Borrar
Sánchez responde a la portavoz del PP, Cuca Gamarra, durante la sesión de control al Gobierno de este martes en el Congreso EFE
Sánchez usa por primera vez la foto de Feijóo con un 'narco' para orillar el cisma en el Gobierno

Sánchez usa por primera vez la foto de Feijóo con un 'narco' para orillar el cisma en el Gobierno

El PP echa en cara en la sesión de control al presidente que no votara su propia reforma del 'solo sí es sí' en el pleno de la fractura con Podemos

Miércoles, 8 de marzo 2023, 10:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Pedro Sánchez no asistió ayer al debate de toma en consideración de la reforma socialista de la ley del 'solo sí es sí'. De hecho, las únicas componentes del Gobierno de coalición que lo hicieron fueron dos ministras de Podemos, Irene Montero y Ione Belarra. El resto acudió a esa misma hora a la sesión de control en el Senado, pero en su mayor parte, se desplazaron después hasta el Congreso para votar. El jefe del Ejecutivo, no. Y la portavoz del PP en la Cámara baja, Cuca Gamarra, se lo recriminó esta mañana.

En un áspero cruce, horas después de que los populares ayudaran al PSOE a tramitar la norma que ha provocado la mayor fractura entre los socios de la coalición gubernamental en lo que va de legislatura, Gamarra cuestionó el compromiso del presidente con las mujeres. «Con su espantada de ayer no sabemos si quería votar sí con su Gobierno o no con su Gobierno -ironizó- ¿Qué le impidió la rectificación de su ley? Su soberbia. Déjese de propaganda y demagogia».

Sánchez esquivó la estocada y enumeró todas las iniciativas con las que el Ejecutivo ha contribuido, dijo, a mejorar la vida de las mujeres en los últimos años, desde las subidas del Salario Mínimo Interprofesional y las pensiones, a la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad o la recuperación de las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales y el aumento de recursos a la Dependencia. Pero también decidió pasar al ataque.

Por primera vez desde que Alberto Núñez Feijóo se puso al frente del PP, hace poco más de un año, Sánchez recurrió a su antigua amistad con el narcotraficante Marcial Dorado -plasmada en una conocida foto de hace 25 años en la que el expresidente de la Xunta de Galicia aparece junto a él en un yate- para denostarlo. Gamarra venía de sacar a colación el 'caso mediador', por el que tuvo que entregar el acta el diputado socialista Bernardo Fuentes, acusado de participar en una trama de extorsión a empresarios con cocaína y prostitución. Y el jefe del Ejecutivo replicó.

«Ustedes no han digerido que la Justicia les condenó por corrupción, que estas Cortes Generales les censuró por corrupción. Nosotros podemos tener algún polizón en el barco pero cuando eso sucede lo bajamos inmediatamente a tierra. Cuando yo me subo a un barco lo primero que hago es comprobar quién es el patrón -dijo en un comentario cargado de intención-. Y creo que ustedes me entienden».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios