Borrar
En primer término, el consejero delegado del Banco Sabadell, César González. durante la presentación de datos de la entidad. David Zorrakino / Europa Press
Banco Sabadell trata de aislarse del ruido sobre el cambio de sede para disfrutar de su 'momento dulce'

Banco Sabadell trata de aislarse del ruido sobre el cambio de sede para disfrutar de su 'momento dulce'

La entidad bancaria trabaja este 2024 con un euríbor del 3,3 % y ahondará en su estrategia digital para seguir creciendo en su base de clientes

Ana Jover

Alicante

Jueves, 1 de febrero 2024, 18:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los resultados históricos de Banco Sabadell, y del resto de entidades financieras, los ha definido su consejero delegado, César González Bueno, como un «momento dulce». El responsable ha argumentado durante cerca de dos horas esta idea, pero a pesar de ello, no ha pedido evitar que las reiteradas y habituales preguntas por la sede salieran a flote.

«Ha habido muchas conversaciones, pero no hay nada nuevo» han sido sus primeras palabras que posteriormente se ha visto obligado a matizar. González Bueno ha explicado que se refería a políticos y medios y, a partir de ahí, las cuestiones han llegado al punto de que ha tenido que echar mano de la ironía «Me tendrán ustedes que torturar y aún así dudo que me saquen de la contestación».

«No es el momento procesal», ha acabado diciendo el consejero delegado en su comparecencia ante los medios. Para algunos, su negativa ha sido menos rotunda que, en otras ocasiones, y para otros, no hay cambios, porque lo que sí ha dejado claro que el Sabadell no tiene un plan de contingencia ante un posible contexto político. La entidad ha tratado, pues, de aislarse de un runrún reiterativo desde que saliera de Barcelona y fijara su sede en Alicante.

Desde octubre de 2017, el banco ha tenido que hacer frente a esta cuestión que se ha reabierto en innumerables ocasiones. El acuerdo de Junts con el PSOE para respaldar a Pedro Sánchez y el anuncio de incentivar y/o castigar los regresos de las empresas catalanas que salieron tras el 'procés' reactivó el debate.

En digital y por encima de los objetivos

Independientemente de una cuestión que es capital, especialmente para las haciendas barcelonosas y alicantinas, las cifras del Sabadell han replicado el esquema del resto de entidades a lo largo de esta semana: récord de beneficios. Mañana presentará resultados CaixaBank.

Además de los datos, tanto el consejero delegado como el director financiero Leopoldo Alvear, han puesto en orden unas cifras «excelentes» y sobre todo, han valorado positvamente dos aspectos: el crecimiento de captación de clientes con su apuesta de cuenta corriente digital y los buenos resultados que están dando la estrategia de revisión anual.

«Estamos preparados para crecer. Tiene que aumentar la demanda», ha apuntado González Bueno. Para el responsable, hay una «demanda embolsada» en el rango familiar y de empresa «pendiente de ser atendida». «Es previsible que se reactive», aunque «no lo vemos», en clara referencia al crédito y, especialmente, al hipotecario.

Un momento de la presentación de resultados del Sabadell.
Un momento de la presentación de resultados del Sabadell. T.A.

La visión negativa o al menos, neutra, del Sabadell provoca que la entidad trabaje de cara a 2024 con un euríbor del 3,3 % a la espera de los movimientos que todos el sector desea, pero que no se termina de dar ni por parte del Federal y del Banco Central Europeo.

Sobre el primer punto, hay que tener en cuenta que Sabadell ha mostrado una actitud «proactiva» en la captación de clientes vía propuesta digital. El resultado es un crecimiento y, sobre todo, una redistribución de la balanza de clientes. «El digital supone el 60 % de nuestra base de crecimiento», ha subrayado el consejero.

El atractivo de dar -con condiciones- un 2 % de interés de manera indefinida se va a mantener y la entidad ha dejado para el ámbito «táctico» periodos extra al 6 %.

En definitiva, el «momento dulce» se ha visto con el cumplimiento de objetivos y con el planteamiento de una revisión anual de los mismos. Ante la pregunta qué queremos hacer, César González ha puesto el acento en varios puntos. Desde una «coyuntura más favorable a la prevista», a una morosidad más sana, pasando por una satisfacción en el estado del TSB, el que fuera gran lastre para el grupo Sabadell.

En la banca de empresa, las propuestas han sido más verticales y han permitido cerrar 2023 más positivo en este campo. La proactividad comercial y el acercamiento en la gestión han posibilitado el «aumento de la reducción de costes de riesgos». El riesgo de morosidad ha bajado un total de 37 millones y ha sido clave la redución en el saldo de dudoso cobro (134 millones).

Otro año récord y acercamiento con Economía

«Hace tres años había preocupación. Ahora hay confianza y orgullo de pertenencia», ha concluido el consejero. Ante unos resultados así, el Banco Sabadell espera otro buen final para 2024 y uno de los primeros en notarlo será el accionista. El reparto de dividendos va parejo con 340 millones para recapitalizar ( 6 % de la bursátil) y que darái mayor valor al actual accionariado.

En este contexto un último apunte a destacar es el acercamiento con Economía y el sucesor de Nadia Calviño. González Bueno ha confirmado que existe un buen ambiente tras todo el revuelo que supuso la creación del nuevo impuesto para la banca.

El Banco Sabadell pagó el ejercicio pasado 156 millones en concepto de 'tasa' y, el director financiero ha explicado que se imputarán a esta anualidad 190 millones pertenecientes a 2023.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios