Borrar
Imagen de archivo de un socorrista en una playa de Elche. T.A
El mar de fondo, la trampa mortal de las playas de Alicante

El mar de fondo, la trampa mortal de las playas de Alicante

Este movimiento de olas, que arrastra mar adentro a bañistas menos expertos o vulnerables, ya ha provocado al menos una muerte por ahogamiento en la provincia

Martes, 4 de junio 2024, 17:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La temporada de baño ha comenzado en la provincia de Alicante de la peor manera posible con cinco fallecidos en apenas cuatro días. Los cinco bañistas han perdido la vida en la cala de la Fustera (Benissa), en La Marina (Elche), en el Arenal-Bol (Calp), en Orihuela y en La Mata (Torrevieja). Además, la rápida intervención de los servicios sanitarios evitó otra tragedia en Benidorm, donde una persona tuvo que ser atendida con signos de ahogamiento.

El fenómeno que provoca la mayoría de los ahogamientos es conocido como el mar de fondo, una trampa invisible y letal que puede atrapar a los bañistas menos expertos o vulnerables por su condición física y arrastrarlos mar adentro. Se trata de olas que se desplazan hasta la costa donde rompen al disminuir la profundidad. En estas situaciones también se generan corrientes de resaca, que retiran el agua de la playa, llevándola más allá de la zona rompiente.

Ambas son situaciones engañosas, en las que el estado del mar no parece ser muy adverso pero, cuando se presentan, pueden ser un elemento de adversidad, sobre todo para este tipo de bañistas vulnerables.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), desde el viernes ha estado soplando viento de levante y nordeste en el litoral de Alicante, especialmente intenso el viernes cuando sopló con rachas de hasta 50 km/h. Durante el fin de semana, fue disminuyendo la intensidad, pero todavía persistente de componente este hasta este lunes.

Los datos registrados por el sistema de boyas de Puertos del Estado indican que entre el viernes y el sábado hubo marejada en las costas de Alicante, con picos el viernes. La altura de olas ha ido descendiendo desde el mediodía del domingo. A pesar de que ha ido cesando el viento, aún queda mar de fondo.

La Aemet asegura que ni el viento observado ni el oleaje son susceptibles de aviso meteorológico, pero la situación del mar sí que puede presentar cierto riesgo, sobre todo cuando se presentan estas corrientes de resaca y la altura de las olas no es tan alta como lo fue viernes y sábado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios