Borrar
Prototipo de estas botas robóticas. Panter
Las botas robóticas con sello alicantino llegarán al mercado en dos años
Innovación

Las botas robóticas con sello alicantino llegarán al mercado en dos años

La UMH, Inescop y la empresa de Callosa de Segura Panter han desarrollado un calzado que reduce la fatiga y funciona mediante un exoesqueleto

Lunes, 5 de febrero 2024, 13:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unas botas robóticas que funcionan con inteligencia artificial. Puede parecer lo último de una película de ciencia ficción pero, la realidad, es que este calzado ha sido creado en Alicante. Se trata de un exoesqueleto que se acopla a el calzado profesional y que permite reducir la fatiga de los equipos de emergencia, como bomberos, y que podría estar listo para comercializarse en un par de años.

Se trata del proyecto EXOEPI, financiado por la Agencia Valenciana de Innovación (AVI) y coordinado por la directora de I+D del Centro de Innovación del Calzado (Inescop), Francisca Aran, y el catedrático del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández (UMH), Nicolás García. Una iniciativa que cuenta con la participación de la empresa de Callosa de Segura Panter, centrada en calzado de seguridad.

Este calzado robótico facilita la movilidad y reduce la fatiga en entornos «exigentes y estresantes», explican desde la empresa. Este avance de las botas están centradas en los servicios de emergencia. De hecho, han sido desarrolladas junto con bomberos del Parque de San Vicente, para así acercarse aún más a su realidad.

Los resultados han demostrado que este calzado funciona y permite una reducción del consumo de oxígeno entre un 13% y 15% en marchas exigentes con un peso de 15 kilogramos. «Estos resultados prometedores sugieren que una disminución de este tipo puede correlacionarse con una reducción de la fatiga», explica el investigador de la UMH, quien incide en que mejora «la intervención de los equipos de emergencia y reduce el riesgo de accidentes o lesiones».

Durante el proceso de desarrollo de esta tecnología, los investigadores colaboraron directamente con bomberos, recopilando información, analizando el tipo de calzado que utilizan y el peso que cargan en sus intervenciones.

De hecho, durante las pruebas se realizó un «estudio exhaustivo» del pie para personalizar la forma de las botas y de esta manera priorizar su comodidad, además de asegurar que sean resistentes al fuego y al agua, tanto el calzado como los materiales del exoesqueleto.

Funcionamiento y últimos pasos

La clave de estas botas, según resaltan desde el proyecto, es que son capaces de operar de manera «completamente autónoma», ya que se elimina la necesidad de supervisarlas «constantemente». Los usuarios podrán centrarse plenamente en la tarea, sin preocuparse por este robot que llevan puesto en los pies.

Además, estas zapatillas están equipadas con baterías intercambiables que permiten «una gestión eficiente de la energía» y cuentan con pulsadores de ajuste del nivel de asistencia, lo cual hace posible «su adaptación a las diferentes necesidades y situaciones, garantizando una mayor flexibilidad y personalización».

El último paso del proyecto es encontrar aprobación para ser comercializado. Las botas aún se encuentran en proceso de aprobación de una normativa específica para este tipo de sistemas robotizados. Desde la empresa aseguran que se están estableciendo «contactos con comités de certificación y normalización a nivel europeo para desarrollar estas normas». Un proceso que podría demorarse un par de años, tiempo que los investigadores esperan que «las botas estén listas para entrar en el mercado cumpliendo los estándares requeridos».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios