Borrar
Estación de ITV en Benidorm T.A
Reversión ITV | La calma tras la tormenta llega y el primer día de las reversiones comienza sin problemas

Arranca sin incidencias la gestión pública en las ITV de Benidorm, Alcoi, Villena y Torrevieja

La Vega Baja contará con sus dos estaciones principales tras llegar a un acuerdo con las empresas concesionarias | Alicante y Elche serán las próximas en revertir el 3 de marzo

Lunes, 27 de febrero 2023, 12:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras meses y meses de incertidumbre, se puede decir que este lunes 27 de febrero la reversión de las estaciones de ITV se ha completado. Al menos una parte, puesto que el resto no pasarán a manos de la Generalitat hasta el 3 de marzo. Las primeras en dar el paso de la gestión privada a la pública lo hicieron el pasado viernes, aunque ha sido este lunes cuando se ha hecho efectiva.

Alcoi, Benidorm, Torrevieja y Villena han sido las elegidas en la provincia. Cuatro estaciones que pertenecían a otras tantas empresas gestoras y que ahora se encuentran bajo el mismo paraguas, el de la Sociedad Valenciana de ITV, la compañía pública dependiente de la conselleria de Economía que se encargará del mando de este servicio.

Las estaciones tuvieron que cerrar durante el fin de semana debido al protocolo de traspaso de instalaciones y servicio, en el que personal de la Generalitat acudió a firmar el acta de inspección técnica antes de recibir las diferentes estaciones.

Un proceso que ha acreditado definitivamente una reversión a la que le ha costado carburar, pero que la última semana se ha puesto las pilas con el lanzamiento de la web de citas previas de Sitval (el nombre de la marca de este servicio público), un tema que preocupaba sobremanera por la negativa de las empresas concesionarias a seguir dando fechas.

Pues bien, la jornada de este lunes ha comenzado con 'calma chicha'. Las estaciones de la provincia han abierto sin problemas ni colas. Con total normalidad. El servicio ha pasado de privado a público sin problemas, aunque, eso sí, los hubo en un principio.

Fin al culebrón: ITV para la Vega Baja

Ya decía Miguel Hernández en sus versos aquello de 'agua para la Vega Baja o viene la perdición'. Pues bien, las peticiones del poeta se han quedado en eso, peticiones, pero al menos su tierra si contará con un servicio que amenazaba con desaparecer y afectar a unos 300.000 conductores: el de las ITV.

El culebrón de las ITV de Redován y Orihuela ha llegado a su fin y se ha alcanzado un acuerdo entre Generalitat y empresas. Ambas sociedades firmaron un contrato de alquiler el pasado jueves en la sede del Consell. Una firma sobre la bocina que ha permitido salvar el servicio en ambas concesionarias.

La reversión ha empezado con total calma y sin colas a primera hora

Y es que el problema venía dado por su imposibilidad de ser revertidas. Las estaciones operadas por Itevebasa y Punto Iteuve tenían licencias emitidas por el Ministerio de Industria, previas a las concedidas por la Generalitat en el 97, por lo que las instalaciones no pertenecían a la Administración.

Parecía que no se podría llegar a un acuerdo debido al modelo requerido por la Generalitat y a la imposibilidad, por el decreto, de que coexistiesen dos modelos de negocio: público y privado. Finalmente, una de las opciones que más fuerza tomaban se hizo realidad y ambas empresas han firmado un contrato de alquiler de instalaciones.

Con ello se ha podido salvar el servicio para la Vega Baja y se mantendrán unidades móviles claves como la de Novelda o Pilar de la Horadada. Esta ha sido la principal razón por lo que las estaciones de Redován y Orihula han sido las únicas dos que, a pesar de revertir el pasado 24 de febrero, han operado con total normalidad el fin de semana, siguiendo sus turnos habituales.

Coches pasando la ITV en la estación móvil de El Campello A.C

Las ITV móviles, otro problema

Si alguien pensaba que los primeros días no habían traído problemas , estaba equivocado. Ya avisó el gerente de las ITV, Josep Albert Quilis, que los primeros días localidades como Calp, El Campello o Santa Pola se quedarían sin el servicio temporalmente.

Desmontar la carpa y volver a montar la propia es el principal motivo por el que Sitval, el servicio público de ITV, tendrá que esperar en estos municipios.

Algo que no ha gustado a más de uno. El alcalde de El Campello, Juanjo Berenguer, ha criticado la decisión que se hará efectiva el 1 de marzo y afectará a un servicio que «funcionaba bien», y que esto obliga a los «campelleros a desplazarse a otros municipios a pasar la ITV».

Comienza así el nuevo servicio público de la Generalitat, que lo asume tras 25 años de gestión privada. Las próximas estaciones que darán el salto a esta nueva vida serán las de Alicante y Elche.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios