Borrar
La princesa Kalina de Bulgaria, en el desayuno del Club Cámara en el Petímetre. Shootori
Una princesa en Alicante

Una princesa en Alicante

Kalina de Bulgaria, esposa de Kitín Muñoz, acudió esta semana al Cámara Business Club para acompañar a su pareja en su conferencia ante el empresariado alicantino

La cotorra

Alicante

Sábado, 25 de mayo 2024, 07:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La cotorra vuela hasta la playa de San Juan, a donde ha acudido esta semana un invitado especial: de la realeza. El selecto club empresarial de la Cámara de Comercio, el Business Club, contó por un día con una princesa.

El organismo cameral había invitado a esta última conferencia al explorador y aventurero Kitín Muñoz, quien explicó su vida y proyectos desde la etapa de juventud. Junto a él acudió al Petímetre, lugar escogido para el evento, su mujer, Kalina de Sajonia-Coburgo-Gotha y Gómez-Acebo de Bulgaria, o Kalina de Bulgaria.

La princesa llegó vestida de calle, con un pañuelo en la cabeza y una camiseta de la Fundación Boinas Verdes. Kalina generó expectación entre los empresarios y fue nombrada varias veces en el transcurso de la conferencia.

Noticias relacionadas

De hecho, el cenit de la intervención llegó gracias a ella. Kalina vio como su marido se estaba quedando trabado durante el 'speech', por lo que se levantó para darle un vaso de agua, lo que provocó los aplausos del público y el beso en su mano por parte de Kitín, quien resaltó entre bromas las ventajas de tener una princesa como mujer.

Momento en que se levantó para darle agua.
Momento en que se levantó para darle agua. Shootori

Kalina, hija del último Zar de Bulgaria, Simeon II, nació en España, años más tarde de que su padre huyese del país tras perder la II Guerra Mundial y convertirse en una república socialista, cayendo al otro lado del telón de acero. La princesa, que tiene un hijo con Kitín Muñoz de 17 años, le ha acompañado durante este pasado jueves en Alicante, recibiendo constantes referencias del explorador por su carácter «aventurero».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios