Borrar
Alumnos de primaria a las puertas de un centro educativo. EFE
El distrito único escolar despierta recelos en docentes y familias: «No queremos que los colegios se conviertan en guetos»

El distrito único escolar despierta recelos en docentes y familias: «No queremos que los colegios se conviertan en guetos»

Colectivos de Alicante defienden el criterio de proximidad en la admisión, y alertan que su infravaloración podría provocar la masificación de algunos centros y la eliminación de plazas en otros

P. Sellés

Alicante

Lunes, 4 de diciembre 2023, 07:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«La libertad de elección de los padres no debe estar acotada al barrio o a la zona donde viven». Así respondía recientemente el conseller de Educación, José Antonio Rovira, al ser cuestionado por la aplicación del distrito único escolar, un plan que el Consell tiene previsto aplicar a partir del próximo curso y para el que ha lanzado una consulta pública.

La pretensión de este modelo de zona única es que el criterio de proximidad -que junto al de tener hermanos escolarizados en el mismo centro es el más determinante en el proceso de admisión- tenga un menor peso. Con el actual distrito sectorizado, los alumnos que residen más cerca de un determinado centro tienen prioridad para matricularse en el mismo respecto a los que residen más alejados.

La medida todavía está por perfilar, aunque las asociaciones de padres recelan del resultado final de la misma. Es el caso de la Confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la Comunidad Valenciana (Covapa), cuya presidenta, Sonia Terrero, conmina al conseller Rovira a que presente ante la comunidad educativa sus planer para ese distrito único.

«De entrada rechazamos esa unificación, por eso pedimos una reunión con Educación para que nos expliquen sus pretensiones. Queremos saber en qué podría favorecer a los padres y alumnos; conocer los pros y los contras», apunta Terrero.

La portavoz de Covapa teme que la unificación pueda provocar la «marginación» de algunos colegios o su conversión en «guetos», ya que al no primar el criterio de proximidad, las cifras de escolarización podrían llegar a ser muy desiguales entre centros. «Nos exponemos a que haya centros públicos masificados y que otros tengan que eliminar plazas por falta de alumnos».

Otras de las preocupaciones de la entidad que representa a las ampas de la Comunitat tiene que ver con el transporte. «Hay familias que se podrían quedar sin plaza en el colegio de su barrio, y eso alteraría completamente el sistema de transporte escolar subvencionado. Desconocemos cómo afectará el distrito único a las familias que no disponen de medios para el transporte de sus hijos».

La postura de los directores de Infantil

Entre los directores de centros escolares también hay voces críticas con el distrito único. Es el caso de Ginés Pérez, director del CEIP La Almadrava de Alicante y miembro de la asociación de directores de Infantil y Primaria, quien tilda de «falaz» la libertad de elección que el Consell asegura defender quitando peso al criterio de proximidad para la admisión.

«La única libertad de elección de centro es la que viene determinada por las plazas disponibles»

Ginés Pérez

Director del CEIP La Almadrava de Alicante

«La única libertad de elección es la que viene determinada por las plazas disponibles en cada centro», según expuso Ginés recientemente durante una jornada convocada por La Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic d'Alacant, y en la que también se aludió a la «falta de planificación» a la hora de establecer el mapa de infraestructuras educativas en la ciudad de Alicante. En ese sentido, y según la directora del CEIP Óscar Esplá, Ainhoa Alite, es un «error que el Ayuntamiento se base en los datos de natalidad para proyectar centros educativos».

Para Alite, la aplicación de ese criterio «no tiene en cuenta la matrícula 'viva' o sobrevenida de aquellas familias que vienen de otros países», tal y como había ocurrido coyunturalmente tras la Guerra de Ucrania. «La solución podría no ser necesariamente la creación de colegios al uso, sino de centros donde pudiera alternarse la educación Primaria o la Formación Profesional con el paso de los años y de acuerdo a las necesidades del curso».

Ismael Vicedo, portavoz de la La Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic d'Alacant, también se posiciona en contra del distrito único, y considera que su aplicación puede tener un efecto de «distorsión» en la realidad educativa de una ciudad: «Caemos en el riesgo de que se altere la cohesión social de los jóvenes, alejándolos del barrio donde tienen su entorno».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios