Borrar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace su entrada a Casa Mediterráneo para el acto de homenaje a los exiliados. Shootori
Sánchez eleva en su visita a Alicante las leyes de la concordia a asunto de Estado

Sánchez eleva en su visita a Alicante las leyes de la concordia a asunto de Estado

El presidente del Gobierno aprovecha el Homenaje a las Víctimas del Exilio en Casa Mediterráneo para cargar contra el «revisionismo histórico» y anuncia que usará «todos los medios del Estado para recurrirlas»

Miércoles, 8 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elevado a la categoría de asunto de Estado las denominadas leyes de concordia que la Comunitat Valenciana tiene en desarrollo y ya han aprobado otras autonomías como Aragón y Castilla y León. «Vamos a recurrir a todos los medios del Estado para recurrirlas», ha manifestado este miércoles en Alicante, en el acto de Homenaje a las Víctimas del Exilio celebrado en Casa Mediterráneo.

Estaba claro que Sánchez iba a referirse a este tema en un marco, además, muy propicio para ello, arropado por descendientes de los exiliados republicanos. El jefe del Ejecutivo ha tachado de «revisionismo histórico» las leyes impulsadas por el Partido Popular y Vox.

Al contrario, «la memoria de nuestros pasado es regeneración democrática», el nuevo objetivo político que se ha propuesto después de sus cinco días de reflexión. Sánchez también ha introducido en su discurso conceptos de bulo o mentira, en este caso, tergiversación: «Las palabras se tergiversan y cambian de signos porque equiparar víctimas con verdugos es contrario a la concordia».

Imagen principal - Sánchez eleva en su visita a Alicante las leyes de la concordia a asunto de Estado
Imagen secundaria 1 - Sánchez eleva en su visita a Alicante las leyes de la concordia a asunto de Estado
Imagen secundaria 2 - Sánchez eleva en su visita a Alicante las leyes de la concordia a asunto de Estado

«Las leyes antimemoria son un ataque y un atentado a nuestra democracia», ha continuado el jefe del Ejecutivo. En un giro dialéctico muy propio del presidente Pedro Sánchez, incluso ha llegado a sentenciar: «Jamás debe usarse la historia como táctica política».

Para, a continuación, criticar que «hay que ser mala persona para no atender las reclamaciones de las víctimas porque no prescriben», algo a lo que culpa a la derecha española.

Sánchez vuelve a dar un giro a la agenda política, justo a pocos días de que se celebren las elecciones catalanas, cuyo resultado político es todavía una incógnita. Como en Cuelgamuros, con la exhumación del dictador Franco o hace pocas fechas al visitar los exámenes forenses a los presos políticos muertos allí.

Por la misma senda le ha seguido el ministro de Política Territorial, Ángel Víctor Torres, quien en su discurso de apertura del acto también ha recordado «el bulo y la mentira de los herederos de quienes les obligaron a huir les pretenden poner en jaque» a los republicanos, en referencia a las ya citadas leyes de concordia.

«Desde el Gobierno no vamos a dejar de hacer lo que nos corresponde, por muchas leyes autonómicas que quieran aprobar, como en la valenciana», ha insistido Torres, quien se ha arrogado la representación de quienes «han estado callados durante mucho tiempo y hoy la España democrática les devuelve la voz».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios