Borrar
Kitín Muñoz durante la conferencia del Cámara Business Club.

Ver 46 fotos

Kitín Muñoz durante la conferencia del Cámara Business Club. Shootori
Kitín Muñoz - Explorador y navegante

Kitín Muñoz sueña desde Alicante con su próxima gran aventura

El explorador pretende cruzar el río Titicaca en balsa junto con su mujer y su hijo | Será un test antes de surcar el Océano Pacífico

Jueves, 23 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El aventurero Kitín Muñoz ya piensa en su próxima gran aventura, un sueño que persigue desde hace tiempo y que está cerca de poder cumplirse. El explorador pretende cruzar en balsa el río Titicaca junto con su familia, la princesa Kalina de Bulgaria y su hijo Simeón, un viaje que servirá de preparación para el gran reto: surcar el Océano Pacífico de nuevo.

«Hay un sueño que voy a cumplir», ha pronunciado Muñoz durante la una de las conferencias circulares del Cámara Business Club, celebrada en el restaurante Petímetre, de San Juan Playa. Junto al explorador ha estado presente el presidente del organismo cameral, Carlos Baño, y el vicepresidente y dueño de Carmencita, Jesús Navarro, junto con decenas de empresarios de Alicante del selecto club de la Cámara de Comercio.

Shootori

El explorador ha desvelado que el gran reto que tiene entre manos no lo hará solo, sino que estará acompañado por su familia. «Me he casado con una aventurera y princesa y tengo la suerte de que me acompaña en todo», ha asegurado el explorador, quien espera a que su hijo «tenga el peso para mantener una vela» para así embarcarse en esta gran aventura.

Muñoz, que ha relatado frente al empresariado alicantino multitud de aventuras y peripecias, ha querido dejar claro que ya trabaja en su próximo reto, que también es un sueño que tiene desde hace tiempo. El explorador, que está haciendo una tesis sobre embarcaciones prehistóricas, está construyendo una balsa de Totora, usada por los indígenas y los primeros pueblos de la zona del lago Titicaca, en Bolivia y Perú.

Noticia relacionada

A base de juncos esta embarcación será idéntica a la que usaban los nativos de esta parte de Sudamérica a la llegada de los españoles. «Quiero hacer una primera aventura para que estas balsas sean reconocidas como patrimonio de la humanidad». Para ello hará «un viaje por el Titicaca y lo vamos a hacer en familia», un río de 400 kilómetros.

El recorrido por el río boliviano servirá a Muñoz de test para volver a surcar las aguas del Pacífico, esta vez a bordo de la balsa de Totora, para reforzar su tesis. «Luego mi idea es cruzar el Pacífico en balsa con la princesa y mi hijo», ha expresado el aventurero en la conferencia.

La vida de un aventurero

Kitín Muñoz ha querido contar sus vivencias al empresariado alicantino para hacer un simil entre los aventureros y el espíritu emprendedor de la provincia. Nacido en Sidi Ifni, en el África Occidental en antiguas colonias españolas, el explorador creció en Torrevieja, en una casa construida en la playa de El Cura.

Muñoz arrancó sus peripecias en los años 70, gracias a un empresario madrileño que le patrocinó su primer viaje. «A partir de ahí vino la gran aventura de mi vida», expresó el explorador, quien quiso seguir preparándose a imagen y semejanza de Miguel de la Quadra-Salcedo.

Fue entonces cuando Kitín quiso entrar en los boinas verdes, el Mando de Operaciones Especiales (MOE) con base actual en Alicante; «hice lo imposible para entrar en la compañía 31, donde entran los valientes, y ese fue el mejor regalo que puede tener un joven de 20 años». Muñoz fue guerrillero en las montañas, donde aprendió «el sentido del compañerismo, formación y patriotismo», valores que, según el explorador, le prepararon para «triunfar en las expediciones».

«La primera gran expedición la financió el presidente de una agencia de seguros», ha detallado Muñoz, quien también resalta el apoyo de la Casa Real como clave para sus proyectos en la Isla de Pascua.

Fundación Boinas Verdes

La conferencia ha servido además para presentar el segundo libro de los Boinas Verdes y la Fundación sobre este cuerpo del ejército. «Vamos a hacer un segundo libro acompañando los relatos de verdaderos Boinas Verdes para impulsar la fundación«, ha explicado Kitín.

Shootori

Tras acabar su intervención, ha cogido el micro el presidente de la fundación y militar José Ignacio Acevedo, quien ha resaltado que la fundación «ayuda a los militares, tanto actuales como retirados» a que puedan vivir ejerciendo su trabajo.

Además, a aquellos que dejan el cuerpo «tratamos de formarles y darles un trabajo para la sociedad civil», ha expresado Acevedo, quien ha remarcado la importancia de la ayuda de la Cámara de Comercio y sus cursos para contribuir a lograr estos objetivos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios