Borrar
Imágenes de la operación de la Policía Nacional. PN

La Policía desmantela un servicio de cocaína a domicilio en Elche

La organización criminal anunciaba promociones con frases como «precio bomba» u «oferta especial de fin de semana», los clientes la pedían por una app de mensajería y un repartidor la entregaba en moto | Hay seis detenidos y tres de ellos ya han ingresado en prisión

Jueves, 15 de febrero 2024, 12:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La droga viajaba en moto por Elche hasta los domicilios de los clientes. Funcionaba como un 'delivery', pero de sustancias estupefacientes. El consumidor la pedía a través de una app de mensajería y en minutos ya la tenía en casa. Como en cualquier empresa, disponían de ofertas: «precio bomba» u «oferta especial de fin de semana», eran alguna de ellas.

Así operaba una organización criminal dedicada al tráfico de drogas. La Policía Nacional ha detenido a seis presuntos miembros, a los que se les imputa un delito relacionado con el tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico. Con los arrestos, la Policía ha desmantelado el grupo.

Los seis apresados, tres hombres y tres mujeres, de nacionalidades española, argelina y rumana y de entre 24 y 43 años, fueron puestos a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Elche. El juez decretó prisión provisional para los tres varones. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones, según la información facilitada por el Cuerpo.

La investigación comenzó a raíz de diversas informaciones relacionadas con el asentamiento en la localidad ilicitana de un grupo bien organizado y jerarquizado que se estaría dedicando al tráfico de drogas a través de app de mensajería, en el que tras recibir los pedidos se encargaba de preparar la sustancia y de entregársela en mano al consumidor, desplazándose normalmente en una motocicleta.

Dicho grupo de mensajería instantánea funcionaba como un 'telecoca' y lo hacía con gran éxito entre los compradores, ya que con frecuencia solían poner un precio de mercado a la sustancia estupefaciente inferior a sus competidores con lo que atraían a más consumidores. Para ello usaban frases llamativas al estilo «precio bomba» u «oferta especial de fin de semana», dando así salida a gran cantidad de droga en un corto espacio de tiempo.

En un principio ,la investigación se presentaba complicada, ya que la difusión de las ofertas de cocaína se realizaba de unos terminales o contactos a otros, entre grupos inclusive de amigos hasta perder la pista de quien lanzaba el citado anuncio, por lo que era difícil determinar quien se encontraba realmente detrás de este sistema de distribución.

Tras un tiempo de investigación y múltiples dispositivos de vigilancia, los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Policía Nacional de Elche consiguieron averiguar quiénes conformaban el grupo organizado así como los roles que tenían encargados. Mientras unos preparaban las dosis, otros eran los responsables de transportarla en motocicleta y llevarla hasta los consumidores.

La finca de Aspe

Se llevaron a cabo seis registros en los que se intervino diversa variedad de sustancias estupefacientes y se desmanteló un cultivo indoor de marihuana. Con toda la información necesaria, los agentes del caso iniciaron la fase de explotación de la operación y solicitaron autorización judicial para la entrada y registro en seis viviendas investigadas ubicadas en las localidades de Elche y Aspe. Una de ellas se trataba de una finca ubicada en Aspe en la que se encontró un cultivo indoor de marihuana en su interior.

En los registros practicados se intervinieron gran variedad de sustancias estupefacientes, entre ellas 1.650 gramos de cocaína, 224 dosis de cocaína con un peso de 130 gramos, 47 plantas en floración y 10 kilos de cogollos de marihuana preparados para su distribución, así como más de 35.000 euros en efectivo, un taser y dos armas de fuego simuladas de aire comprimido de gran parecido a las reales. Una de ellas imitaba a un subfusil UCI.

Además, fueron intervenidos cuatro coches de alta gama y dos motocicletas, que eran usados para el transporte y distribución de la sustancia estupefaciente.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Policía Nacional en Elche, colaborando en las detenciones la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), especialistas en este tipo de entradas, pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la misma Comisaría.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios