Borrar
Un bombero trabaja sobre el terreno del incendio. CPB
La sequía condena a Tárbena: un imán para incendios tras un déficit de lluvias del 92%

La sequía condena a Tárbena: un imán para incendios tras un déficit de lluvias del 92%

En los primeros seis meses del año hidrológico se han registrado 49 l/m2, cuando lo normal en este periodo son 649 l/m2, casi 13 veces más que la cifra de este 2024

Lunes, 15 de abril 2024, 12:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El fuego amenaza una vez más a la provincia de Alicante. Esta vez son Tárbena y Xaló las localidades afectadas por un nuevo incendio forestal. Las elevadas temperaturas de estos días, más propias de verano que de mediados de abril, junto con la sequía de la zona, han resultado una mezcla fatídica para la zona.

De hecho, este domingo, día en el que se inició el fuego, se llegaron hasta los 26 grados a las 17 horas de la tarde. Temperaturas «muy altas en la zona de Tárbena para estar a mitad de abril», expresan desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quienes ya han indicado que durante la joranada se alcanzaron marcas «propias de un 10 de junio» en distintos puntos de la provincia.

Al calor se le suma la extrema sequedad del terreno. Las Marinas están atravesando uno de los peores momentos en años y se ha decretado sequía extrema en la zona. En Tárbena se han acumulado desde inicios del año hidrológico tan solo 49 litros por metro cuadrado.

Pero es que lo normal en este periodo de seis meses y medio debería ser 649 litros/m2, lo que resulta un déficit del 92%. El acumulado es 13 veces menor este 2024 que el promedio «normal». Una situación de «extraordinaria anomalía seca», según califica la Aemet.

De hecho, si se compara este paupérrimo balance, con el anterior más seco, los datos siguen siendo alarmantes. Hay que remontarse al año 2013-2014, cuando en estos mismos seis meses y medio se acumularon 226 litros por metro cuadrado, casi 180 l/m2 más que este año hidrológico y 4,6 veces más que un año considerado por la Aemet como «extremadamente seco».

Por el momento el incendio de Tárbena sigue activo y ya ha quemado 600 hectáreas aproximadamente. El fuego ha obligado a desalojar a 180 vecinos de la zona, los cuales se han ido a casas de familiares y amigos, aunque también se ha desplegado una casa con 50 camas en la Casa de la Cultura de la localidad.

Sobre el terreno trabajan ocho medios aéreos (incluidos los dos FOCAS) y 11 dotaciones de los bomberos de Alicante, con tres suboficiales, dos sargentos, seis cabos y 20 bomberos de los parques de Dénia, Benidorm y San Vicente. Junto con ellos se encuentran dos coordinadores forestales, 9 unidades de bomberos forestales y tres helitransportadores, así como un equipo del UME desplegado en el terreno.

Extremo calor

La situación que atraviesa Tárbena es extrapolable a gran parte de las Marinas y el litoral de Alicante, donde la lluvia no ha llegado. Según los datos de precipitación «en gran parte de esta zona no se hha acumulado ni una cuarta parte de lo que sería normal en estos seis meses y medio».

A ello se le suma una temperatura «que no tiene precedentes». Según la agencia meteorológica «es con diferencia el comienzo del año hidrológico más cálido, con una anomalía de 2,3 grados, y un grado por encima del segundo, que fue el año pasado».

«La combinación de ausencia de lluvias y las altas temperaturas que aceleran los procesos de evapotranspiración han dado lugar a suelos extremadamente secos y una vegetación con bajo contenido de humedad», explican desde la Aemet.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios