Borrar
Esade ha elaborado un informe en el que analiza el coste de acceso a la escuela concertada. Miriam Gil Albert
Un estudio revela que los colegios concertados en Alicante piden cuotas de 600 euros anuales a las familias

Un estudio revela que los colegios concertados en Alicante piden cuotas de 600 euros anuales a las familias

Los centros niegan esos cobros «ilegales» y defienden su oferta pese a la «infrafinanciación»

Pau Sellés

Alicante

Miércoles, 24 de abril 2024, 19:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hasta un 82% de los colegios concertados en la provincia de Alicante y el resto de la Comunitat cobran de media a las familias 597 euros anuales en concepto de cuotas, pagos que «son ilegales en teoría pero habituales en la práctica». Así lo indica un estudio elaborado por la institución de educación superior Esade bajo el título 'El coste de acceso a la escuela concertada en España: las cuotas que pagan las familias y sus causas'.

El documento revela que la Comunitat presenta una relación «positiva» entre el cobro de cuotas y el resultado económico (especialmente en la ESO), una gran importancia del tamaño de centro para entender las dinámicas de cobro de cuotas y una proporción elevada de centros con infrafinanciados (casi un 40%) con cuotas bajas que viven situación precaria a nivel financiero.

Noticia relacionada

Según Esade, los centros de la Comunitat con más de 500 alumnos muestran un cobro unánime de cuotas en la ESO y casi total en Primaria (92%), porcentajes que duplican los que presentan los centros más pequeños de menos de 100 alumnos en cada etapa, de los cuales apenas cobran cuotas un 52% y un 42% respectivamente.

Por otra parte, y según el estudio, el 30% de los centros alicantinos no cobran cuotas, un porcentaje que varía poco en las diferentes etapas educativas, de los que cerca de la mitad son centros que estarían en una situación de infrafinanciación (resultado económico antes de cuotas y gastos no concertados inferior a 200 € por alumno).

Entre los centros que sí que cobran cuotas, la razón fundamental para ellos es financiar sus gastos no concertados (30%-33%), seguido por estar en una situación de infrafinanciación (23%-30%) y, por último, por motivos de diferenciación, signaling o beneficio económico (12%-17%). 

El estudio pone de manifiesto que, a día de hoy, «no hay gratuidad universal para acceder a la escuela concertada» en España. Además, la concertada, en comparación con la pública, escolariza en una proporción mucho menor al alumnado de renta baja y origen migrante, lo cual «daña significativamente la igualdad de oportunidades y la equidad, uno de sus objetivos fundamentales».

Entre las razones por las cuales los centros educativos cobran cuotas, el estudio identifica tres situaciones posibles: centros infrafinanciados que cobran cuota para sobrevivir; centros adecuadamente financiados que cobran cuotas para hacer frente a gastos no concertados (esto es, partidas de gasto no contempladas por las administraciones educativas y que permiten ampliar los servicios ofertados); y centros bien financiados que cobran cuota por diferenciación o beneficio económico.

Aportaciones «voluntarias»

A propósito del estudio publicado por Esade, las escuelas concertadas han negado públicamente que cobren a las familias cuotas «ilegales», y defienden que trabajan «con total transparencia» para ofrecer a sus alumnos y alumnas «una formación de calidad» a pesar de la «infrafinanciación» que sufren.

La secretaria autonómica de Escuelas Católicas Comunitat Valenciana, Vicenta Rodríguez, ha aseverado a Europa Press que «la enseñanza ofrecida es estos centros es gratuita», y ha puntualizado que algunas familias «hacen aportaciones voluntarias para favorecer el desarrollo del colegio».

En la misma línea, ha hecho notar que cada año se presentan las cuentas al consejo escolar para que se vea cuánto es el dinero que se recibe de la administración y en qué se gasta. «Somos absolutamente transparentes», ha remarcado.

Las escuelas católicas denuncian que desde el año 2009 llevan recibiendo la misma cantidad del Consell al no revisarse la cuantía del módulo de concierto

En este punto, esta portavoz ha llamado la atención sobre la «infrafinanciación» de estos centros, que desde el año 2009 llevan recibiendo la misma cantidad al no revisarse la cuantía del módulo de concierto.

Ha incidido en que la partida es insuficiente para hacer frente a todos los gastos, a las exigencias que tienen las empresas titulares como la eficiencia energética o los sistemas de protección de datos, o poder subir el salario a los miembros del personal de administración y servicios (PAS).

Finalmente, ha señalado que ya han trasladado tanto al 'president' de la Generalitat, Carlos Mazón, como al conseller de Educación, José Antonio Rovira, la necesidad de actualizar un módulo que está «absolutamente desfasado». «Trabajaremos para que se pueda aumentar en el curso 2025 y en posteriores», ha finalizado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios