Borrar
Los efectivos del Speis en el interior del local siniestrado A.A
Los acusados de quemar una discoteca en Alicante para estafar al seguro aceptan entre cuatro y seis años de prisión

Los acusados de quemar una discoteca en Alicante para estafar al seguro aceptan entre cuatro y seis años de prisión

La Fiscalía y las defensas de los encausados llegan a un acuerdo de conformidad tras declararse culpables e indemnizar a las víctimas

Viernes, 26 de abril 2024, 17:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ya se conoce la sentencia para los tres acusados de incendiar en enero de 2022 la discoteca Babylonia de Alicante y unas plantas de hotel que funcionaban como club de alterne, ubicados en la calle Jovellanos, frente a la playa del Postiguet.

Los tres encausados son el propietario de la discoteca y el hotel, que arrastraba deudas económicas, el dueño de una peluquería y un empleado de éste, quien confesó ser el autor material del siniestro y al que le pagaron 2.000 euros por hacerlo. Asimismo, un exsocio del dueño de la discoteca se sospecha que huyó del país tras el siniestro.

Los penados han aceptado este viernes penas de entre cuatro y seis años y tres meses de cárcel tras indemnizar a las víctimas y alcanzar un acuerdo de conformidad entre la Fiscalía y sus defensas en el juicio celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Alicante. Además de la privación de libertad, el encausado que provocó el incendio tendrá que abonar una multa de un mes y medio con una cuota diaria de seis euros, mientras que los otros dos acusados pagarán la misma cuota diaria pero durante tres meses.

Hechos probados

Según ha quedado probado, el empresario, que regentaba los negocios desde 2015, comenzó a acumular deudas con proveedores y trabajadores, por lo que dejó de pagar el alquiler. Por ello, junto a otro de los encausados decidió provocar un siniestro en el local para cobrar las correspondientes indemnizaciones de los seguros, cuya cobertura había aumentado en diciembre de 2022.

El fuego lo provocaron en dos fases. En la primera, el empresario, el propietario de la peluquería y el sospechoso huido del país rociaron con gasolina hasta 18 puntos distintos de ambos negocios. Antes de abandonar el edificio, desenroscaron una tuerca de la instalación de gas de la cocina para provocar una fuga.

La noche del 22 de enero de 2023, los penados le indicaron al autor material del incendio cómo debía prender fuego al local. Pasada la medianoche, el joven accedió al interior con las llaves y un soplete que le proporcionaron los otros procesados. Una vez dentro, comenzó a prender fuego a las zonas donde habían echado combustible los otros involucrados y lanzó los bidones de combustible que le dejaron preparados.

Fruto del gas acumulado tras desenroscar intencionadamente la tuerca de la instalación se produjo una explosión pasadas las 1.30 horas. El autor material salió como pudo del local debido a las heridas sufridas tras la deflagración.

Rebaja de condena

El Ministerio Público solicitaba inicialmente penas que oscilaban entre los 12 y los 15 años de prisión por un delito de incendio con peligro para las personas en concurso con un delito de estafa agravada. Además, pedía que abonaran cerca de 240.000 euros a varios perjudicados por los daños ocasionados por el siniestro.

Los encausados han reconocido los hechos al inicio de la vista oral, por lo que el juicio ha quedado visto para sentencia. El propietario de los negocios y el acusado de prender fuego a la gasolina rociada por el local están en prisión preventiva, mientras el dueño de la peluquería salió en libertad bajo fianza de 15.000 euros el pasado julio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios