Borrar
Varias vecinas limpian y colocan flores en la fuente de la calle Toledo. V.L.B.
Sábados de fiesta, domingos de limpieza en el Casco Antiguo de Alicante

Sábados de fiesta, domingos de limpieza en el Casco Antiguo de Alicante

Los vecinos del barrio se organizan para adecentar las calles después de los destrozos que deja el fin de semana en la zona

Tere Compañy Martínez

Lunes, 20 de marzo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Es domingo por la mañana y el Casco Antiguo de Alicante se despierta después de una noche más de fiesta. En las aceras, plazas y rincones del barrio se amontonan botellas vacías, restos de orines y maceteros tumbados. Es el día a día de unos vecinos que hace tiempo que han dicho basta y que reclaman medidas para solucionar el problema de ruido, limpieza y degradación de la zona.

Pero mientras llega la Ordenanza del Ruido, la de Ocupación de Vía Pública o mayores actuaciones policiales para controlar los desmanes de los sábados por la noche los vecinos del barrio ya se han organizado para que el domingo la zona luzca como debería.

Y es que desde la Asociación de Vecinos Laderas del Benacantil comenzaron el domingo, 19 de marzo, limpiando y adecentando la fuente de la calle Toledo. «La fuente antes tenía plantas y estaba arreglada, un sábado entraron, lo destrozaron todo y así se quedó. Ahora vuelve a estar bonita», ha explicado el presidente de la entidad vecinal, Joaquín Gangoso, quien ha añadido que esto «son pequeños detalles para mejorar nuestro entorno».

La fuente tras la actuación de las vecinas. El equipo de limpieza. Una vecina limpia con una escoba restos de basura y plantas. A.V.L.B.
Imagen principal - La fuente tras la actuación de las vecinas. El equipo de limpieza. Una vecina limpia con una escoba restos de basura y plantas.
Imagen secundaria 1 - La fuente tras la actuación de las vecinas. El equipo de limpieza. Una vecina limpia con una escoba restos de basura y plantas.
Imagen secundaria 2 - La fuente tras la actuación de las vecinas. El equipo de limpieza. Una vecina limpia con una escoba restos de basura y plantas.

«Desde la Asociación intentamos mejorar la zona, limpiamos, arreglamos las pintadas, recogimos la basura y colocamos diversas macetas para darle un toque más humano», explica Joaquín Gangoso, después de un fin de semana más en el que los vecinos del barrio han recopilado en vídeos y fotos la peleas, el ruido y la degradación de la zona.

Con acciones como estas los habitantes del Casco Antiguo de Alicante buscan arreglar algunos de los destrozos que provoca el ocio nocturno en la vía pública. Una actuación que surge de la iniciativa particular. «Había personas que querían participar activamente en mejorar el barrio y se juntaron varios vecinos para arreglar, limpiar la zona y poner plantas», explica Gangoso. Sin embargo, prevén repetir en otras ocasiones adecentando otros rincones y espacios sucios o abandonados de la zona «que el Ayuntamiento no arregla», insiste el dirigente vecinal.

Críticas por el ruido

Los vecinos han valorado también el proyecto de Ordenanza del Ruido que el Ayuntamiento de Alicante pretende impulsar a aprobación inicial antes de acabar el mandato.

Una nueva normativa que permitiría mejorar la situación de los residentes de este emblemático barrio alicantino, que recopilan cada fin de semana decenas de denuncias contra el vandalismo, las actividades incívicas y el botellón en la zona.

Desde la entidad valoran que cualquier avance para establecer una ordenanza que permita regular y actualizar la actual -que data de 1991- es un buen paso adelante. Sin embargo, se muestran desconfiados, ya que los últimos intentos de modificar esta normativa -el anterior en 2019- nunca llegaron a ver la luz.

A las denuncias vecinales por el ruido en la zona se suman las de los hoteleros del barrio, que reciben las críticas que los turistas dejan tras visitar la ciudad y alojarse en el Casco Antiguo. «Muchas discotecas alrededor del apartamento. Viernes y sábado hasta las 4 de la mañana no te duermes» o «La ubicación es terrible: hay varios bares alrededor del edificio, abiertos hasta las 4 de la mañana con decenas de personas en la calle bebiendo y gritando durante largas horas. Incluso en mitad de la semana», son dos de las opiniones que han compartido desde la Asociación Vecinal Laderas del Benacantil a través de un comunicado.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios