Borrar
Concierto de Virtuós Mediterrani en la Concatedral de San Nicolás.. VM
Virtuós Mediterrani estrena el Réquiem de Dvořák en Alicante

Virtuós Mediterrani estrena el Réquiem de Dvořák en Alicante

La orquesta de cámara se alía con la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa para ofrecer su concierto de Cuaresma | Solo se ha interpretado una vez en Madrid y otra en Barcelona

Adrián Mazón

Alicante

Martes, 5 de marzo 2024, 17:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Virtuós Mediterrani suma un nuevo concierto a su cargada agenda. La orquesta de cámara se halla integrada en su totalidad en el seno social de la ciudad. Así lo demuestra con su nueva apuesta musical: el estreno del Réquiem de Antonín Dvořák, en el marco del concierto de Cuaresma que ofrecerá de la mano de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Alicante y con las voces del coro de cámara Patnia de la localidad murciana de San Javier.

Con este concierto, un tanto «particular» debido a las características de las piezas, las tres entidades su unen para conmemorar el 120 aniversario del fallecimiento del compositor checo. Será este viernes 8 de marzo cuando los instrumentos de Virtuós Mediterrani y las cuatro voces de los solistas invitados de Patnia se den cita en la Concatedral de San Nicolás, donde aguardará el fervor de los miembros de la Semana Santa de Alicante.

Dicha obra, el Réquiem de Dvořák, cuenta con numerosas curiosidades a su alrededor. Una de ellas es que, a diferencia de otras partituras de la época con la misma índole como vienen a ser las compuestas por Mozart o Verdi, esta «no estaba relacionada con ninguna motivación personal o extra musical directa» del autor, según revela el director de Virtuós Mediterrani, Gerardo Estrada; sino que vino a ser un encargo del Festival de Birmingham para ser estrenada en 1891, un año después de su término.

Concierto de Virtuós Mediterrani en Valencia.
Concierto de Virtuós Mediterrani en Valencia. VM

Es por ello que el compositor checo concibió «una obra monumental», en la que destaca su sólida estructura basada en la liturgia católica para la misa de difuntos. En ella se incluye la secuencia 'Dies Irae' (días de ira), la cual fue suprimida años después en el Concilio Vaticano II. Este hecho, según detalla Estrada, se debe a «su visión terrible y dramática del juicio final», la cual no iba en concordancia con el enfoque eclesial sobre el regreso a la casa del Padre.

Y es que el propio autor, allá en la última década del siglo XIX, pensó este Réquiem como «una obra sacra de concierto» diseñada para su interpretación en las salas o tempos, pero «por sus titánicas proporciones, nunca para el uso litúrgico». No obstante, su origen «no le resta un ápice de valor espiritual y musical», matiza el director de Virtuós Mediterrani. A lo largo del pentagrama se aprecian «momentos de sumo lirismo» con alguna que otra referencia a la muerte.

El director de Virtuós Mediterrani, Gerardo Estrada.
El director de Virtuós Mediterrani, Gerardo Estrada. VM

Otra de las particularidades de este Réquiem, enmarcado en el estilo romántico de su autor, no ha tenido especial repercusión en las orquestas. «Quizás por sus proporciones hercúleas no exentas de dificultad se pone poco en escena a nivel mundial», lamenta Estrada, quien insiste en que solo ha representado dos veces en España, una en Barcelona y otra en Madrid, según los registros. Eso sí, siempre por parte de artistas checos de gira por la península.

De este modo, el concierto que ofrecerá Virtuós Mediterrani este viernes será «muy recomendable» para los alicantinos, quienes podrán «gozar de una oportunidad única para degustar esta maravillosa obra y poco ejecutada», bajo la interpretación, por primera vez en España y, en concreto, en Alicante, de los músicos de esta orquesta de cámara y del coro Patnia. Entre estos destacan los cuatro solistas del orfeón murciano: Gema Scabal como soprano, Angela Lorite como contralto, Alberto Herranz como tenor y Armando del Hoyo como bajo, todos ellos dirigidos por Gerardo Estrada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios