Borrar
Ejemplares de chajá en Terra Natura Benidorm. TNB
El aviario de Terra Natura Benidorm aumenta su familia con la llegada de un chajá procedente de Francia

El aviario de Terra Natura Benidorm aumenta su familia con la llegada de un chajá procedente de Francia

El parque de naturaleza busca enriquecer la biodiversidad de esta instalación y establecer un grupo reproductor de esta especie protegida

Adrián Mazón

Alicante

Jueves, 28 de marzo 2024, 14:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Puede parecer una grulla o un pavo, pero el nombre de su especie es 'Chauna torquata' también conocida como chajá. Este animal está emparentado los ejemplares mencionados y también es pariente de las aves acuáticas. Su morfología es el resultado de una convergencia evolutiva con algunas especies de aves terrestres con las que comparten hábitos.

Un ejemplar macho de esta especie, un chajá procedente del zoológico de Beauval en Francia, ha sido la última especie que se ha incorporado al aviario del parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm. Su llegada al parque tiene como objetivo aumentar la biodiversidad de su aviario y establecer un grupo reproductor de esta especie, que actualmente se encuentra protegida.

El chajá es una especie sensible respecto a su estado de conservación, aunque está catalogada como de preocupación menor, ya que sus poblaciones se han recuperado durante los últimos años.

Por ello, con su incorporación al aviario de Terra Natura Benidorm también se pretende constituir un grupo reproductor y favorecer que los ejemplares realicen sus funciones sociales de manera completa, con fases como el cortejo y la reproducción para «un desarrollo psicofísico sano y natural».

Ejemplar de chajá en Terra Natura Benidorm.
Ejemplar de chajá en Terra Natura Benidorm. TNB

El macho tiene un año de edad y pesa 3,5 kilogramos, además tiene una altura de 70 centímetros. El ejemplar se ha inido al grupo formado por dos hembras, de las cuales una llegó en 2003 y la otra nació en Terra Natura Benidorm en 2010.

Al llegar al parque este ave fue ubicada inicialmente en un habitáculo dentro del aviario durante cuatro días para que estableciera contacto visual, pero no físico, con el resto de aves y sus congéneres. Durante este periodo de adaptación, se le acercaron los otros ejemplares de su especie con los que comenzó a interactuar a distancia, mostrando un comportamiento social normal.

En estos momentos, el macho de chajá ya recorre libremente el aviario y continúa familiarizándose con el entorno y con el resto de especies que habitan en este gran espacio, en el que conviven 125 ejemplares de 23 especies diferentes.

Curiosidades de la especie chajá

En la parte anterior de cada ala, los chajás poseen un espolón para defenderse a sí mismos y a sus polluelos, aunque estos suelen permanecer inmóviles para pasar inadvertidos. Los padres emiten un grito de alarma para alertar a las crías y que puedan escapar cuando detectan la presencia de un depredador.

El cuerpo del chajá es similar al de un pavo con cresta. Su pico es pequeño y afilado, de color gris claro y cuenta con una especie de collar en la parte del cuello. Las patas son robustas y largas de color rosado, y la parte de alrededor de los ojos es de tono rojizo. Suele vivir en pareja y en ocasiones en grupos de alrededor de cien individuos.

Se trata de un ave herbívora, que se alimenta preferentemente de brotes verdes y plantas blandas. De hecho, se alimentan de vegetales vadeando las aguas someras y son capaces de crear nidos con juncos, formando grandes plataformas en las que ponen hasta seis huevos.

Estos pájaros pueden planear a gran altura y es habitual verlos en zonas próximas a lagunas y estanques. La especie habita en la Patagonia de Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia.

Sobre Terra Natura Benidorm

Terra Natura Benidorm es un parque de naturaleza y animales dedicado al cuidado de especies animales, que cuenta con más de 150 especies diferentes en su mayor parte vulnerables o en peligro de extinción. El recorrido por sus instalaciones hace que los visitantes se sumerjan en el concepto de zooinmersión. Las barreras entre el visitante y los animales quedan ocultas entre la vegetación generando la sensación de continuidad entre los ecosistemas recreados para cubrir las necesidades de los animales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios