras por primera vez en 1998, pero en el cuarto de siglo transcurrido desde entonces han tenido ocasión de medirse ya en catorce ocasiones. El 1 de junio, con Wembley como escenario y la final de la Champions como marco, librarán su decimoquinto asalto. Será, por supuesto, el más importante. El balance registra seis triunfos del Real Madrid, tres del Dortmund y cinco empates. Por el camino han dejado un puñado de estampas imborrables.

1 de abril de 1998 (ida de las semifinales de la Champions 1997-98)

Coronado por primera vez como campeón de Europa un año antes, el Borussia Dortmund se presentó en un abarrotado Santiago Bernabéu dispuesto a mantener a salvo el cetro. El Real Madrid, dirigido por Jupp Heynckes, languidecía en una Liga que completó en cuarta posición y había sido eliminado por el Alavés en octavos de final de la Copa del Rey. La vetusta Copa de Europa, esa competición que llevaba 32 años sin ganar, era el clavo ardiendo al que se aferraba un equipo desnortado.

Pintaba feo el asunto y se enturbió aún más cuando la portería del Fondo Sur se desplomó por la acción de un grupo de radicales justo antes de iniciarse el choque. Cundió el pánico porque no había una de repuesto en el Santiago Bernabéu. Mientras arreciaba el bochorno y pendía la amenaza de que la UEFA diera el partido por perdido a los anfitriones, empleados del club se desplazaban hasta la antigua Ciudad Deportiva para sacar de allí otro marco que solventase el apuro. La trasladaron en el camión cedido por un socio, salvador inopinado del club de sus amores. El encuentro comenzó con una hora y cuarto de retraso, pero el Real Madrid salió airoso. Fernando Morientes y Christian Karembeu, este último con un punterazo, encarrilaron una eliminatoria que debía resolverse en el temible Westfalenstadion.

15 de abril de 1998 (vuelta de las semifinales de la Champions 1997-98)

El 2-0 registrado en el Santiago Bernabéu no arredraba al Muro Amarillo. La fervorosa hinchada del Borussia Dortmund compareció a la cita dispuesta a abrasar a un Real Madrid cogido con pinzas. Los cánticos de los seguidores aurinegros enardecían a los discípulos de Nevio Scala. El esperpéntico episodio de la portería del Santiago Bernabéu había encendido aún más los ánimos, con la directiva del Dortmund reclamando que aquel enfrentamiento se le diese por perdido al Real Madrid. Los visitantes caminaban sobre ascuas, pero Fernando Redondo se encargó de apagarlas dando un recital desde el centro del campo en un choque que acabó sin goles y mandó al Real Madrid rumbo a Ámsterdam, donde abrazó la Séptima.

19 de febrero de 2003 (segunda fase de grupos de la Champions 2002-03)

Alejados de la tensión vivida cinco años antes, Real Madrid y Borussia Dortmund calibraron fuerzas de nuevo en la segunda fase de grupos de la Champions 2002-03. La primera cita fue en el Santiago Bernabéu. Los blancos, vigentes campeones del torneo, se vieron sorprendidos por un tanto del gigantesco Jan Koller a la media hora. Pero aquel equipo galáctico que dirigía Vicente del Bosque le dio la vuelta al marcador gracias a las dianas de Raúl y de Ronaldo.

25 de febrero de 2003 (segunda fase de grupos de la Champions 2002-03)

Una semana después, era el Westfalensation el que vestía sus mejores galas para recibir al Real Madrid. Como ocurriera seis días antes, el checo Jan Koller puso por delante al Dortmund en la primera parte, pero Javier Portillo, que había entrado en el minuto 90 sustituyendo a Paco Pavón, evitó la derrota del Real Madrid anotando el empate en el 92 a pase de Zinedine Zidane. El Madrid se clasificó en el segundo puesto, un punto por delante del Dortmund.

24 de octubre de 2012 (fase de grupos de la Champions 2012-13)

El siguiente cruce de espadas entre Real Madrid y Borussia Dortmund se produjo en la fase de grupos de la Liga de Campeones 2011-12. Con Jürgen Klopp a los mandos del cuadro aurinegro y José Mourinho conservando las riendas de los blancos, el Dortmund se impuso en el Westfalenstadion gracias a los tantos de Robert Lewandowski y Marcel Schmelzer, que sirvieron para neutralizar la diana de Cristiano Ronaldo.

6 de noviembre de 2012 (fase de grupos de la Champions 2012-13)

Dos semanas después, el Dortmund estuvo a punto de repetir triunfo en el Bernabéu. Los visitantes se pusieron por delante en dos ocasiones gracias a un tanto de Marco Reus y otro de Álvaro Arbeloa en propia puerta. Pero el Real Madrid respondió con dianas del luso Pepe y del germano Mesut Özil. Aquel Dortmund de Klopp finalizó como primero de grupo, con el Real Madrid segundo a tres puntos, y llegó a alcanzar la final, en la que perdió frente al Bayern de Múnich, después de verse las caras de nuevo con el conjunto de Chamartín en semifinales.

24 de abril de 2013 (ida de semifinales de la Champions 2012-13)

El Dortmund puso pie y medio en la final de Wembley tras masacrar al Real Madrid en el Signal Iduna Park con un póker de goles de Robert Lewandowski. La descomunal pegada del artillero polaco despedazó a un Real Madrid que apenas ofreció un gol de Cristiano Ronaldo como respuesta. El luso ponía las tablas al filo del descanso, pero el huracán de la segunda parte se llevó por delante a un Real Madrid que ofreció una actuación deslucida.

30 de abril de 2013 (vuelta de semifinales de la Champions 2012-13)

Levantar un 4-1 en contra es una empresa casi imposible, pero el Real Madrid jamás se rinde. Los blancos, con el orgullo herido, se conjuraron para remontar la eliminatoria en el Bernabéu. Los blancos activaron todas las liturgias y dispusieron de cuatro grandes ocasiones en el primer cuarto de hora, todas ellas desperdiciadas. Pese a ello, siguieron apretando y, con el público enfervorizado en un duelo descamisado, los goles de Karim Benzema, en el minuto 82, y de Sergio Ramos, en el 88, pusieron picante al cruce. No hubo más, sin embargo. El Real Madrid nadó para morir en la orilla.

2 de abril de 2014 (ida de cuartos de final de la Champions 2013-14)

Un año después de aquella eliminatoria, el Real Madrid clamaba venganza. José Mourinho había dejado sitio a Carlo Ancelotti, pero Jürgen Klopp permanecía en el banquillo del Dortmund. Carletto aprendió de la lección que se llevó su predecesor y sus jugadores salieron al césped del Bernabéu con las orejas tiesas. Los tantos de Bale, Isco y Cristiano Ronaldo parecían dejar sentenciada la eliminatoria, pero quedaba un capítulo teñido de agonía.

8 de abril de 2014 (vuelta de cuartos de final de la Champions 2013-14)

Klopp diseñó un escenario tenebroso para el Real Madrid en el Signal Iduna Park. Confiado por el holgado resultado logrado en la ida, el equipo de Chamartín compareció adormecido en el recinto renano y vio cómo Reus le ponía contra las cuerdas con un doblete en la primera parte, después de que Ángel Di María fallase un penalti. El cuadro de Ancelotti ofrecía su peor actuación de la temporada, personificada especialmente en la figura de un superadísimo Asier Illarramendi, mientras veía en riesgo el sueño de la Décima. Cristiano Ronaldo, tocado, asistía al drama refugiado en el banquillo.

Carletto intervino al descanso retirando a Illarramendi, que quedó definitivamente señalado, para dar entrada a Isco. Mejoró el Madrid, pero fue un espejismo. Los blancos retrocedieron para atrincherarse en su área y el Dortmund recrudeció el tiroteo, estrellándose unas veces con el palo y otras con Iker Casillas. Con el Madrid desbordado y al borde de la tragedia, la irrupción de Casemiro, por entonces un actor secundario, le salvó la vida a los de Chamartín, que superaron la eliminatoria por los pelos y acabaron proclamándose campeones en Lisboa.

27 de septiembre de 2016 (fase de grupos de la Champions 2016-17)

Dortmund y Real Madrid añadieron otro episodio a su rivalidad en el Signal Iduna Park con motivo de la fase de grupos de la Champions 2016-17. Fue un atractivo intercambio de golpes. Pegó primero el Real Madrid por mediación de Cristiano Ronaldo y respondió el Dortmund gracias a Aubameyang. Los blancos volvían a adelantarse en la segunda mitad con un gol de Raphael Varane, mas André Schürrle igualó en la recta final.

7 de diciembre de 2016 (fase de grupos de la Champions 2016-17)

Un guion parecido se desarrolló dos meses después en el Bernabéu. Un doblete de Benzema le servía a los blancos para poner tierra de por medio, con el liderato del grupo en juego. Pero el cuadro de Zinedine Zidane perdonó la sentencia y el Dortmund lo aprovechó para firmar las tablas. Aubameyang y Reus igualaban el marcador y el Dortmund pasaba a octavos como primero de grupo, con el Real Madrid segundo con dos puntos menos.

26 de septiembre de 2017 (fase de grupos de la Champions 2017-18)

Emparejado con el Dortmund en el mismo grupo por segundo año consecutivo, el Real Madrid se imponía por primera vez en el Signal Iduna Park gracias a un doblete de Cristiano Ronaldo y otro tanto de Bale que tornaron en estéril la diana de Aubameyang. Los blancos sacaron rédito de un pleito descamisado en el que Bale y Cristiano galoparon a campo abierto frente a un Dortmund manso en defensa que al fin rindió su estadio después de seis visitas previas del conjunto de Chamartín que se habían saldado con tres triunfos locales y tres empates.

6 de diciembre de 2017 (fase de grupos de la Champions 2017-18)

Con el pase a octavos como segundo de grupo ya asegurado, el Real Madrid tuvo que sobreponerse a otro exceso de confianza para evitar que el Dortmund pescase en el Bernabéu. Los blancos se pusieron 2-0 antes del primer cuarto de hora gracias a un tanto de Borja Mayoral y otro de Cristiano Ronaldo, pero el Dortmund, eliminado de la máxima competición continental pero que se jugaba entrar en la Liga Europa, resucitó gracias a una serie de errores de los locales e igualó con un doblete de Aubameyang. Fue entonces cuando el Real Madrid, tocado en su orgullo, se volcó en ataque para acabar certificando el triunfo merced a un tanto de Lucas Vázquez en la recta final.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios