Borrar
Miguel de las Cuevas, rodeado de jugadores rivales. T. A.
El penúltimo baile de Miguel de las Cuevas

El penúltimo baile de Miguel de las Cuevas

El veterano jugador alicantino busca el tercer ascenso de su carrera con el Orihuela para volver a pisar el Rico Pérez la próxima temporada

Lucas V. Belmar

Alicante

Jueves, 30 de mayo 2024, 12:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Miguel de las Cuevas cumplirá 38 años en menos de un mes pero está con la ilusión de un chaval. El motivo es que se encuentra a las puertas de lograr el tercer ascenso de su carrera, esta vez con el Orihuela. El conjunto escorpión defiende en Barakaldo el 3-1 logrado en la ida con un gol del alicantino, a quien su entrenador (Sergi Guilló) dosifica porque sabe que marca diferencias.

De las Cuevas es prácticamente el único jugador de su generación que sigue en activo y mantiene muy vivo el gusanillo de la competición. Alejado de los focos, disfruta en Los Arcos porque tiene sangre oriolana en las venas por parte de su abuelo. Para Miguel, este posible ascenso con el equipo escorpión es un nuevo regalo del fútbol y lo tiene demasiado cerca como para dejarlo escapar.

Si el Orihuela sube a Primera RFEF, De las Cuevas volverá a pisar el Rico Pérez el curso que viene y reconoce que eso le hace mucha ilusión. Herculano de formación y alicantino de corazón, se marchó jovencísimo al Atlético de Madrid tras celebrar el ascenso a Segunda División con el Hércules de Juan Carlos Mandiá en 2005. Miguel tenía entonces 19 años y disfrutaba del fútbol con sus compañeros y amigos Sisi, Vicente Verdejo, Sergio Mora y Nano, entre otros. «Éramos muy jóvenes para asimilar todo», recuerda el mediapunta cuando se le recuerda el ascenso ante el Alcalá y la locura que se desató en Alicante.

De las Cuevas estuvo cerca de volver al Hércules en diferentes etapas, pero las operaciones nunca se concretaron y recorrió toda España en una carrera larga y exitosa en el fútbol profesional. Una grave lesión en un partido de pretemporada le cerró las puertas de la élite en el Atlético de Madrid, pero después se consolidó en Primera División con un años memorables en el Sporting de Gijón y Osasuna. Tras una breve experiencia en el Spezia Calcio italiano, regresó a España para seguir dando guerra.

Antes de llegar al Orihuela, militó cinco temporadas seguidas en el Córdoba, donde es un referente y su familia echó raíces. De las Cuevas ronda los 550 partidos como profesional en España y ahora tiene los cinco sentidos puestos en defender el 3-1 logrado en Los Arcos para poder festejar un nuevo ascenso en Barakaldo. Será el penúltimo baile de este alicantino que sigue apasionado por el fútbol.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios