Borrar
El regulador presiona para cerrar la fusión entre UBS y Credit Suisse

El regulador presiona para cerrar la fusión entre UBS y Credit Suisse

Las entidades reúnen a sus respectivos consejos de administración para analizar la operación

Clara Alba

Madrid

Sábado, 18 de marzo 2023, 09:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Fin de semana frenético en las oficinas de la banca suiza. En el momento de escribir estas líneas, UBS y Credit Suisse mantenían reunidos a sus respectivos consejos de administración para analizar una posible fusión –más bien una compra– como herramienta para atajar la crisis. Todo apunta a que el acuerdo se cerraría esta misma madrugada, con el objetivo de anunciarlo antes de que el lunes abran los mercados y evitar así una nueva debacle en las cotizaciones del sector.

Los rumores de la operación vienen gestándose desde hace días. Pero ninguno de los dos bancos se había atrevido todavía a dar el primer paso. Por un lado, UBS necesita una fuerte garantía del banco central para llevar a cabo sin riesgos la operación para hacerse con su principal competidor.

Por otro, los principales accionistas de Credit Suisse se habían mostrado reacios a perder el control de la entidad, abogando en un principio por salir adelante solos, con la venta de algunas unidades de negocio.

Sin embargo, la fuga de depósitos y las bruscas caídas en Bolsa de esta semana precipitaron la llamada a filas de las cúpulas directivas de las dos entidades por parte del banco central de Suiza. El supervisor ha presionado de forma palpable a UBS para llevar a buen puerto la operación, única vía –a su juicio– para evitar la caída de Credit Suisse, sobre todo tras confirmar un salvavidas de hasta 50.000 millones para la entidad.

Todo se aceleró a media tarde de este sábado, cuando el diario 'Financial Times' publicó que BlackRock había planteado su propia oferta para competir con UBS. Aunque horas después se desmintió la información, el regulador redobló la presión para evitar que Credit Suisse acabe cayendo en manos de la gestora estadounidense.

Incertidumbre

El gran temor de las autoridades durante todas estas jornadas ha sido que Credit Suisse está considerado como un banco sistémico. Así que no se pueden permitir su caída, que a su vez generaría abultadas pérdidas a sus bonistas. El caos sería absoluto para un sector que representa el 68% del PIB del país.

No obstante, el encaje de la operación no resulta sencillo, y algunos grandes bancos europeos como Société Générale o Deutsche Bank han preferido estos días salvar la incertidumbre y eliminar toda su operativa con Credit Suisse.

A la espera de conocer los detalles de esta posible fusión, si la misma se realizase al cien por cien, derivaría en una de las instituciones financieras más grandes de Europa –líder en gestión patrimonial– con importancia sistémica a escala mundial. En concreto, UBS mantiene un volumen de activos que supera los 1,1 billones de dólares en balance, mientras que los de Credit Suisse rondan los 575.000 millones de dólares.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios