Borrar
Interior de la Bolsa de Madrid. Ep
La prudencia se impone y el Ibex pierde los 9.300 puntos

La prudencia se impone y el Ibex pierde los 9.300 puntos

El selectivo cede un 0,4% con los inversores alejándose de los activos de riesgo a la espera del pacto por el techo de deuda en EE UU

Clara Alba

Madrid

Martes, 23 de mayo 2023, 18:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Prudencia en las Bolsas europeas después de que la reunión del lunes entre demócratas y republicanos para ampliar el techo de deuda en EE UU acabase sin acuerdo. Aunque el mercado descuenta que un pacto de última hora para evitar el impago llegará, las tensas negociaciones no están sentando nada bien en un momento en el que, además, la macro empieza a flojear.

Con este telón de fondo, el Ibex-35 cedió un 0,4% hasta los 9.267 puntos, con Amadeus liderando la parte baja de la tabla con una caída del 2,1%, seguido de Inditex (-1,8%) y Fluidra (-1,6%). Al frente de los números verdes, (+2,36%), Merlin (+2,21%), Bankinter (+1,51%), Telefónica (+1,11%), Solaria (+1,09%) y CaixaBank (+1,09%).

Respecto a las negociaciones para evitar que el Tesoro estadounidense entre en una situación de impago, el mercado no descarta que la situación se extienda más allá del 1 de junio, algo que podría introducir cierta tensión en las Bolsas a corto plazo. Sobre todo tras las subidas acumuladas en lo que va de año que han derivado en un proceso de consolidación notable.

«Los volúmenes de contratación están siendo muy bajos, lo que demuestra una actitud por lo menos prudente de muchos inversores, que prefieren mantenerse al margen del mercado a la espera de acontecimientos», indican desde Link Securities.

Todo dependerá del avance del acuerdo en Washington. La propia presidenta del Tesoro, Janet Yellen, remitió ayer una carta al presidente de la cámara de Representantes, Kevin McCarthy, en la que indicaba que «es altamente probable que el Tesoro no pueda seguir cumpliendo todas las obligaciones del Gobierno si el Congreso no ha actuado para elevar o suspender el límite de deuda a principios de junio y, potencialmente, tan pronto como el 1 de junio».

La presión desde el organismo que comanda la que fuera presidenta de la Reserva Federal (Fed) es más que palpable. Yellen recuerda que la experiencia de otras ocasiones -en las que las conversaciones sobre este asunto también se estancaron- demuestran «que esperar hasta el último momento para suspender o elevar el tope de gasto pueden causar graves perjuicios a la confianza de empresas y familias, así como aumentar los costes de financiación a corto plazo y afectar de manera negativa al 'rating' de EE UU».

«Si el Congreso fracasa en aumentar el límite de endeudamiento, causaría dificultades severas a las familias, dañaría nuestro liderazgo global y cuestionaría nuestra capacidad de defender nuestros intereses de seguridad nacional», añade en la misiva.

A la espera de lo que suceda, los inversores también recibieron el martes nuevas referencias económicas que apuntan a cierta debilidad y prudencia. En concreto, se publicó el índice PMI compuesto de mayo, que fue peor de lo esperado al bajar hasta los 53,4 puntos, desde los 54,1 de abril.

La mayor debilidad de este indicador, que refleja cómo evoluciona la actividad económica, se centra en el sector industrial, con el PMI manufacturero cayendo con fuerza a los 44,6 puntos, frente a los 46 anticipados por el mercado. La cifra se aleja ya mucho de los 50 puntos que sirven para separar expansión (por encima de 50) de contracción (por debajo de 50).

Mientras, en el mercado de materias primas, el barril de crudo Brent cotizaba en 77,33 dólares, un 1,7% más que la jornada anterior, pero aún en niveles moderados. Por su parte, el West Texas estadounidense se situaba en 73,44 dólares.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios