Borrar
Cultivo de Almendros. Asaja
La sequía eleva las pérdidas de los cultivos de secano alicantinos hasta los 22 millones de euros
Agricultura

La sequía eleva las pérdidas de los cultivos de secano alicantinos hasta los 22 millones de euros

El olivar, el almendro y la uva para el vino son los más afectados por las bajas precipitaciones

Viernes, 28 de junio 2024, 07:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Junio ha dado un respiro a la agricultura. La segunda semana del mes ha saciado parcialmente la sed de la provincia, que se enfrenta a lo que es hasta la fecha el año hidrológico más seco de su historia. La escasez de lluvia está haciendo estragos en el campo, que ve como la falta de agua es un problema para la supervivencia de cultivos emblemáticos en el territorio.

Se trata del olivar, el almendro o la uva para el vino. Todos ellos tienen en común que son cultivos de secano, una tipología muy empleada en las comarcas del interior de la provincia de Alicante. La falta de precipitaciones ha provocado grandes pérdidas a los agricultores, quienes han perdido gran parte de sus cultivos.

Desde La Unió Llauradora cuantifican en 22 millones de euros las pérdidas provocadas por la sequía en este tipo de cultivos, además de afectar la sequía al 29% de la cosecha de almendros, olivares, uva de vinificación y uva de mesa, sin contar por el momento la cereza. En cuanto a las comarcas más afectadas son el Vinalopó Medio y Alto, con un 7%.

La asociación asegura que el alemendro es el peor parado en esta sequía, con pérdidas de casi 30 millones de euros y el 42% de los daños en toda la Comunitat, seguido de la uva de vinificación con 24,2 millones de euros y el 34% de daños, el olivar con 13,5 y 19% y la uva de mesa de la Marina Alta, con 1,6 millones de euros.

El estudio realizado por La Unió prevé que la cosecha de almendra para esta campaña arrastre una merma del 62%, mientras que el descenso del olivar puede llegar hasta el 78%. Caso crítico es el de la uva de mesa Moscatel de la Marina Alta, donde se perderá el 90% de los cultivos.

Desde La Unió expresan que «las lluvias de las últimas semanas simplemente han sido un respiro, pero los daños y pérdidas en muchos casos son ya irreversibles» y piden a las administraciones «compensaciones» para los agricultores afectados.

Y es que más de la mitad de hectáreas cultivadas en la Comunitat son de secano, siendo el olivar, el almendro y la uva los principales cultivos, representando el 93% de todo el secano, unas 264.098 hectáreas en todo el territorio.

El organismo reitera en un comunicado «la necesidad de establecer ayudas extraordinarias para los productores de la Comunitat en este tipo de cultivos» y solicita a la Conselleria de Agricultura que establezca, con carácter de urgencia, «una ayuda excepcional y directa a las explotaciones agrícolas de olivar, uva de vinificación, almendros, cereales de secano y uva de mesa».

Pérdidas millonarias

En cuanto al total de pérdidas que se esperan, estas ascienden hasta los 73 millones de euros para los productores de la Comunitat, siendo Valencia la más afectada, con daños del 55% y pérdidas de casi 39 millones de euros, seguida de Alicante y Castellón, esta última con pérdidas de 11,5 millones de euros y el 16% del total de daños.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios