Borrar
Jaume Masià celebra su victoria en Catar, con la que conquistó el título de Moto3. Ibraheem Al Omari (Reuters)
Jaume Masià se proclama campeón de Moto3 en Catar
GP de Catar

Jaume Masià se proclama campeón de Moto3 en Catar

El piloto valenciano se aseguró el título de la categoría pequeña desde lo alto del podio tras una tensa lucha con su rival, Ayumu Sasaki

Jesús Gutiérrez

Madrid

Domingo, 19 de noviembre 2023, 15:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El motociclismo español celebró su 59ª título en la noche de Lusail con un soberbio Jaume Masià que lo logró desde lo alto del podio. La carrera fue tensa como casi siempre en Moto3, pero con más toques de los habituales entre los pilotos que se estaban jugando el campeonato. Y es que llegaban cinco con opciones matemáticas, aunque solo el valenciano podía sellarlo en Catar y el único que realmente podía ponerle en apuros era Ayumu Sasaki.

La batalla empezó muy pronto, en la segunda vuelta, cuando Masià metió la moto sin contemplaciones a Sasaki, que lideraba la prueba. Ambos se salieron de la trazada y perdieron varias posiciones. Un toque que se repitió en la sexta vuelta, de manera calcada, y que provocaba que Dirección de Carrera mandara una advertencia al valenciano, que tenía que correr los últimos diez giros con amenaza de sanción. Pero el japonés no se quedó con los brazos cruzados y una vuelta después pasaba también muy agresivo a Masià, que levantaba la mano pidiendo la misma amonestación que no llegó. «Mi intención era seguir dándole caña. Tenía unas ganas increíbles, pero al final me han calmado, aunque él seguía haciendo también el guarro, así que me ha parecido muy injusto», comentaba después el de Algemesí, demostrando que había sido una carrera sin concesiones.

Masià hizo su carrera por delante, incapaz de escaparse porque la larga recta de Lusail hacía que a su rebufo se pegasen sus rivales cuando no le pasaban, con Sasaki siendo la sombra del líder. Y cuando parecía que el título se iba a decidir en Valencia, a tres vueltas del final apareció un invitado inesperado, el compañero de Masià, Raúl Fernández, que le hizo otro adelantamiento al límite al japonés y le dejó descolgado. Por primera vez en toda la carrera, Masià estaba en posiciones para ser campeón.

El valenciano no tenía intención ya de ceder esa primera posición, lo que obligaba al japonés a quedar cuarto para retrasar el alirón. Sin embargo, Sasaki no pasaba de la sexta posición y dejaba el título en manos de Masià, que no completaba una vuelta final sin errores y celebraba desde lo más alto del podio un título merecido, y que iba con recado: «Al final, les joda o no, ha ganado un español». El de Algemesí, a sus 23 años y su sexta temporada en Moto3, es campeón del mundo de la cilindrada pequeña.

El título de la perseverancia

Acostumbrados últimamente a los niños prodigio de Moto3 que desde el primer día ya están llamando a la puerta del campeonato, a Jaume Masià Vargas (Algemesí, Valencia. 31/10/2000) le ha costado seis temporadas conseguir el título de su vida. Todo un veterano de la categoría a sus 23 años, en una parrilla donde la mayoría de sus rivales no llegan ni a veinteañeros. Era su última oportunidad en la categoría pequeña, ya que desde hace meses tiene firmado su salto a Moto2, así que quería despedirse a lo grande de una cilindrada que hasta ahora le había dado más disgustos que alegrías.

Y eso que en su primera carrera del Mundial llamó mucho la atención. Era el año 2017 y todavía competía en el campeonato de España. Le llamaron para sustituir al sudafricano Darryn Binder en Austria, una pista que no conocía de nada, y estuvo peleando por el podio hasta el final. Esa carrera marcó su trayectoria y un año después estaba compitiendo desde la primera cita del año en el Mundial de Moto3. En 2019, en Argentina, lograba su primera victoria y ya se empezaba a hablar de Masià como un contendiente al título. Pero aunque todos los años partía en la terna de favoritos, no conseguía nunca rematar la faena: sexto en 2020, cuarto en 2021, otra vez sexto en 2022… y la última oportunidad en 2023.

La temporada no comenzaba de la mejor manera y cuando llegaba al ecuador del campeonato era quinto a 52 puntos del liderato. Parecía que el título se le iba a resistir un año más, pero un espectacular tramo final de año desde el GP de Cataluña, ganando tres carreras y logrando seis podios, le permitió remontar y llegar a la penúltima prueba con su primera bola de título, que no desaprovechó. Masià se convirtió en Catar en el vigesimoquinto campeón del motociclismo español, que sumó el título número 59 y el cuarto seguido de Moto3, tras los de Albert Arenas, Pedro Acosta e Izan Guevara.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios