Borrar
La portavoz de Vox, Carmen Robledillo, reunida con el alcalde, Luis Barcala. A.A.
PP y Vox aprueban la reorganización municipal de Alicante con dos coordinadores y seis directores generales

PP y Vox aprueban la reorganización municipal de Alicante con dos coordinadores y seis directores generales

El pleno aprueba los nuevos puestos directivos entre protestas de los sindicatos para implantar la carrera profesional

Jueves, 26 de octubre 2023, 09:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los 18 concejales del Partido Popular y Vox han aprobado en el pleno municipal de octubre la reorganización de la estructura del Ayuntamiento de Alicante con la introducción de dos coordinadores generales y seis directores generales. Estos nuevos puestos tendrán categoría de nivel directivo, con un salario de entre 75.000 a 82.000 euros anuales.

El equipo de gobierno ha llevado de urgencia la aprobación de la nueva estructura municipal después del acuerdo alcanzado entre el Partido Popular y Vox. La formación de Santiago Abascal ha logrado reducir de las diez previstas a seis.

En principio, se nombrarán los dos coordinadores generales y la dirección general de Planeamiento y del Plan de Ordenación Urbana (PGOU), cuyos candidatos ya han sido definidos. Los siguientes puestos directivos se irán cubriendo progresivamente, conforme se evalúe a los candidatos correspondientes y se entienda pertinente su designación.

Las direcciones generales de Servicios Centrales, Medio Ambiente, Cultura y Deportes e Innovación se supeditan a que «se consideren necesarias tras comprobar el funcionamiento de esta nueva estructura organizativa», que persigue «la mejora de la eficacia en la gestión municipal y la atención a los ciudadanos», según ha expresado en el pleno el concejal de Hacienda y Recursos Humanos, Toni Gallego.

Compromís apunta que dos de los nuevos puestos son para «una exconcejal de Ciudadanos y la hija de un exalcalde de Alicante»

El portavoz de Compromís, Rafa Mas, apunta que algunos de los nuevos puestos serán «para una exconcejal de Ciudadanos y la hija de un exalcalde de Alicante», mencionando sin nombrar a Mari Carmen Sánchez y Elisa Díaz. La segunda es funcionaria de carrera.

El debate de este punto ha sido especialmente caliente. La nueva estructura municipal se ha aprobado entre protestas y pitidos de los sindicatos municipales, quienes reclaman la carrera profesional, que ha obligado a detener el desarrollo del pleno.

El acuerdo de PP y Vox incluye, según un comunicado municipal, «que los presupuestos municipales de 2024 deben recoger una partida suficiente para materializar un acuerdo entre el equipo de Gobierno y los sindicatos y la rápida implantación de la carrera profesional de los funcionarios del Ayuntamiento». Todo ello «a instancias de Vox», apuntan.

Fueron las reticencias iniciales de esta misma formación las que obligaron a suspender el pleno extraordinario convocado a principio de mes para aprobar esta nueva estructura municipal. De esta manera, ha obligado al equipo de gobierno a tener unas mínimas negociaciones y concesiones. Es decir, no se ha dejado llevar de primeras, sino que se ha hecho notar.

Resaca de Valencia

¿Un aviso para obligar al PP a incorporarlo al equipo de gobierno como en Valencia? Así lo cree el portavoz de EU-Podem, Manolo Copé, quien ha instado al alcalde a actuar: «Métalos en el equipo de gobierno, que no pasa nada».

Vox se ha defendido atacando a los portavoz de Compromís y EU-Podem. La portavoz municipal, Carmen Robledillo, les ha echado en cara a los de izquierdas «que digan una cosa en la comisión y otra en el pleno». Incluso, le ha mostrado una noticia de TodoAlicante a Copé en la que le mostraba las incongruencias de sus discursos: «Ustedes solo querían rebajar el sueldo de los directores generales».

La portavoz del PSPV-PSOE, Ana Barceló, se ha centrado en la figura del alcalde, Luis Barcala. Le acusa de introducir estas nuevas figuras ante la «incompetencia u otra cosa» para dirigir la ciudad. «No tiene plan ni hoja de ruta para Alicante», le ha expresado Barceló, quien entiende que la nueva estructura municipal revela la «debilidad» del regidor. El presidente del pleno solo ha intervenido tras la intervención de la socialista: «Miente», le ha dicho.

Tras este debate, no exento de polémica por las críticas de Mas a la concejal popular Mari Carmen de España, a quien conminó el alcalde a guardar silencio, se aprobó la nueva estructura municipal con los votos de PP y Vox y en contra de la oposición de izquierdas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios