Borrar
Altea ha sido el destino valenciano con mejor comportamiento T.A.
Tras la penitencia de la pandemia llega la resurrección de Semana Santa al turismo

Tras la penitencia de la pandemia llega la resurrección de Semana Santa al turismo

El sector cierra el primer gran periodo vacacional del año con datos muy por encima de los inicialmente previstos | Altea, con lleno técnico, es el destino valenciano que mejor se comporta

Martes, 11 de abril 2023, 15:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Casi un cinco por ciento por encima de las previsiones que se manejaban antes de la llegada de los días clave de la primera gran cita turística del año y, por lo tanto, alcanzando una ocupación media del 84% en los hoteles de costa de toda la Comunitat Valenciana; un buen comportamiento que ha supuesto una mejora del 2,5% sobre lo registrado en 2022, una Semana Santa que, eso sí, todavía estuvo marcada por los efectos retrasados de la sexta ola de Covid que barrió a principios de año.

Por todo ello, el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, se ha mostrado muy satisfecho ya que, como ha asegurado este martes, «el balance final ha superado el pronóstico inicial» gracias a que «las reservas de última hora, una vez más, han beneficiado la campaña de Semana Santa en nuestro destino».

Otra de las buenas noticias que ha dejado esta Semana Santa, tal y como se ha destacado desde Turisme Comunitat Valenciana, es la recuperación del mercado internacional. Así, Colomer ha explicado que «llevamos un primer trimestre del año donde el incremento de mercado internacional supera al de 2019 en ese mismo periodo», un año, el inmediatamente anterior a la irrupción de la pandemia, que el sector calificó en su momento como histórico por sus excelentes cifras.

Benidorm, muy por encima de lo previsto

Donde la diferencia entre lo previsto y lo registrado ha sido muy sustancial ha sido en Benidorm, que preveía una ocupación del 76% y ha terminado cerrando la Semana Santa rozando el 86%.

El buen comportamiento de la capital turística de la Costa Blanca contagió al resto de la provincia de Alicante que, sin tener en cuenta los datos de Benidorm, también cerró esta Semana Santa con una ocupación media del 83,66% cuando lo que se esperaba inicialmente era quedarse en el 80%.

En ese sentido, destacan especialmente los casos de Altea, que he llegado al lleno técnico (por encima del 95%) o la propia ciudad de Alicante, que ha alcanzado el 92% de su planta hotelera ocupada.

Todo ello, reforzado también por lo registrado en los campings, que han llegado al lleno en la modalidad de cabañas y bungalows y que han alcanzado el 90% de ocupación en el caso de las parcelas.

Satisfacción generalizada

La fotografía que ha dejado la Semana Santa en la Costa Blanca y en toda la Comunitat Valenciana ha disparado el optimismo entre los responsables de la principal industria de la región. Así, mientras Colomer subrayaba que estos resultados están «en la línea de desestacionalización, internacionalización y diversificación del producto turístico»; el presidente de la patronal hotelera Hosbec, Fede Fuster, no ha dudado en calificarlos de «muy buenos».

Fuster no ocultaba su gran satisfacción porque esos «muy buenos» datos han sido «mejores incluso que nuestras previsiones más optimistas», algo que el presidente de Hosbec leía también en clave de futuro ya que «nos encara la temporada turística de verano que ahora comienza con buenas perspectivas».

En cualquier caso, Fede Fuster también lanzaba un aviso por la otra cara de la moneda de lo vivido en Semana Santa recordando que «ahora no estamos obsesionados por contar turistas ni por batir récords, el año 2023 va a ser la temporada turística en la que tengamos objetivos de rentabilidad y de sostenibilidad futura tanto social como económica».

La hostelería y la noche también celebran

Otro sector que ha cerrado la Semana Santa con muy buenas sensaciones y confirmando sus propias previsiones es el de la hostelería y el ocio nocturno, que, como explica el portavoz de la Asociación de Bares y Restaurantes de Benidorm (Abreca), Alex Fratini, ha seguido manteniendo las cifras de negocio «de récord» que vienen celebrando durante todo lo que llevamos de 2023.

Así, tal y como ha subrayado Fratini, la recién terminada «ha sido una Semana Santa de récord» y reconocía que en su sector «estamos muy satisfecho porque no sólo han venido españoles», sino que «también ha sido importante la afluencia de los británicos».

Todo ello, en palabras del portavoz de Abreca, ha provocado que «el gasto medio por persona ha sido mayor de lo previsto, muy en línea del año pasado».

Los comerciantes, más tibios

Contentos, pero no tan eufóricos como sus colegas del sector alojativo o de la restauración, han terminado la Semana Santa los comerciantes ya que, como ha explicado el portavoz de Aico, la asociación que reúne al sector en Benidorm, Raúl Parra, «ha habido muchísima, algo que se ha notado en los contadores de muchísimas tiendas; pero el consumo no ha sido el que esperábamos».

Parra, eso sí, reconocía que el comportamiento del comercio dentro de la propia capital turística de la Comunitat Valenciana ha sido irregular ya que mientras en algunas zonas, como el Rincón de Loix, se ha experimentado una bajada de ventas; en otras, la experiencia ha sido la inversa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios