Borrar
Los conductores europeos están convencidos de que son ejemplares al volante F. P.
El 51% de los conductores admite haber insultado a otros

El 51% de los conductores admite haber insultado a otros

Un 22% de conductores en España participa en reuniones telefónicas de trabajo mientras está al volante, según el Barómetro de conducción responsable Casi 9 de cada 10 conductores europeos superan el límite de velocidad en algunos kilómetros por hora

Canal Motor y Patxi Fernández

Miércoles, 15 de mayo 2024, 07:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El 89 % de los conductores europeos que han tenido o han estado a punto de tener un accidente, o cuyo ser querido ha fallecido o ha resultado gravemente herido en un accidente de tráfico, han mejorado su comportamiento al volante (95 % de los conductores españoles).

El 22% de los conductores en España participa en reuniones telefónicas de trabajo mientras está al volante, el mismo porcentaje cuando se trata de ejecutivos, directivos y profesionales intelectuales, según los resultados del XIV Barómetro de la conducción responsable, de la Fundación VINCI Autoroutes.

Esta encuesta anual, realizada por Ipsos a 12.413 personas en once países europeos, pone de relieve que el 88% de los conductores españoles afirma tener miedo a las conductas agresivas de otros conductores y el 51% admite haber insultado a otros usuarios de la carretera.

El estudio sostiene que el 63% pita a los conductores que les molestan; el 28% se pega deliberadamente al vehículo de un conductor que les molesta sin respetar la distancia de seguridad; y el 22% se baja de su vehículo para enfrentarse a otros conductores.

Los conductores europeos están convencidos de que son ejemplares al volante: El 97 % cita al menos un adjetivo positivo para describir su propia actitud en la carretera (95 % de los conductores españoles): la gran mayoría se consideran vigilantes (75 %; 71 % en España), tranquilos (58 %; 67 % en España) y hasta corteses (29%; 21 % en España ). Solo unos pocos admiten estar estresados (11 %; 8 % en España). Sin embargo, casi nunca se ven a sí mismos como agresivos (3 %; 3 %), peligrosos (1 %; 1 %en España ) o irresponsables (1 %; 1 %).

Protegidos por el interior del coche, algunos conductores admiten actuar de forma diferente cuando están al volante. Por ejemplo, el 14 % (14 % de los españoles) de ellos sienten que ya no son realmente la misma persona y que se sienten más nerviosos, impulsivos o agresivos que en la vida cotidiana. El 19 % de ellos se siente «como si estuviera en una burbuja» y presta menos atención a los demás (36 % en España). Más de 1 de cada 7 conductores llega a afirmar que, en la carretera, «sálvese quien pueda» (15 %; 9 % en España).

Aunque las normas de circulación están concebidas para proteger a los conductores y a todos los usuarios de la carretera, una gran mayoría de conductores las incumplen en nombre de la «libertad» inmediata, sin tener en cuenta las posibles consecuencias para su seguridad y la de los demás

Respecto al incumplimiento de las normas de circulación, el 80% de los conductores españoles afirma superar en algunos kilómetros por hora el límite de velocidad indicado; el 47% afirma no respeta las distancias de seguridad; y el 50% circula por el carril central de la autopista o autovía incluso si el derecho está libre. Además, un 40% reconoce que adelanta por la derecha.

Asimismo, el estudio indica que el 67% de los conductores españoles asegura que utiliza su smartphone o programa el sistema de navegación GPS mientras conduce y el 59% habla por teléfono mientras está al volante. Otro 50% de los conductores dice que utiliza el Bluetooth para realizar llamadas.

Las distracciones peligrosas para la conducción

El 51 % de los europeos considera la falta de atención como una de las principales causas de accidentes de tráfico mortales en general, en primer lugar por delante de la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas y después del exceso de velocidad (los españoles sitúan la falta de atención en el puesto 1).

Sin embargo, el 84 % de los conductores admite que a veces aparta la vista de la carretera durante más de 2 segundos (79 % en España), es decir, a 130 km/h, el equivalente a conducir al menos 72 metros «a ciegas».

De los que hablan por teléfono, el 16% afirma que ya ha tenido o ha estado a punto de tener un siniestro por utilizar el teléfono al volante y el 79% de los encuestados asegura que, a veces, desvía la mirada de la carretera durante más de dos segundos.

En relación con la somnolencia, el 25% de los conductores españoles señala que conduce sintiendo cansancio. De estos, el 40% ha tenido la impresión de cabecear mientras conduce frente al 24% de los conductores en general; un 19% ha tenido un accidente o ha estado a punto por dormirse al volante frente al 13% de los conductores en general; y el 36% jamás se detiene para echarse una siesta frente al 39%.

Sobre el consumo de alcohol y drogas, el estudio revela que un 12% de los hombres españoles de entre 25 y 34 años ha conducido superando la tasa legal de alcoholemia y sintiendo los efectos del alcohol en su estado físico o en su percepción, frente al 8% de los conductores en general. Y el 12% de los hombres de entre 25 y 34 años ha conducido después de fumar cannabis frente al 4% de los conductores en general.

Además, el 31% de los encuestados que afirman haber conducido bajo los efectos del alcohol también lo han hecho después de fumar cannabis. El 31% de los conductores que se han puesto al volante en estado de embriaguez han tenido o han estado a punto de tener un accidente relacionado con este exceso.

Finalmente, el 94% de los españoles que ha tenido o ha estado a punto de tener un accidente, o cuyo ser querido ha fallecido o ha resultado gravemente herido ha mejorado su comportamiento al volante. De ellos, el 90% dice estar más atento en la carretera; el 87% respetar más estrictamente las normas de circulación; y el 35% se estresa más cuando se pone al volante.

Más información

Según Bernadette Moreau, Delegada general de la Fundación VINCI Autoroutes «el retrato de los europeos al volante que se desprende de esta última edición del Barómetro de la conducción responsable refleja una sociedad dividida entre el temor al aumento de la violencia, también en la carretera, y la dificultad para todos, sea cual sea su edad, de tomar medidas para reducirla. Respetar las normas de circulación, ser consciente de las consecuencias de nuestros actos para nosotros mismos y para los demás, resistirse a la impulsividad y al individualismo son formas de combatir la violencia vial y la violencia en general».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios