Borrar
Carlos III en una imagen de archivo EFE
La Costa Blanca se une a los territorios de la Commonwealth para la coronación de Carlos III

La Costa Blanca se une a los territorios de la Commonwealth para la coronación de Carlos III

Turistas y residentes británicos viven al sol del Mediterráneo un momento único en su historia

Sábado, 6 de mayo 2023, 07:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Carlos III será coronado este sábado como rey del Reino Unido y de los otros Reinos de la Manocomunidad de Naciones. Es un título con una nomenclatura algo complicada, pero muy simple si se compara con los muchos tipos de reinados que va a ejercer el hijo y heredero de Isabel II dependiendo del territorio en el que nos fijemos.

Es tan complicada la cosa que, por qué no, podríamos incluir en esos 'otros territorios de la Commonwealth' a Benidorm, una ciudad que, en el fondo, tiene mucha más relación diaria con la vida de los súbditos de Su Graciosa Majestad que alguno de los países y regiones sobre los que el pasado colonial ciñe la corona tan celosamente guardada en la Torre de Londres.

En Benidorm, de hecho, este sábado será un día casi festivo para buena parte de sus residentes y, sobre todo, visitantes. Unos turistas entre los que la figura de Carlos III genera disparidad de opiniones, la mayoría de adhesión, mientras que su mujer, Camilla Parker-Bowles, recaba un rechazo mucho más unánime.

Ese es el caso, por ejemplo, de Amelia Astor, una oronda septuagenaria que pasea por la primera línea de la playa de Levante subida a una de esas típicas 'scooters' eléctricas que causan auténtico furor entre los turistas británicos. Sosteniendo la que, sin lugar a dudas, no es la primera pinta del día dice que «mi reina siempre será Isabel II. Crecí con ella. ¿Carlos? Supongo que lo hará bien, pero no me gusta Camilla. Es una divorciada y no puede ser reina. No debería de serlo».

Tampoco le gusta la figura de la reina a Ava Brown, de Newcastle, que lamenta, mientras se deja sorprender por la gastronomía más tradicional española y trata de pronunciar correctamente la palabra 'torreznos', algo nada sencillo para alguien del northwest británico; que «Carlos debería de haber dado paso a Guillermo. Él es joven y más moderno, con una bonita familia. Él es muy mayor y no me gusta… y tampoco me gusta Camilla».

Seguimiento con interés relativo

Amelia y Ava seguirán la coronación por la televisión «mientras tomamos algo en algún bar». ¿Y si en ese establecimiento no retransmiten la coronación? A ellas eso no les preocupa. «Pues entonces, no lo veremos», dicen mientras dejan claro que su mayor preocupación, en los días que pasarán en Benidorm, no es la de asistir al evento londinense, sino disfrutar de la gastronomía local todo lo que puedan.

De hecho, ninguno de los ayuntamientos de la comarca de la Marina Baixa, una de las zonas de la Comunitat Valenciana con mayor presencia de colonias de residentes británicos, ha recibido solicitud alguna por parte de grupos de vecinos o colectivos para la organización de eventos multitudinarios para celebrar la coronación de Carlos III.

Se da por hecho que los locales de la conocida como 'zona guiri' de Benidorm, como otros establecimientos de la comarca dirigidos al público británico, pondrán la coronación en las pantallas de sus televisiones; pero poco más se espera que suceda.

Benidorm, por su parte, emitirá imágenes conmemorativas, como ya hiciera con motivo de la muerte de Isabel II (y anteriormente, con el Jubileo de Platino), en el Tecnohito y las pantallas municipales distribuidas por todo el municipio.

Además, algunas asociaciones de vecinos han organizado pequeños eventos de carácter privado en el domicilio de alguno de sus miembros. La mayoría, más que reunirse con motivo de la coronación de Carlos III, aprovecharán barbacoas convocadas ya con anterioridad, para ver el evento por televisión.

El turismo, el gran beneficiado

Donde la coronación del nuevo rey sí se dejará notar es en el sector turístico. Tanto los hoteleros como los hosteleros de la Costa Blanca esperan con los brazos abiertos la oleada de británicos que, aprovechando que el lunes será festivo allí, pondrán desde este viernes rumbo al Mediterráneo para aprovechar unos días de sol y huir así de un país en el que, al menos en la ciudad de Londres, esta mañana llovía a cántaros.

De hecho, tal y como explica la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, las distintas compañías aéreas que unen el aeropuerto Miguel Hernández de Alicante-Elche con Reino Unido tienen programados 45.000 asientos para este puente, lo que da una idea muy clara del buen índice de ocupación que eso dejará en los establecimientos hoteleros de la Costa Blanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios